Sugerencias para proteger las articulaciones

Comienza poco a poco a aflojar las articulaciones en preparación para el ejercicio si no has estado activo durante un tiempo. Si te exiges demasiado, puedes sobrecargar los músculos y empeorar el dolor articular.

Ten en cuenta estos consejos para comenzar:

  • Mantén el impacto bajo. Los ejercicios de bajo impacto como las bicicletas fijas o reclinadas, las máquinas elípticas o el ejercicio en el agua ayudan a mantener bajo el esfuerzo de las articulaciones mientras te mueves.
  • Aplica calor. El calor puede relajar las articulaciones y los músculos, y aliviar cualquier dolor que tengas antes de comenzar. Los tratamientos con calor —toallas tibias, compresas calientes o una ducha— deben ser tibios o cálidos, no tan calientes que provoquen dolor, y deben aplicarse durante unos 20 minutos.
  • Muévete con cuidado. Primero, mueve las articulaciones suavemente para entrar en calor. Puedes comenzar con ejercicios de amplitud de movimiento durante 5 a 10 minutos antes de pasar a ejercicios de fortalecimiento o aeróbicos.
  • Ve despacio. Haz ejercicio con movimientos lentos y fáciles. Si sientes dolor, descansa. El dolor agudo y el dolor más fuerte que el dolor articular habitual podrían indicar que algo no está bien. Reduce la intensidad si observas hinchazón o enrojecimiento en las articulaciones.
  • Aplica hielo posteriormente. Aplica hielo en las articulaciones durante hasta 20 minutos si es necesario después de la actividad, especialmente si la actividad causó hinchazón de las articulaciones.

Confía en tus instintos y no exijas tus articulaciones más de lo que crees que pueden resistir. Tómalo con calma y aumenta lentamente la duración y la intensidad del ejercicio a medida que avanzas.

No te exijas demasiado

Puedes sentir un poco de dolor después de ejercitarte si no has estado activo durante un tiempo. En términos generales, si sientes dolor durante más de dos horas después de ejercitarte, es probable que te hayas exigido demasiado. Pregúntale al médico sobre el tipo de dolor que es normal y sobre el tipo de dolor que es un signo de algo más grave.

Si tienes artritis reumatoide, consulta con el médico si debes ejercitarte durante las exacerbaciones generales o locales. Una opción es superar el dolor articular exacerbado haciendo solo ejercicios de amplitud de movimiento, a fin de mantener el cuerpo en movimiento, o hacer ejercicios en el agua, que proporciona amortiguación a las articulaciones.

Programas de ejercicios para personas con artritis

Consulta con el médico los programas de ejercicios en tu zona para las personas que sufren artritis. Algunos hospitales, clínicas y clubes de salud ofrecen programas especiales.

La Arthritis Foundation (Fundación para la Artritis) realiza programas de ejercicios para las personas con artritis en muchos lugares de los Estados Unidos. Los programas comprenden clases de ejercicios, en el agua y en el piso, y grupos de caminatas. Para obtener más información, comunícate con la sede local.

Oct. 26, 2016 See more In-depth