¿Cuál es la mejor manera de tratar el acné durante el embarazo?

Answers from Lawrence E. Gibson, M.D.

El acné durante el embarazo se puede tratar con cuidado personal y medicamentos.

El acné durante el embarazo no es una forma especial de acné. Algunas mujeres solo parecen tener problemas de acné durante el embarazo. Es probable que el culpable sea la superproducción de aceite (sebo) que ocurre cuando determinadas hormonas se ponen a trabajar a toda marcha.

A fin de tratar el acné durante el embarazo, comienza con el cuidado personal:

  • Limpia las áreas con problemas con un limpiador facial suave. Dos veces por día, usa tus manos para lavar tu rostro con un jabón suave y agua tibia. Evita ciertos productos, como exfoliantes faciales, astringentes y máscaras, pues tienden a irritar la piel, lo cual puede empeorar el acné. El lavado y la exfoliación excesivos también pueden irritar la piel.
  • Lava tu cabello habitualmente. Si tienes tendencia a tener acné cerca del nacimiento del cabello, lávatelo con champú todos los días.
  • No te toques o aprietes los granos. Hacer esto puede causar infección o dejar cicatrices.
  • Evita los irritantes. No uses productos cosméticos aceitosos o grasosos, protectores solares, productos para el cuidado del cabello o correctores de acné. Usa productos a base de agua o no comedogénicos, lo que significa que son menos propensos a causar acné.
  • Ten cuidado con lo que toca tu piel. Mantiene tu cabello limpio y fuera de tu cara. También evita apoyar en tu cara las manos u otros objetos. La ropa ajustada y los sombreros pueden ser un problema, especialmente si transpiras. La transpiración y la grasitud pueden contribuir al acné.

Los medicamentos también se pueden usar para tratar el acné durante el embarazo; sin embargo, todos los medicamentos que apliques en tu piel o que tomes durante el embarazo pueden ingresar al torrente sanguíneo y afectar al bebé. Aunque no se estudiaron la mayoría de los ingredientes en tratamientos tópicos de acné de venta libre durante el embarazo generalmente solo pequeñas cantidades se absorben en la piel. Esto hace que sea poco probable que los tratamientos impliquen un riesgo para el bebé que se está gestando.

Generalmente, los tratamientos para la piel que contienen eritromicina (Erygel) y clindamicina (Cleocin T, Clindagel, otros) se consideran seguros. No se comprobó la seguridad del uso de peróxido de benzoilo para tratar el acné durante el embarazo. Este tratamiento solo se debería usar si es necesario.

Los medicamentos para el acné que pueden provocar defectos congénitos, como la isotretinoína (Amnesteem, Claravis) y los retinoides tópicos, se deben evitar durante el embarazo.

Si te preocupa el acné durante el embarazo, consulta con tu dermatólogo o profesional de salud. Juntos podrán evaluar los beneficios y los riesgos de las diferentes opciones de tratamiento.

Aug. 25, 2016 See more Expert Answers