Vitaminas prenatales: por qué son importantes y cómo elegirlas

¿Te preguntas si debes tomar vitaminas prenatales? ¿Cuál es la mejor marca? ¿Qué hacer si te hacen sentir mal? Obtén respuestas a estas preguntas y más.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Una dieta saludable es la mejor manera de obtener las vitaminas y los minerales que necesitas, pero, aunque sigas una dieta saludable, es posible que te falten nutrientes esenciales. Si estas embarazada o quieres concebir, las vitaminas prenatales pueden ayudar a completar las carencias.

¿En qué se diferencian las vitaminas prenatales de las demás vitaminas?

Por lo general, las vitaminas prenatales contienen más ácido fólico y hierro que los multivitamínicos estándar para adultos. A continuación te explicamos el por qué:

  • El ácido fólico ayuda a prevenir defectos del tubo neural. Estos defectos son anomalías graves del cerebro y de la médula espinal.
  • El hierro estimula el crecimiento y el desarrollo del bebé. El hierro también ayuda a prevenir la anemia, una afección en la cual la sangre tiene una baja cantidad de glóbulos rojos sanos.

Además, algunas investigaciones sugieren que las vitaminas prenatales disminuyen el riesgo de tener un bebé de tamaño pequeño para su edad gestacional.

¿Tengo que preocuparme por los demás nutrientes?

No todas las vitaminas prenatales contienen ácidos grasos omega-3, los cuales podrían ayudar a estimular el desarrollo cerebral del bebé. Si no comes pescado ni otros alimentos con alto contenido de ácidos grasos omega-3, el proveedor de atención médica podría recomendar que tomes suplementos de ácidos grasos omega-3, además de las vitaminas prenatales.

El calcio y la vitamina D también son importantes, en especial durante el tercer trimestre, cuando los huesos del bebé crecen rápidamente y se fortalecen.

¿Cuál es la mejor marca de vitaminas prenatales?

Las vitaminas prenatales se venden sin receta en casi todas las farmacias. El proveedor de atención médica podría recomendarte una marca específica de vitaminas prenatales o dejarlo a tu criterio. En general, deberías buscar vitaminas prenatales que contengan:

  • Ácido fólico
  • Calcio
  • Hierro
  • Vitamina D

También puede ser conveniente buscar vitaminas prenatales que contengan vitamina C, vitamina A, vitamina E, zinc, yodo y cobre.

Recuerda que las vitaminas prenatales son un complemento de una dieta saludable, no un sustituto de una buena nutrición. Las vitaminas prenatales no siempre cubren todas tus necesidades de vitaminas y minerales.

Además, el proveedor de atención médica podría sugerirte dosis más elevadas de ciertos nutrientes en función de las circunstancias. Por ejemplo, si diste a luz a un bebé con un defecto del tubo neural, el proveedor de atención médica podría recomendarte un suplemento aparte que contenga una dosis más elevada de ácido fólico —como por ejemplo, 4 miligramos (4000 microgramos)— antes de un embarazo posterior y durante este.

¿Cuándo tengo que comenzar a tomar vitaminas prenatales?

Lo ideal es que comiences a tomar vitaminas prenatales antes de la concepción. De hecho, suele ser recomendable que las mujeres en edad reproductiva tomen una vitamina prenatal de manera regular. El tubo neural del bebé, que se convierte en el cerebro y en la médula espinal, se forma durante el primer mes de embarazo, tal vez, antes de que sepas que estás embarazada.

¿Durante cuánto tiempo debo tomar vitaminas prenatales?

Es mejor tomar vitaminas prenatales durante todo el embarazo. El proveedor de atención médica podría recomendarte que continúes tomando vitaminas prenatales después del nacimiento del bebé, especialmente si estás amamantando.

¿Las vitaminas prenatales tienen efectos secundarios?

Algunas mujeres sienten el estómago revuelto después de tomarlas. Si te sucede esto, toma la vitamina prenatal con un tentempié o antes de acostarte por la noche.

En otros casos, el hierro de las vitaminas prenatales contribuye a causar estreñimiento. Para evitar el estreñimiento:

  • Bebe mucho líquido
  • Incorpora más fibra a tu dieta
  • Agrega actividad física a tu rutina diaria, siempre que tengas el consentimiento del proveedor de atención médica
  • Consulta con el proveedor de atención médica acerca de usar un ablandador de heces

Si estos consejos no te parecen útiles, pregúntale al proveedor de atención médica acerca de otras opciones. Podría recomendarte otro tipo de vitaminas prenatales o ácido fólico por separado, calcio con vitamina D y suplementos de hierro.

June 13, 2018 See more In-depth