Consejos para aliviar el estrés

¿El estrés te está afectando? Intenta algunos de estos consejos para aliviarlo.

Escrito por personal de Mayo Clinic

¿El estrés te frustra o te vuelve irritable? Aliviarlo puede ayudarte a restaurar la calma y serenidad en tu vida caótica. No tienes que invertir mucho tiempo ni pensar mucho respecto a cuáles son estos alivios. Si tu estrés está fuera de control y necesitas un alivio rápido, intenta con alguno de estos consejos.

Haz actividad física

Prácticamente cualquier forma de actividad física puede actuar como un alivio para el estrés. Aunque no seas un atleta, o si no estás en forma, el ejercicio sigue siendo una buena manera de combatir el estrés.

La actividad física activa tus endorfinas y otros neuroquímicos naturales que te hacen sentir bien y mejoran tu sentido de bienestar. El ejercicio también reenfoca tu mente en los movimientos de tu cuerpo, mejorando tu estado de ánimo y ayudando a que las irritaciones del día desaparezcan. Considera caminar, correr, trabajar en el jardín, limpiar la casa, hacer ciclismo, natación, levantamiento de pesas o cualquier otro tipo de actividad.

Come una dieta sana

Comer una dieta sana es una parte importante de cuidarte. Trata de comer una variedad de frutas, verduras, y granos integrales.

Evita los hábitos poco sanos

Algunas personas encaran el estrés consumiendo demasiada cafeína o alcohol, fumando, comiendo demasiado, o consumiendo sustancias ilegales. Estos hábitos pueden afectar tu salud de maneras muy poco sanas.

Medita

Durante la meditación, enfocas tu atención y calmas el torrente de pensamientos poco claros que pueden estar ocupando tu mente y causándote estrés. La meditación puede generar un sentido de calma, paz y equilibrio que benefician tanto tu bienestar emocional como tu salud en general.

La meditación guiada, las imágenes dirigidas, la visualización y otras formas de meditación se pueden practicar en cualquier lugar y en cualquier momento, durante un paseo, en el bus yendo al trabajo, o cuando esperas en el consultorio del doctor.

Ríe más

Tener buen sentido del humor no te va a curar todas las dolencias, pero sí puede ayudar a que te sientas mejor, aun si tienes que obligarte a reír en tu malhumor. Cuando te ríes, no sólo aligeras tu carga mental, sino que también causas cambios físicos positivos en tu cuerpo. La risa activa y después relaja tu respuesta al estrés. Así que intenta leer o contar algunos chistes, ver una comedia o salir con tus amigos divertidos.

Interactúa con otros

Cuando estás estresado e irritable, tu instinto puede ser aislarte en una burbuja. Haz lo contrario: acércate a tu familia y amigos y establece conexiones sociales.

El contacto social es un buen alivio para el estrés porque puede ofrecer distracción, provee apoyo, y te ayuda a tolerar los altibajos de la vida. Entonces, toma un café con un amigo, escribe a un familiar, o visita tu iglesia preferida.

¿Tienes más tiempo? Considera ser voluntario para un grupo de caridad y ayúdate al ayudar a otros.

April 21, 2016 See more In-depth