¿Tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) aumenta mi riesgo de sufrir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular?

Respuesta de Rekha Mankad, M.D.

Sí. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES), es decir, medicamentos habitualmente usados para tratar el dolor y la inflamación, pueden aumentar el riesgo de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Es importante tomar solamente la dosis que necesitas durante el menor tiempo posible para limitar el riesgo de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Tomar AINES una vez cada tanto o durante un breve período de tiempo, por ejemplo, para ayudar con el dolor ocasionado por una lesión, generalmente conlleva solo un pequeño riesgo.

Los AINES se encuentran disponibles como medicamentos de venta libre o con receta, e incluyen el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), el naproxeno sódico (Aleve, Anaprox, otros), el diclofenac sódico (Voltaren, Solaraze, otros) y el celecoxib (Celebrex). Se necesitan más investigaciones para determinar si algunos AINES presentan mayor o menor probabilidad de aumentar estos riesgos que otros.

Si bien la aspirina es un tipo de AINES, no parece estar relacionada con un mayor riesgo de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

No queda claro por qué los AINES aumentan el riesgo de sufrir ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares, pero probablemente se deba a que los AINES afectan distintos procesos en el cuerpo.

Si tomas AINES y tienes una enfermedad cardiovascular o corres un gran riesgo de padecerla, es posible que exista un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular que en el caso de una persona que tome AINES pero no tenga una enfermedad cardiovascular. Sin embargo, incluso las personas que no padecen una enfermedad cardiovascular y que toman AINES pueden correr un mayor riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

Para ayudar a aliviar el dolor muscular o articular, considera probar otros tratamientos, por ejemplo, compresas calientes o frías o fisioterapia, antes de usar AINES. Tu médico puede sugerirte otros medicamentos como alternativas a los AINES. Por ejemplo, el médico puede recomendar que uses paracetamol (Tylenol, otros) para el alivio general del dolor, el cual no aumenta el riesgo de ataques cardíacos.

Si necesitas tomar un AINES, toma la dosis mínima posible durante el menor período de tiempo necesario. Pero debes tener en cuenta que pueden producirse efectos secundarios graves apenas transcurridas las primeras semanas de uso de un AINES, y el riesgo puede aumentar conforme más uses un AINES. Tomar AINES en dosis más elevadas también puede aumentar el riesgo de un ataque cardíaco o de un accidente cerebrovascular.

Si necesitas tomar AINES durante un período prolongado o si tienes una enfermedad cardiovascular, habla con tu médico. El médico puede analizar qué AINES resultaría más adecuado en tu caso y si te puede recomendar otros medicamentos.

Si tomas aspirina para evitar un ataque cardíaco, habla con tu médico antes de tomar AINES. Algunos AINES pueden interactuar con la aspirina y afectar su capacidad de ayudar a prevenir un ataque cardíaco.

Si tomas un AINES y observas signos o síntomas de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, por ejemplo, dolor en el pecho, falta de aire, debilidad en una parte del cuerpo o un lado del cuerpo, o balbuceo repentino, procura atención médica de inmediato.

Muchas personas, en general, pueden tomar AINES para tratar el dolor, la fiebre y la inflamación. Sin embargo, debes recordar que puede haber un mayor riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. Además, lee detenidamente las instrucciones de la etiqueta antes de tomar AINES y úsalos según las instrucciones. Habla con tu médico si tienes preguntas sobre los AINES.

With

Rekha Mankad, M.D.

