Kratom: no es seguro ni efectivo

Las personas que toman kratom piensan que mejora el humor y reduce la fatiga, pero hay muchas dudas en cuanto a problemas de seguridad y su eficacia.

Si lees novedades sobre salud o visitas tiendas de vitaminas, quizás hayas oído sobre el kratom, un suplemento que se vende como estimulante para la energía, para el humor, para aliviar el dolor, y antídoto contra la abstinencia de los opioides. Pero la verdad sobre el kratom es más complicada, y los problemas de seguridad relacionados con su uso crean preocupación.

El kratom es un extracto de hierbas que se origina de un árbol perenne (Mitragyna speciosa) que crece en el sudeste de Asia. Las hojas de kratom pueden masticarse, y el kratom seco puede tragarse o prepararse en una infusión. El extracto de kratom puede usarse para hacer un producto líquido. La forma líquida con frecuencia se comercializa como tratamiento para el dolor muscular, o para suprimir el apetito y parar los calambres y la diarrea. El kratom también se vende como tratamiento para los ataques de pánico.

Se piensa que el kratom actúa sobre los receptores de opioides. En dosis bajas, el kratom actúa como estimulante, haciendo que los que lo toman sientan más energía. En dosis altas, reduce el dolor y quizás provoque euforia. En dosis muy altas, actúa como sedante, calmando a los que lo toman y quizás dándoles sueño. Algunas personas que practican medicina asiática tradicional consideran que el kratom es un sustituto para el opio.

Algunas personas consumen kratom para evitar los síntomas de la abstinencia de opioides y porque el kratom puede comprarse con más facilidad que los medicamentos con receta.

El kratom también se consume en festivales de música y otros ambientes recreativos. Las personas que consumen kratom para relajarse dicen que lo hacen porque es a base de hierbas, es natural, y es seguro. Pero la cantidad de ingredientes activos en las plantas de kratom puede variar de gran manera, lo que hace difícil calcular el efecto de una dosis dada. Dependiendo de qué haya en la planta, y del estado de salud de la persona que lo consume, tomar kratom puede ser muy peligroso.

Efectos secundarios y preocupación por la seguridad

Aunque las personas que consumen kratom están convencidas de sus propiedades, los investigadores que lo han estudiado creen que sus efectos secundarios y problemas con la seguridad son más que los posibles beneficios. Los centros de toxicología en los Estados Unidos recibieron aproximadamente 1800 informes sobre el consumo del kratom entre 2011 y 2017, incluyendo reportes de muertes. Aproximadamente la mitad de las personas expuestas presentaron efectos negativos, como convulsiones y presión arterial alta. Cinco de los siete bebés que, según se informó, fueron expuestos a kratom presentaron síntomas de abstinencia.

El kratom tiene una variedad de efectos secundarios conocidos, incluyendo:

  • Pérdida de peso
  • Boca seca
  • Náuseas y vómitos intensos
  • Cambios en la orina, y estreñimiento
  • Daño al hígado
  • Dolor muscular

El kratom también afecta la mente y el sistema nervioso:

  • Mareos
  • Somnolencia
  • Alucinaciones y delirios
  • Depresión y delirios
  • Supresión de la respiración
  • Convulsiones, coma, y muerte

El kratom tiene efecto en cinco a 10 minutos, y los efectos duran entre dos y cinco horas. Los efectos del kratom se hacen más potentes cuando aumenta la cantidad ingerida. En los animales, el kratom parece ser más potente que la morfina. Se ha reportado que un bebé amamantado por una madre que tomaba kratom resultó expuesto a la sustancia.

Muchos de los problemas que se presentan con las medicaciones para el dolor ocurren cuando estos medicamentos se toman en dosis altas o durante un período largo de tiempo. No se sabe exactamente cuál es el nivel de kratom que es tóxico para la gente, pero al igual que con los medicamentos para el dolor y las drogas recreativas, es posible consumir una sobredosis de kratom.

La investigación no muestra que sea prometedor

En un momento, algunos investigadores creyeron que el kratom podría ser una alternativa segura para los opioides y otros medicamentos con receta para el dolor. Pero los estudios sobre los efectos del kratom han identificado muchos problemas con la seguridad y la falta de beneficios obvios.

Se ha reportado que kratom provoca una función cerebral anormal cuando se toma con medicamentos con receta. Cuando esto ocurre, quizás tengas un dolor de cabeza intenso, pierdas la capacidad de comunicarte, o te confundas.

En un estudio en que se analizó el kratom como tratamiento para los síntomas de abstinencia de los opioides, las personas que lo tomaron por más de seis meses reportaron síntomas de abstinencia similares a los que se presentan luego de tomar opioides. Además, las personas que toman kratom pueden comenzar a sentir fuertes deseos de tomarlo y necesitar tratamientos que se dan para la adicción a los opioides, como naloxone (Narcan) y buprenorfina (Buprenex).

El kratom también tiene efectos adversos sobre el desarrollo infantil. Cuando se consume kratom durante el embarazo, el bebé quizás nazca con síntomas de abstinencia que necesitan tratamiento.

Además, las sustancias que se fabrican con kratom quizás estén contaminadas con la bacteria salmonella. Desde abril del 2018, más de 130 personas en 38 estados se han enfermado con salmonella después de consumir kratom. La intoxicación con salmonella puede ser fatal, y la Administración de Alimentos y Medicamentos ha asociado más de 35 muertes con kratom contaminado con salmonella. La contaminación con salmonella no presenta signos obvios, así que la mejor manera de evitar enfermarse es evitar los productos que pueden contenerla.

El kratom actualmente no está regulado en los Estados Unidos, y las agencias federales están actuando para combatir las declaraciones falsas sobre esta sustancia. En el interín, lo más seguro es consultar al doctor para encontrar otras opciones de tratamiento.

March 06, 2019 See more In-depth