¿Tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) aumenta mi riesgo de sufrir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular?

Respuesta de Rekha Mankad, M.D.

Sí. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES), es decir, medicamentos habitualmente usados para tratar el dolor y la inflamación, pueden aumentar el riesgo de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Es importante tomar solamente la dosis que necesitas durante el menor tiempo posible para limitar el riesgo de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Tomar AINES una vez cada tanto o durante un breve período de tiempo, por ejemplo, para ayudar con el dolor ocasionado por una lesión, generalmente conlleva solo un pequeño riesgo.

Los AINES se encuentran disponibles como medicamentos de venta libre o con receta, e incluyen el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), el naproxeno sódico (Aleve, Anaprox, otros), el diclofenac sódico (Voltaren, Solaraze, otros) y el celecoxib (Celebrex). Se necesitan más investigaciones para determinar si algunos AINES presentan mayor o menor probabilidad de aumentar estos riesgos que otros.

Si bien la aspirina es un tipo de AINES, no parece estar relacionada con un mayor riesgo de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

No queda claro por qué los AINES aumentan el riesgo de sufrir ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares, pero probablemente se deba a que los AINES afectan distintos procesos en el cuerpo.

Si tomas AINES y tienes una enfermedad cardiovascular o corres un gran riesgo de padecerla, es posible que exista un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular que en el caso de una persona que tome AINES pero no tenga una enfermedad cardiovascular. Sin embargo, incluso las personas que no padecen una enfermedad cardiovascular y que toman AINES pueden correr un mayor riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

Para ayudar a aliviar el dolor muscular o articular, considera probar otros tratamientos, por ejemplo, compresas calientes o frías o fisioterapia, antes de usar AINES. Tu médico puede sugerirte otros medicamentos como alternativas a los AINES. Por ejemplo, el médico puede recomendar que uses paracetamol (Tylenol, otros) para el alivio general del dolor, el cual no aumenta el riesgo de ataques cardíacos.

Si necesitas tomar un AINES, toma la dosis mínima posible durante el menor período de tiempo necesario. Pero debes tener en cuenta que pueden producirse efectos secundarios graves apenas transcurridas las primeras semanas de uso de un AINES, y el riesgo puede aumentar conforme más uses un AINES. Tomar AINES en dosis más elevadas también puede aumentar el riesgo de un ataque cardíaco o de un accidente cerebrovascular.

Si necesitas tomar AINES durante un período prolongado o si tienes una enfermedad cardiovascular, habla con tu médico. El médico puede analizar qué AINES resultaría más adecuado en tu caso y si te puede recomendar otros medicamentos.

Si tomas aspirina para evitar un ataque cardíaco, habla con tu médico antes de tomar AINES. Algunos AINES pueden interactuar con la aspirina y afectar su capacidad de ayudar a prevenir un ataque cardíaco.

Si tomas un AINES y observas signos o síntomas de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, por ejemplo, dolor en el pecho, falta de aire, debilidad en una parte del cuerpo o un lado del cuerpo, o balbuceo repentino, procura atención médica de inmediato.

Muchas personas, en general, pueden tomar AINES para tratar el dolor, la fiebre y la inflamación. Sin embargo, debes recordar que puede haber un mayor riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. Además, lee detenidamente las instrucciones de la etiqueta antes de tomar AINES y úsalos según las instrucciones. Habla con tu médico si tienes preguntas sobre los AINES.

With

Rekha Mankad, M.D.

Sept. 21, 2018 See more Expert Answers