Postura del niño

La postura del niño ayuda a estirar la espalda y los músculos alrededor de las caderas. En esta postura, arrodíllate y siéntate sobre los talones. Inclínate hacia adelante, mantén los glúteos sobre los talones y apoya la frente sobre el piso. Mueve los brazos de manera que queden junto a las piernas, con las palmas hacia arriba. Inhala y exhala, lenta y profundamente, durante al menos ocho respiraciones.

Si te resulta difícil apoyar la frente en el suelo, intenta con esta variación. Arrodíllate y siéntate sobre los talones con las rodillas ligeramente separadas. Inclínate hacia adelante, dobla los brazos delante de ti en el suelo y apoya la frente sobre los brazos. Inhala y exhala, lenta y profundamente, durante al menos ocho respiraciones.

Si tienes lesiones o si te preocupa hacer ejercicio, consulta con tu proveedor de atención de la salud antes de comenzar un programa de yoga.

Dec. 14, 2019