Tomar suplementos de vitamina D o pasar más tiempo al sol, ¿puede ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia?

Answers from David S. Knopman, M.D.

Es posible. Pero es muy pronto para afirmarlo con seguridad. Hay nuevas investigaciones que sugieren que las personas con bajos niveles de vitamina D en la sangre, una afección que se conoce como deficiencia de vitamina D, son más propensas a tener enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia.

Por ejemplo, un estudio de grandes dimensiones realizado en 2014 y publicado en Neurology (Neurología) mostró que las personas con niveles extremadamente bajos de vitamina D en la sangre tenían una probabilidad de más del doble de tener enfermedad de Alzheimer u otros tipos de demencia en comparación con aquellas con niveles normales de vitamina D. Pero es importante señalar que la asociación entre la deficiencia de vitamina D y el riesgo de demencia es solo observacional en este punto. Es necesario realizar más investigaciones para mostrar la causa y el efecto.

La vitamina D es fundamental para el metabolismo óseo, la absorción de calcio y otros procesos metabólicos del cuerpo. Aún no está claro el rol que desempeña en la función cerebral, la cognición y el proceso de envejecimiento. Algunos estudios sugieren que la vitamina D puede intervenir en diferentes procesos relacionados con la cognición, pero es necesario realizar más investigaciones para comprender mejor esta relación.

La mayor parte de nuestra vitamina D se produce en el cuerpo en respuesta a la exposición a la luz del sol. La vitamina D se encuentra naturalmente solo en algunos alimentos, por ejemplo, los pescados grasos y los aceites de hígado de pescado. Las fuentes alimenticias más importantes de vitamina D son los alimentos fortificados, como la leche, los cereales para el desayuno y el jugo de naranja. Los suplementos de vitamina D también están ampliamente disponibles.

La deficiencia de vitamina D es frecuente en los adultos mayores, en parte porque la capacidad de la piel de sintetizar la vitamina D del sol se reduce con la edad.

Es demasiado pronto para recomendar el aumento de la dosis diaria de vitamina D a fin de intentar prevenir la demencia o la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, mantener niveles saludables de vitamina D no puede ser perjudicial y es posible que rinda otros frutos, por ejemplo, reducir el riesgo de osteoporosis. De acuerdo con el Institute of Medicine (Instituto de Medicina), la dosis diaria recomendada de vitamina D es 600 unidades internacionales (UI) para los adultos menores de 70 años, y 800 UI para los que son mayores de 70 años.

Es necesario realizar más estudios para determinar si la deficiencia de vitamina D es en realidad un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer y la demencia, y si el tratamiento con suplementos de vitamina D o la exposición al sol pueden prevenir o tratar estas afecciones.

With

David S. Knopman, M.D.

May 07, 2015 See more Expert Answers