Agua: ¿cuánto tienes que beber todos los días?

El agua es esencial para la buena salud, sin embargo, las necesidades varían según el individuo. Estas pautas pueden ayudarte a garantizar que bebas la cantidad suficiente de líquido.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

¿Qué cantidad de agua deberías tomar por día? Es una pregunta simple que no tiene una respuesta sencilla.

Los estudios establecieron diversas recomendaciones a lo largo de los años. Pero tus necesidades individuales de agua dependen de muchos factores, como tu salud, el nivel de actividad y dónde vives.

No existe una fórmula fija para todas las personas. Pero saber más acerca de las necesidades de líquido de tu cuerpo te ayudará a calcular qué cantidad de agua debes tomar por día.

Beneficios del agua para la salud

El agua es el componente químico principal del cuerpo y representa el 60 por ciento del peso corporal. El cuerpo depende del agua para sobrevivir.

Cada célula, tejido y órgano del cuerpo necesita agua para funcionar correctamente. Por ejemplo, el agua cumple las siguientes funciones:

  • Elimina los desechos a través de la orina, la transpiración y las evacuaciones intestinales
  • Mantiene una temperatura normal
  • Lubrica y amortigua las articulaciones
  • Protege los tejidos sensibles

La falta de agua puede provocar deshidratación, que es una afección que ocurre cuando no tienes suficiente agua en el cuerpo como para llevar a cabo las funciones normales. Incluso una deshidratación leve puede quitarte la energía y hacer que te sientas cansado.

¿Cuánta agua necesitas?

Todos los días pierdes agua cuando respiras, sudas, orinas y evacúas los intestinos. Para que el cuerpo funcione adecuadamente, debes reabastecer el suministro de agua consumiendo bebidas y alimentos que contengan agua.

Entonces, ¿cuánto líquido necesita un adulto promedio y saludable que vive en un clima templado? Las National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine (Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina) determinaron que el consumo diario adecuado de líquido es el siguiente:

  • Aproximadamente 15 1/2 tazas (3,7 litros) de líquido para los hombres
  • Aproximadamente 11 1/2 tazas (2,7 litros) de líquido por día para las mujeres

Estas recomendaciones incluyen los líquidos provenientes del agua, las bebidas y los alimentos. Aproximadamente el 20 por ciento del consumo diario de líquido suele provenir de los alimentos y el resto de las bebidas.

¿Qué sucede con el consejo de beber 8 vasos por día?

Probablemente, te hayan dado el consejo «Bebe 8 vasos de 8 onzas de agua por día». Es fácil de recordar y un objetivo razonable.

La mayoría de las personas saludables se hidratan bebiendo agua y otros líquidos cuando tienen sed. Para algunas personas, menos de ocho vasos por día puede ser suficiente. Sin embargo, otras personas podrían necesitar más.

Factores que influyen en las necesidades de beber agua

Es posible que debas modificar el consumo de líquido total en función de varios factores:

  • Ejercicio. Si practicas alguna actividad que te hace sudar, es necesario que bebas más agua para cubrir la pérdida de líquido. Es importante beber agua antes, durante y después de hacer ejercicio. Si la actividad física es intensa y dura más de una hora, una bebida deportiva puede reemplazar los minerales de la sangre (electrolitos) perdidos a través del sudor.
  • Entorno. El clima cálido o húmedo puede hacerte sudar, y es necesario que bebas más líquido. La deshidratación también puede producirse en altitudes elevadas.
  • Salud general. El cuerpo pierde líquidos cuando tienes fiebre, vómitos o diarrea. Bebe más agua o sigue la recomendación del médico para beber soluciones de rehidratación oral. Otras afecciones que podrían requerir un aumento en el consumo de líquido son las infecciones en la vejiga y los cálculos en las vías urinarias.
  • Embarazo o lactancia. Las mujeres que están embarazadas o amamantando necesitan más líquido para mantenerse hidratadas. La Oficina para la Salud de la Mujer les recomienda a las mujeres embarazadas beber alrededor de 10 vasos (2,4 litros) de líquido por día y a las mujeres que amamantan, alrededor de 13 vasos (3,1 litros) de líquido por día.

