Anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo: consejos de prevención

La anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo puede hacerte sentir débil y cansada. Conoce los factores de riesgo, los síntomas y qué puedes hacer para evitarla.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si estás embarazada, tienes más riesgo de padecer anemia por deficiencia de hierro, una afección en la que no tienes suficientes glóbulos rojos sanos para llevar la cantidad de oxígeno adecuada a los tejidos del cuerpo. Averigua por qué se produce la anemia y qué puedes hacer para solucionarla.

¿Qué causa la anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo?

El organismo utiliza el hierro para fabricar la hemoglobina, una proteína en los glóbulos rojos que transporta oxígeno a los tejidos. Durante el embarazo, es necesario duplicar la cantidad de hierro indicada para las mujeres no embarazadas. Tu organismo necesita esta cantidad de hierro para fabricar más sangre y suministrar más oxígeno al bebé. Si no tienes suficientes reservas de hierro o no consumes suficiente hierro durante el embarazo, puedes padecer anemia por deficiencia de hierro.

¿Cómo afecta al bebé la anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo?

La anemia grave durante el embarazo aumenta el riesgo de nacimiento prematuro, bajo peso al nacer y depresión posparto. Algunos estudios también muestran un mayor riesgo de muerte del bebé inmediatamente antes o después del nacimiento.

¿Cuáles son los factores de riesgo de anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo?

Tienes mayor riesgo de padecer anemia durante el embarazo si:

  • Tienes dos embarazos muy seguidos
  • Estás embarazada de más de un bebé
  • Vomitas con frecuencia a causa del malestar matutino
  • No consumes suficiente hierro
  • Tienes un flujo menstrual intenso anterior al embarazo
  • Tienes antecedentes de anemia antes del embarazo

¿Cuáles son los síntomas de anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo?

Los signos y síntomas de la anemia son:

  • Fatiga
  • Debilidad
  • Piel pálida o amarillenta
  • Latidos del corazón irregulares
  • Falta de aire
  • Mareos o aturdimiento
  • Dolor en el pecho
  • Manos y pies fríos
  • Dolor de cabeza

No obstante, ten en cuenta que los síntomas de la anemia suelen ser similares a los síntomas generales de embarazo. Independientemente de si tienes síntomas o no, te harán análisis de sangre para detectar la anemia durante el embarazo. Si te preocupa tu nivel de fatiga o cualquier otro síntoma, habla con tu proveedor de atención médica.

¿Cómo puede prevenirse y tratarse la anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo?

Las vitaminas prenatales, en general, contienen hierro. Tomar una vitamina prenatal que contiene hierro puede ayudar a prevenir y a tratar la anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo. En algunos casos, tu proveedor de atención médica podría recomendar otro suplemento de hierro diferente. Durante el embarazo, necesitas 27 miligramos de hierro por día.

Una buena alimentación también puede prevenir la anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo. Algunos alimentos ricos en hierro son las carnes rojas magras, la carne de ave y el pescado. Otras opciones comprenden los cereales de desayuno fortificados con hierro, el jugo de ciruela, los frijoles secos y los guisantes (arvejas, chícharos).

El hierro que proviene de los productos de origen animal, como la carne, se absorbe más fácilmente. Para mejorar la absorción de hierro de las fuentes vegetales y de los suplementos, combínalos con un alimento o una bebida que tenga alto contenido de vitamina C —como el jugo de naranja, el jugo de tomate o las fresas—. Si tomas suplementos de hierro con jugo de naranja, evita la variedad fortificada con calcio. Aunque el calcio es un nutriente esencial durante el embarazo, puede disminuir la absorción del hierro.

¿Cómo se trata la anemia por falta de hierro durante el embarazo?

Si estás tomando una vitamina prenatal que contiene hierro y estás anémica, el proveedor de atención médica podría recomendarte un análisis para determinar otras posibles causas. En algunos casos, es posible que tengas que consultar con un médico que se especializa en el tratamiento de los trastornos sanguíneos (hematólogo). Si la causa es falta de hierro, podrían recomendarte un suplemento de hierro adicional. Si tienes antecedentes de un baipás gástrico o de una cirugía del intestino delgado, o si no puedes tolerar el hierro por vía oral, es posible que tengan que darte hierro por vía intravenosa.

June 13, 2018 See more In-depth