Exámenes prenatales: ¿una buena idea para ti?

Los exámenes prenatales, incluyendo los de detección y de diagnóstico, pueden proporcionar valiosa información sobre la salud de tu bebé. Infórmate sobre los riesgos y los beneficios.

Escrito por personal de Mayo Clinic

El embarazo es un momento de gran anticipación — y, a veces, ansiedad.

Quizás te preocupes de si tu bebé tendrá problemas de salud. Mientras que la mayoría de los bebés nacen sanos, es importante entender cuáles son tus opciones para obtener detalles sobre la salud de tu bebé.

Tipos de exámenes prenatales

Los exámenes prenatales incluyen tanto los exámenes de detección como los diagnósticos:

  • Exámenes de detección. Los exámenes prenatales de detección pueden identificar si es más o menos probable que tu bebé presente ciertos defectos de nacimiento, muchos de los cuales son trastornos heredados. Estos exámenes incluyen análisis de sangre, un tipo específico de ultrasonido, y un examen para detección de ADN fetal con células libres. Los exámenes de detección generalmente se ofrecen durante el primer o segundo trimestre. Estos exámenes no dan un diagnóstico definitivo. Si los resultados son positivos, tu profesional de salud puede hablar contigo sobre tus opciones para un examen diagnóstico para confirmar.
  • Exámenes de detección para el primer trimestre. Durante tu primer trimestre, tu profesional de salud te ofrecerá un análisis de sangre y un ultrasonido para medir el tamaño del espacio traslúcido en el tejido en la parte de atrás del cuello del bebé (traslucencia nucal). En los casos de síndrome de Down y de algunos otros trastornos, la medida de la traslucencia nucal es anormalmente grande.
  • Exámenes de detección para el segundo trimestre. Durante el segundo trimestre, su profesional de salud te ofrecerá un análisis de sangre adicional conocido como la prueba de detección cuádruple. Este análisis mide los niveles de cuatro sustancias en tu sangre. Los resultados indican tu riesgo de estar embarazada con un bebé que tiene ciertos trastornos de los cromosomas, como el síndrome de Down. Esta prueba también puede ayudar a detectar defectos del tubo neural — serias anormalidades del cerebro o de la médula espinal.
  • Examen prenatal para detección de ADN fetal con células libres. Este sofisticado análisis de sangre examina el ADN del feto en el torrente sanguíneo de la madre para detectar posibilidades aumentadas de problemas específicos con los cromosomas, como el síndrome de Down. Este examen de detección se puede considerar si tu edad, tu historia familiar o tu historial médico sugieren una posibilidad más alta de tener un bebé con ciertas anormalidades cromosómicas. También se puede considerar si otra prueba de detección, como la de traslucencia nucal o la prueba de detección cuádruple indican un problema posible. Esta prueba de detección también puede ofrecer información sobre el sexo del bebé y su tipo Rh de sangre.
  • Pruebas diagnósticas.Si una prueba de detección o un examen prenatal para detección de ADN fetal con células libres indican un problema posible — o tu edad, tu historia familiar o tu historial médico te ponen a más alto riego de tener un bebé con un problema genético — quizás quieras considerar una prueba prenatal diagnóstica invasiva. La prueba diagnóstica es el único modo de estar seguro de un diagnóstico. Algunas pruebas diagnósticas, como una muestra de villus coriónico —en la que se extrae una muestra de la placenta — o la amniocentesis, en la que se toma del útero una muestra del líquido amniótico — suponen un leve riesgo de perder el embarazo.
Oct. 22, 2015 See more In-depth