Más allá del grifo: otras fuentes de agua

No es necesario que dependas solo de lo que bebes para satisfacer tus necesidades en cuanto al líquido. Lo que comes también aporta una parte importante. Por ejemplo, muchas frutas y vegetales, como la sandía y la espinaca, contienen casi el 100 por ciento de agua por peso.

Además, otras bebidas, como la leche, el jugo y los tés de hierbas, están compuestas principalmente de agua. Incluso las bebidas con cafeína, como el café y las gaseosas, pueden contribuir a la ingesta diaria de agua. Sin embargo, el agua es la mejor opción, porque no tiene calorías, es económica y está al alcance de la mano.

Las bebidas isotónicas solo se deben usar cuando hagas ejercicio intenso durante más de una hora. Estas bebidas ayudan a reponer los electrolitos perdidos a través de la transpiración, al igual que el azúcar que se necesita como energía durante períodos de ejercicio más prolongados.

Las bebidas energizantes no son lo mismo que las bebidas isotónicas. Las bebidas energizantes no suelen estar formuladas para reponer electrolitos. Además, por lo general, tienen un alto contenido de cafeína u otras sustancias estimulantes, azúcar y otros aditivos.

Cómo mantener una hidratación saludable

Tu ingesta de líquidos probablemente sea adecuada si se cumple lo siguiente:

  • Casi nunca sientes sed
  • La orina es incolora o de color amarillo claro

Un médico o un dietista matriculado pueden ayudarte a determinar la cantidad diaria de agua adecuada para ti.

Para prevenir la deshidratación y asegurarte de que el cuerpo tenga el líquido que necesita, haz que el agua sea tu bebida preferida. Es una buena idea hacer lo siguiente:

  • Bebe un vaso de agua u otra bebida sin calorías o de bajas calorías con cada comida y entre las comidas.
  • Bebe agua antes, durante y después del ejercicio.
  • Si tienes hambre, toma agua. A veces, la sed se confunde con el hambre.

Si bien es poco frecuente, tomado demasiada agua también es posible. Cuando los riñones no pueden eliminar el exceso de agua, el contenido de sodio en la sangre se diluye (hiponatremia), lo que puede poner en riesgo la vida.

Los atletas, especialmente los que participan en entrenamientos largos e intensos, o en eventos de resistencia, corren mayor riesgo de sufrir hiponatremia. Sin embargo, en general, beber demasiada agua es poco frecuente en los adultos sanos que siguen una dieta estadounidense promedio.

