Embarazo de gemelos: Qué implican los embarazos gemelares o múltiples para las madres

Los embarazos múltiples requieren un cuidado especial. Infórmate sobre qué esperar, desde la nutrición y el aumento de peso hasta las posibles complicaciones.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si tienes un embarazo de gemelos o múltiple, esto es lo que debes saber para cuidar de ti misma y de tus bebés.

Cómo ocurren los embarazos múltiples

A veces, un embarazo de mellizos o trillizos simplemente ocurre por casualidad. En otros casos, ocurren debido a factores específicos. Por ejemplo, la probabilidad de que ocurra un embarazo de mellizos aumenta con la edad, dado que los cambios hormonales pueden hacer que se libere más de un óvulo a la vez. El uso de tecnologías de reproducción asistida, como la fertilización in vitro, también aumenta las probabilidades de tener mellizos o más bebés.

En los mellizos, el tipo más frecuente, dos espermatozoides diferentes fecundan dos óvulos separados. Cada mellizo tiene su propia placenta y su propio saco amniótico. Los mellizos pueden ser dos niñas, dos niños o una niña y un niño.

En los gemelos, un único óvulo fertilizado se separa y se forman dos fetos. Los gemelos pueden compartir la placenta y el saco amniótico o pueden compartir la placenta, pero tener diferentes sacos amnióticos. Genéticamente, los dos bebés son idénticos. Tienen el mismo sexo y comparten las mismas características y rasgos físicos. En raras ocasiones, los gemelos no llegan a separarse completamente en dos personas. A esos bebés se los conoce como hermanos siameses.

Los embarazos de trillizos o de más bebés pueden ser de gemelos, mellizos o una combinación de ambos tipos.

Diagnóstico de embarazo de gemelos

La mayoría de los embarazos de mellizos o múltiples se descubren con una ecografía. Durante este examen, se utilizan ondas sonoras para crear imágenes del útero y del bebé o bebés.

Algunas veces, un embarazo de gemelos de apariencia normal luego resulta ser de un solo bebé. Esto se conoce como «síndrome del gemelo desaparecido». Un episodio de este tipo puede ser desolador, frustrante y confuso. A menudo, no hay una explicación clara de la pérdida.

Qué significa un embarazo múltiple para ti

Cuidarte es el mejor modo de cuidar de tus bebés. Si tienes un embarazo múltiple, puedes esperar lo siguiente:

  • Chequeos más frecuentes. Deberás ver al proveedor de atención médica a menudo para llevar un control del crecimiento y del desarrollo de los bebés, supervisar tu salud y buscar signos de parto prematuro. Es posible que necesites ecografías frecuentes u otras pruebas, especialmente a medida que el embarazo avance.
  • Más aumento de peso. Aumentar la cantidad adecuada de peso es bueno para la salud de tus bebés. Para los embarazos gemelares, se suele recomendar que las mujeres que tenían un peso saludable antes del embarazo aumenten entre 37 y 54 libras (entre 17 y 25 kilogramos). Normalmente, esto se logra ingiriendo unas 600 calorías adicionales por día. Trabaja con el proveedor de atención médica para determinar qué es lo correcto para ti.
  • Parto anticipado. Si el trabajo de parto no se desencadena solo, el proveedor de atención médica podría sugerir inducirlo o practicar una cesárea en algún momento del tercer trimestre para reducir el riesgo de que aparezcan complicaciones en este período.

Considera las complicaciones

Todos los días nacen bebés múltiples sanos. Aun así, es importante tener en cuenta las posibles complicaciones. Por ejemplo:

  • Nacimiento prematuro. Cuantos más bebés lleves en tu vientre, menos probabilidades tienes de que tu embarazo llegue a término. Si tienes signos de trabajo de parto prematuro, es posible que te den inyecciones de un medicamento esteroide para acelerar el desarrollo de los pulmones de los bebés. Incluso en ese caso, los bebés podrían tener complicaciones, como dificultades respiratorias y digestivas, problemas de visión e infecciones. No se recomiendan intervenciones para prolongar el embarazo, como el reposo en cama, debido a que no demostraron reducir las enfermedades ni las muertes en los recién nacidos.
  • Diabetes gestacional. Si tienes un embarazo múltiple, corres un mayor riesgo de tener diabetes gestacional. Esta afección provoca un nivel de azúcar en sangre alto que puede afectar el embarazo y la salud de tus bebés. Un endocrinólogo, un dietista matriculado o un educador en diabetes pueden enseñarte a controlar tu nivel de azúcar en sangre durante el embarazo.
  • Presión arterial alta. Si tienes un embarazo múltiple, corres un mayor riesgo de tener trastornos de presión arterial alta durante el embarazo.
  • Parto por cesárea. En el caso de mellizos, el parto vaginal suele ser posible si el primer bebé está con la cabeza hacia abajo. De lo contrario, podría recomendarse una cesárea. En algunos casos, las complicaciones después del parto vaginal del primer mellizo pueden requerir un parto por cesárea para el segundo mellizo. Para los embarazos de más bebés, la cesárea es el tipo de parto más frecuente.
  • Transfusión feto-fetal. En el caso de los gemelos, es posible que un vaso sanguíneo en la placenta compartida provoque que uno de los bebés reciba demasiada sangre y el otro, una cantidad insuficiente. Esta es una complicación grave para ambos bebés que podría causar complicaciones cardíacas y requerir procedimientos fetales durante el embarazo.

Cuidar bebés múltiples

Los bebés múltiples sanos tienen las mismas necesidades que los demás recién nacidos. Sin embargo, quizás necesites más descanso y apoyo de lo que imaginas, sobre todo si los bebés nacen prematuros o si necesitan atención médica especial después del parto. También corres un mayor riesgo de padecer depresión posparto. Si tienes algún síntoma de depresión posparto, habla con tu médico.

Tómate tu tiempo para disfrutar a tus bebés; pide ayuda a tus amigos, seres queridos y otras personas cuando la necesites.

June 13, 2018 See more In-depth