Sept. 21, 2018 See more Expert Answers

Ver también

  1. Dolor abdominal
  2. Tratamiento de la angina de pecho: stents, medicamentos y cambios en el estilo de vida. ¿Cuál es óptimo?
  3. Trastornos de ansiedad
  4. Análisis de sangre para enfermedades cardíacas
  5. 4 formas de evitar un ataque cardíaco
  6. ¿Realidad o ficción? Desmentir los mitos de los ejercicios y la alimentación para prevenir enfermedades cardíacas y factores de riesgo
  7. La salud del corazón en números
  8. Enfermedad cardíaca en las mujeres
  9. Mayo Clinic: los riesgos de sufrir un ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular durante las vacaciones
  10. Una nueva vía al corazón
  11. Programa de Cardiología del Deporte
  12. Suplementos de calcio: ¿Un factor de riesgo de ataque cardíaco?
  13. ¿Las vitaminas pueden ayudar a prevenir los ataques cardíacos?
  14. Cateterismo cardíaco
  15. Reanimación cardiopulmonar: primeros auxilios
  16. Terapia de quelación para las enfermedades del corazón: ¿funciona?
  17. Radiografías de tórax
  18. Controla tus porciones y controlarás tu peso
  19. Angiografía coronaria
  20. Enfermedad de las arterias coronarias
  21. Enfermedad de las arterias coronarias: ¿angioplastia o cirugía de bypass?
  22. Cirugía de bypass de la arteria coronaria
  23. Terapia diaria con aspirina
  24. Mareos
  25. Stents liberadores de fármacos
  26. Disnea
  27. Electrocardiograma en Mayo Clinic
  28. Ecocardiograma
  29. Fracción de eyección: ¿Qué mide?
  30. Electrocardiograma (ECG)
  31. Transpiración excesiva
  32. Ayuno: ¿Puede mejorar la salud del corazón?
  33. Cansancio
  34. Flu Shot Prevents Heart Attack
  35. Vacunas contra la influenza y enfermedad cardíaca
  36. Four Steps to Heart Health
  37. Carne de res alimentada con pastura
  38. Alimentación saludable: De a uno por vez
  39. Healthy Heart for Life!
  40. Un corazón saludable de por vida: Evitar enfermedades del corazón
  41. Ataque cardíaco
  42. Ataque cardíaco
  43. Prevención de los ataques cardíacos: ¿debo evitar el humo de cigarrillo que inhalo de otros fumadores?
  44. Síntomas de ataque cardíaco
  45. Heart Attack Timing
  46. Enfermedad cardíaca
  47. Enfermedad cardíaca en las mujeres
  48. Dieta saludable para el corazón: 8 pasos para prevenir enfermedades del corazón
  49. ¿Ardor de estómago o dolor en el pecho?
  50. Infographic: How heart-healthy people can suffer a heart attack
  51. Interval Training
  52. Menús para una alimentación saludable para el corazón
  53. Náuseas y vómitos
  54. Uso de niacina para aumentar tu colesterol HDL (colesterol “bueno”)
  55. Los frutos secos y tu corazón: comer nueces para la salud cardíaca
  56. Omega-3 en el pescado
  57. Ácidos grasos omega 6
  58. Polipíldora: ¿sirve para tratar la enfermedad cardíaca?
  59. Proteínas: fuentes saludables para el corazón
  60. Seudoaneurisma: ¿qué lo causa?
  61. Agrega pescado a tu menú
  62. El vino tinto, los antioxidantes, y el resveratrol
  63. Humo de segunda mano
  64. Dificultad para respirar
  65. Ataque cardíaco asintomático
  66. Trastornos del sueño
  67. Sodio: espabílate
  68. Prevención de la enfermedad cardíaca
  69. Prueba de esfuerzo
  70. Symptom Checker
  71. Efectos secundarios de la terapia con testosterona: ¿cuáles son los riesgos para el corazón?
  72. Infographic: The blueprints to your heart
  73. Enfoques integradores para el tratamiento del dolor
  74. Estrategias de cambios en el estilo de vida para el control del dolor
  75. Nutrición y dolor
  76. Rehabilitación del dolor
  77. Enfoques de tratamiento del dolor mediante el autocuidado
  78. Tratamiento del dolor: atención médica convencional
  79. Tratamiento del dolor: descripción general
  80. Comprender el dolor
  81. Video: El corazón y el sistema circulatorio
  82. ¿La deficiencia de vitamina D puede causar presión arterial alta?
  83. ¿Qué significa el término ‘edad del corazón’?
  84. Infographic: Women and Heart Disease