Nov. 20, 2018 See more In-depth

Ver también

  1. La dieta MIND puede reducir el riesgo de padecer enfermedad de Alzheimer
  2. 3 diet changes women over 50 should make right now
  3. Tres cambios clave en la nueva etiqueta de información nutricional
  4. Hábitos alimentarios saludables
  5. Reduce el consumo de azúcar en tu dieta
  6. Frutos de asaí
  7. Azúcar agregada
  8. Consumo de alcohol
  9. Agua alcalina
  10. ¿Las bebidas energizantes son realmente eficaces?
  11. Edulcorantes artificiales y otros sustitutos del azúcar
  12. El trastorno del espectro autista y los síntomas digestivos
  13. ¿Tienes malos hábitos alimentarios en el trabajo? Vuelve a encaminarte en 5 pasos simples
  14. ¿Cuál es el mejor aceite para cocinar?
  15. Pautas alimentarias 2015-2020
  16. ¿Buscas aumentar los niveles de calcio sin productos lácteos? ¡Es posible!
  17. Nutrición para la lactancia: consejos para las mamás
  18. Cafeína: ¿qué cantidad es excesiva?
  19. ¿La cafeína es deshidratante?
  20. Calorie calculator
  21. El rol de la alimentación y el ejercicio en la prevención de la enfermedad de Alzheimer
  22. ¿Los alimentos con cereales integrales reducen la presión arterial?
  23. Carbohidratos
  24. Tabla de alimentos con alto contenido de fibra
  25. Colesterol: Los principales alimentos que mejorarán tus niveles
  26. Agua de coco: ¿bebida saludable o estafa de marketing?
  27. El café y la salud
  28. La alimentación y la vejiga hiperactiva
  29. Refresco dietético: ¿cuánto es demasiado?
  30. Grasas alimenticias
  31. Fibra dietética
  32. Nopal
  33. ¿La soya repercute en el riesgo de padecer cáncer de mama?
  34. No te dejes engañar por estos 3 mitos sobre la salud del corazón.
  35. No pierdas la cabeza por el agua de coco
  36. Haz opciones de bocadillos saludables
  37. ¡Come más de estos nutrientes clave!
  38. Huevos: ¿aumentan el colesterol?
  39. Bebidas energizantes
  40. Gramos de grasa
  41. Para mantener la salud intestinal, alimenta las bacterias buenas
  42. Fibra: ¿soluble o insoluble?
  43. El pescado y los bifenilos policlorados
  44. Incorpora más fibra a tu dieta
  45. Alimentos para una piel saludable
  46. Beneficios del jugo de uva para la salud
  47. ¿Es saludable el chocolate?
  48. Un corazón saludable de por vida: Evitar enfermedades del corazón
  49. Consejo de alimentación saludable: no olvides la fibra
  50. Jarabe de maíz con alto contenido de fructosa
  51. Dietas con alto contenido de proteínas
  52. El alcohol durante las fiestas: cuatro maneras de beber de manera más inteligente
  53. Peso durante las fiestas: cómo mantenerlo, no aumentarlo
  54. Recipientes de comida comprada
  55. ¿Hay algo más para la hidratación aparte del agua?
  56. Lo que debes saber antes de consumir jugos
  57. Jugos
  58. Depresión y alimentación
  59. Limita el consumo de grasas malas, un mordisco a la vez
  60. Haz que las etiquetas para los alimentos sean tus nuevas mejores amigas
  61. Glutamato monosódico
  62. Los AGMI
  63. Multigrano frente a grano integral
  64. ¿Necesitas un bocadillo? Dales una oportunidad a los frutos secos.
  65. ¿Necesitas más fibra? Sigue estos 3 pasos
  66. Etiqueta de información nutricional
  67. Reglas de nutrición que potenciarán tu entrenamiento
  68. Los frutos secos y tu corazón: comer nueces para la salud cardíaca
  69. Omega-3 en el pescado
  70. Ácidos grasos omega 6
  71. Fenilalanina
  72. Apuesta a lo seguro cuando le lleves comida a un ser querido que está internado
  73. Proteínas: fuentes saludables para el corazón
  74. Planes para una alimentación saludable
  75. Agua cruda: ¿moda arriesgada?
  76. Reduce el consumo de azúcar
  77. Alimentos saludables
  78. Control de las porciones
  79. Planificación de comidas saludables
  80. Dieta con alto contenido de fibra
  81. La alimentación social puede ser saludable y agradable
  82. Sodio
  83. Sodio: mira más allá del salero
  84. Stevia
  85. Agua del grifo o agua mineral: ¿Cuál es mejor?
  86. Taurina en las bebidas energizantes
  87. ¿Es hora de reducir el consumo de cafeína?
  88. ¿Es momento de reducir el consumo de sal?
  89. Grasas trans
  90. Peso insuficiente: suma libras de manera saludable
  91. ¿Quieres una cena más saludable? La ciencia dice que cambies el espacio donde comes
  92. Alimentos funcionales
  93. ¿Qué alimentación es adecuada después de una ileostomía?
  94. ¿Qué es la alimentación limpia?
  95. ¿Qué se considera un consumo moderado de alcohol?
  96. ¿Cuál es la diferencia entre exprimir y licuar?
  97. ¿Por qué importa la alimentación después de una cirugía bariátrica?
  98. ¿Haces ejercicio? Recuerda beber
  99. Yerba mate