Alcohol: si bebes, hazlo de forma moderada

El consumo moderado de alcohol ofrece posibles beneficios para la salud, pero no carece de riesgos.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Parece un mensaje contradictorio: el consumo de alcohol puede ofrecer algunos beneficios para la salud, especialmente, para el corazón. Sin embargo, el exceso de alcohol puede aumentar el riesgo de tener problemas de salud y afectar el corazón.

En lo que respecta al alcohol, la clave es la moderación. Desde luego, no es necesario que consumas alcohol y, si no lo haces, no comiences a hacerlo debido a los posibles beneficios para la salud. En algunos casos, lo más seguro es evitar el alcohol por completo, dado que los posibles beneficios para la salud no superan a los riesgos.

A continuación, encontrarás más detalles sobre la relación entre el alcohol y la salud.

Posibles beneficios del consumo moderado de alcohol

El consumo moderado de alcohol puede ofrecer algunos beneficios para la salud, como los siguientes:

  • Reduce el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca y de morir a causa de dicha enfermedad
  • Posiblemente reduce el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular isquémico (cuando se produce un estrechamiento o una obstrucción de las arterias que se dirigen al cerebro, lo que provoca una reducción grave del flujo sanguíneo)
  • Posiblemente reduce el riesgo de padecer diabetes

A pesar de ello, la evidencia sobre los beneficios del alcohol para la salud no es segura y es posible que el alcohol no beneficie a todas las personas que lo beben.

Pautas para el consumo moderado de alcohol

El consumo moderado de alcohol para adultos sanos significa hasta una copa por día para las mujeres de todas las edades y para los hombres mayores de 65 años, y hasta dos copas por día para los hombres de 65 años o menores.

Ejemplos de una copa:

  • Cerveza: 12 onzas líquidas (355 mililitros)
  • Vino: 5 onzas líquidas (148 mililitros)
  • Bebidas alcohólicas destiladas (80 grados): 1,5 onzas líquidas (44 mililitros)

El consumo moderado de alcohol puede ser especialmente recomendable si tienes factores de riesgo de enfermedad cardíaca existentes. Sin embargo, puedes adoptar otras medidas para mejorar la salud de tu corazón (además de reducir el consumo de alcohol); por ejemplo, seguir una dieta saludable y hacer ejercicio, que tienen el respaldo de investigaciones más contundentes.

Ten en cuenta que incluso el consumo moderado no está libre de riesgos. Por ejemplo, nunca es buena idea conducir un vehículo si has bebido alcohol.

Cuándo evitar el consumo de alcohol

En ciertas situaciones, los riesgos del alcohol pueden superar los posibles beneficios para la salud. Por ejemplo, consulta a tu médico sobre el consumo de alcohol si:

  • Estás embarazada o intentando quedar embarazada
  • Te han diagnosticado alcoholismo o abuso del alcohol, o tienes importantes antecedentes familiares de alcoholismo
  • Tienes una enfermedad hepática o pancreática
  • Tienes insuficiencia cardíaca o te han dicho que tu corazón es débil
  • Estás tomando medicamentos recetados o de venta libre que pueden interactuar con el alcohol
  • Has tenido un accidente cerebrovascular hemorrágico (una pérdida de sangre o una rotura en un vaso sanguíneo del cerebro)

Los riesgos del consumo excesivo de alcohol

«Beber mucho» se define como más de 3 copas en un día o más de 7 copas por semana para las mujeres y los hombres de más de 65 años de edad, y más de 4 copas en un día o más de 14 copas por semana para los hombres menores de 65 años de edad.

Un «atracón de alcohol» se define como 4 copas o más en 2 horas para las mujeres y 5 copas o más en 2 horas para los hombres.

Si bien el consumo moderado de alcohol puede tener algunos beneficios para la salud, beber mucho (lo que comprende atracones de alcohol) no tiene ningún beneficio para la salud. El consumo excesivo de alcohol puede aumentar el riesgo de presentar problemas de salud graves como los siguientes:

  • Algunos tipos de cáncer, como cáncer mamario y cáncer de boca, garganta y esófago
  • Pancreatitis
  • Muerte súbita si ya tienes una enfermedad cardiovascular
  • Daño en el músculo cardíaco (miocardiopatía alcohólica) que causa insuficiencia cardíaca
  • Accidente cerebrovascular
  • Presión arterial alta
  • Enfermedad hepática
  • Suicidio
  • Lesiones accidentales graves o la muerte
  • Daño cerebral y otros problemas en el feto
  • Síndrome de abstinencia alcohólica

Bebe alcohol solo con moderación, o no bebas

Las pautas alimentarias más recientes establecen claramente que no hay que comenzar a beber alcohol o beber con más frecuencia debido a un posible beneficio para la salud. Así que no te sientas presionado a beber alcohol. Sin embargo, si bebes alcohol y no tienes problemas de salud, generalmente no es necesario que dejes de hacerlo, si bebes de manera responsable y con moderación.

June 13, 2018 See more In-depth