El kratom y el embarazo: no es una combinación segura

El kratom se promociona como un suplemento seguro, pero, cuando se toma durante el embarazo, se lo ha relacionado con la abstinencia en los recién nacidos.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Es importante que te cuides bien cuando estás esperando un bebé. Es por eso que muchas personas toman vitaminas especiales y, algunas veces, suplementos. Pero kratom podría ser poco saludable para tu bebé.

Kratom es un extracto de hierbas que proviene de las hojas de un árbol de hojas perennes (Mitragyna speciosa) que crece en el sudeste asiático. En los Estados Unidos, el kratom se vende como un suplemento dietético y no está regulado como un medicamento recetado. Sin embargo, tiene efectos secundarios que pueden ser perjudiciales tanto para ti como para tu bebé.

Algunas personas toman kratom para aumentar la energía, reducir el dolor o reducir la ansiedad o la depresión. Algunos creen que el kratom aliviará los síntomas de abstinencia porque el kratom puede causar sentimientos de euforia. Si te sientes cansada o enferma durante el embarazo, el kratom puede parecer una buena manera de aliviar tus síntomas.

Sin embargo, el kratom tiene muchos efectos secundarios, incluso pérdida de peso, náuseas y vómitos, daño hepático, cambios en la micción y estreñimiento. El kratom también puede causar mareos, delirios y convulsiones. Puede suprimir la respiración y provocar un coma y la muerte.

Aún peor, si tomas kratom regularmente durante el embarazo, después del nacimiento tu bebé puede necesitar tratamiento por el síndrome de abstinencia. El síndrome de abstinencia es una forma de dependencia que se desarrolla después del uso prolongado de analgésicos. La sudoración, la inquietud y los temblores son comunes durante el síndrome de abstinencia y pueden durar de varios días a semanas.

En un estudio, las personas que usaron kratom durante más de seis meses experimentaron síntomas de abstinencia similares a los que ocurren después del uso de opiáceos. Un estudio de 2019 de informes a los centros de control de intoxicación arrojó siete casos que involucraban a bebés, cinco de los cuales nacieron con abstinencia debido a que sus madres habían tomado kratom durante el embarazo. Algunas personas que se vuelven dependientes del kratom requieren los mismos medicamentos que se usan para tratar el síndrome de abstinencia de los analgésicos.

Además, es posible una sobredosis de kratom. El tratamiento para una sobredosis de kratom es similar al de una sobredosis de opioides, y las personas experimentan muchos de los mismos problemas de tratamiento. El kratom ha provocado al menos 36 muertes.

Si estás embarazada o quedas embarazada mientras estás tomando kratom, habla con tu médico acerca de cómo dejar de usarlo de manera segura. Kratom presenta riesgos para tu salud y la salud de tu bebé. Tu médico te puede ayudar a encontrar maneras más eficaces de tratar los síntomas del embarazo.

Sept. 14, 2019 See more In-depth