El ritmo y los desafíos de la vida moderna hacen del manejo del estrés una actividad necesaria para todos.

Identifica tus factores desencadenantes de estrés para poder controlarlo. ¿Qué te enoja, hace sentir tenso, preocupado o irritable? ¿Sientes dolores de cabeza o malestar estomacal sin causa médica aparente con frecuencia? ¿Te resulta difícil concentrarte o tienes problemas para dormir de noche?

Algunos factores de estrés, como las presiones laborales, los problemas de pareja, una agenda ocupada o las preocupaciones financieras, son fáciles de identificar. Recientemente, muchas personas también han tenido que lidiar con problemas relacionados con la pandemia de la COVID-19. Sin embargo, los problemas y las exigencias diarios, como hacer una fila larga o llegar tarde a una reunión, también contribuyen a elevar los niveles de estrés.

Incluso algunas situaciones esencialmente positivas, como casarse o comprar una casa, pueden resultar estresantes. Cualquier cambio en tu vida puede provocar estrés.

Una vez que hayas identificados tus desencadenantes de estrés, piensa en estrategias para lidiar con ellos. Identificar qué puedes controlar y qué no es un buen comienzo. Por ejemplo, si el estrés no te permite dormir de noche, quizás la solución sea sacar la televisión o la computadora del dormitorio y permitir que tu mente se relaje antes de dormir.

En otras situaciones, por ejemplo, cuando el estrés se manifiesta en respuesta a altas exigencias laborales o a la enfermedad de un ser querido, es posible que solo puedas cambiar tu reacción.

No pienses que tienes que resolverlo solo. Busca la ayuda y el apoyo de tu familia y amigos, ya sea que necesites alguien que te escuche, que te ayude a cuidar a los niños o que te dé un aventón al trabajo mientras tu auto está en el taller.

Administra tu tiempo y prioriza tus tareas y compromisos. En lo posible, organiza tu agenda en función de tu tiempo y energía. Descubre qué es lo más importante o qué compromisos puedes rechazar. Deshazte de los compromisos que no sean importantes.

Muchas personas se benefician de ciertas prácticas como respiración profunda, taichí, yoga, meditación, atención plena o pasar tiempo en contacto con la naturaleza. Reserva tiempo para ti mismo. Recibe un masaje, date un baño de espuma, escucha música, baila, ve una comedia, haz lo que sea que te ayude a relajarte.

Mantener un estilo de vida saludable te ayudará a manejar el estrés. Sigue una alimentación saludable, ejercítate con regularidad y duerme lo suficiente. Haz un esfuerzo de manera consciente para pasar menos tiempo frente a una pantalla (televisión, tableta, computadora y teléfono) y más tiempo relajándote.

Evita el consumo de alcohol o drogas ilícitas para manejar el estrés.

El estrés no desaparecerá de tu vida. Asimismo, el manejo del estrés debe ser constante. Sin embargo, prestar atención a las causas de tu estrés y practicar formas de relajación puede contrarrestar algunos de los efectos indeseados del estrés y aumentar tu habilidad de enfrentar desafíos. Puedes reducir tu nivel de estrés, mejorar tu calidad de vida, tu capacidad de concentración, tus relaciones interpersonales y tu autocontrol. Si el estrés empeora, hablar con un profesional de la salud mental puede ayudar.

April 08, 2022

Ver también

  1. Cinco formas de volver a incorporar lo lúdico a tu vida
  2. Un cerebro muy feliz
  3. Tratamientos alternativos para el cáncer: 11 opciones que pueden considerarse
  4. Cómo equilibrar las responsabilidades del trabajo y de la vida
  5. Adoptar una actitud asertiva
  6. Postura de puente
  7. ¿Puede el yoga ayudarme a controlar el estrés del cuidador?
  8. Estrés de las personas encargadas del cuidado
  9. Postura del gato/la vaca
  10. Postura del niño
  11. El estrés y tu salud
  12. Cobra
  13. Lidiar con el estrés laboral
  14. COVID-19 y tu salud mental
  15. ¿El estrés empeora la artritis reumatoide?
  16. Posición de perro que mira hacia abajo
  17. Aliviar el estrés para reducir los síntomas del eccema
  18. Alivia el estrés para reducir las exacerbaciones de psoriasis
  19. Alivio del estrés
  20. El perdón
  21. Grandes expectativas: cómo evitar que creen infelicidad
  22. Dolores de cabeza y estrés
  23. Cómo despejar y ordenar tu espacio puede hacerte más saludable y feliz
  24. Cómo ser feliz
  25. Cómo centrarte en el presente para progresar a largo plazo
  26. Desgaste laboral
  27. Satisfacción laboral
  28. Aprende cómo reducir el estrés al vivir con conciencia plena
  29. Controlar el estrés para mejorar los síntomas de la artritis psoriásica
  30. Masajes
  31. Meditación
  32. Ejercicios de conciencia plena
  33. Postura de montaña
  34. Nueva ansiedad a causa de la escuela
  35. Trastorno de adaptación
  36. Terapia con mascotas
  37. Pensamiento positivo
  38. Yoga prenatal
  39. Técnicas de relajación
  40. Resiliencia
  41. Torsión de columna en posición sentada
  42. Presentación de diapositivas: Posturas de yoga
  43. Apoyo social: aprovecha esta herramienta para ganarle al estrés
  44. Postura de la pinza de pie
  45. Caída del cabello por estrés
  46. El estrés y la presión arterial alta
  47. El estrés y el aumento de peso
  48. Estrés de las fiestas
  49. Cómo prevenir los contratiempos del estrés
  50. Alivio del estrés con la risa
  51. Métodos para aliviar el estrés
  52. Síntomas de estrés
  53. Grupos de apoyo
  54. Taichí
  55. Video de meditación guiada
  56. Taichí
  57. Guerrero 1
  58. ¿Qué es el yoga con calor?
  59. ¿Qué es la reflexología?
  60. Equilibrio en la vida laboral
  61. Yoga