¿Puede el ejercicio físico prevenir la pérdida de la memoria y mejorar la función cognitiva?

Answers from Jonathan Graff-Radford, M.D.

Posiblemente. El ejercicio ofrece muchos beneficios, como la reducción del riesgo de tener enfermedades cardiovasculares y diabetes, el fortalecimiento de los huesos y los músculos, y la reducción del estrés.

Aparentemente, la actividad física regular también brinda beneficios para el cerebro. Los estudios muestran que las personas que se mantienen físicamente activas son menos propensas a mostrar un deterioro en su salud mental, corren un riesgo menor de padecer la enfermedad de Alzheimer y, posiblemente, tengan una mayor capacidad intelectual entre las personas con deterioro cognitivo vascular.

Hacer ejercicio varias veces por semana durante 30 a 60 minutos puede brindar estos beneficios:

  • Mantener la capacidad de pensar, razonar y aprender en las personas sanas
  • Mejorar la memoria y las habilidades de razonamiento, juicio y pensamiento (función cognitiva) en las personas con enfermedad de Alzheimer leve o deterioro cognitivo leve
  • Retrasar la aparición del alzhéimer en las personas en riesgo de padecer la enfermedad, o enlentecer su evolución

La actividad física parece ser beneficiosa para el cerebro, no solo porque favorece la circulación de la sangre, sino también porque aumenta las sustancias químicas que lo protegen. La actividad física también suele contrarrestar parte de la reducción natural de las conexiones cerebrales que se va produciendo al envejecer.

Hace falta más investigación para saber hasta qué punto aumentar el nivel de actividad física mejora la memoria o lentifica el avance del deterioro cognitivo. De todos modos, el ejercicio regular es importante para mantenerse física y mentalmente en forma.

With

Jonathan Graff-Radford, M.D.

June 13, 2018 See more Expert Answers