Exacerbaciones de colitis ulcerosa: 5 consejos para controlarlas

Las exacerbaciones de colitis ulcerosa son molestas. Los cambios en tu dieta y estilo de vida pueden ayudar a controlar los síntomas y alargar los períodos entre exacerbaciones.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Una exacerbación de colitis ulcerosa implica sentir nuevamente los síntomas de colitis ulcerosa tras un período de remisión. A menudo, esto significa tener diarrea, dolor y calambres abdominales, dolor y sangrado rectal, fatiga y movimientos intestinales urgentes.

Las exacerbaciones de colitis ulcerosa son desagradables y muchas veces frustrantes. EL objetivo del tratamiento es lograr una remisión a largo plazo y reducir al mínimo las exacerbaciones. Aun así, muchas personas con colitis ulcerosa tienen períodos con pocos síntomas o sin ellos, interrumpidos por períodos de molestas exacerbaciones.

Quizás te sientas indefenso frente a estas fluctuaciones. Los cambios en tu dieta y estilo de vida pueden ayudar a controlar los síntomas y a alargar los períodos entre exacerbaciones de colitis ulcerosa. Prueba con estos cinco consejos:

  1. Saltea el pasillo de lácteos. No existe evidencia firme de que tu dieta cause colitis ulcerosa. Sin embargo, ciertos alimentos y bebidas pueden agravar los signos y síntomas, sobre todo durante una exacerbación. Los lácteos son los responsables más frecuentes. Trata de limitar o eliminar el consumo de leche, yogur, queso, helado y otros lácteos. Esto puede ayudar a reducir los síntomas de diarrea, dolor abdominal y gases.
  2. Dile «no» a la fibra si es un alimento problemático. En general, los alimentos ricos en fibras, como frutas y vegetales frescos y cereales integrales, son una excelente fuente de nutrición. Sin embargo, si tienes colitis ulcerosa, estos alimentos —frutas y vegetales frescos y cereales integrales— pueden empeorar los síntomas. Aléjate de los frutos secos, las semillas, el maíz y las palomitas, y fíjate si notas alguna diferencia en los síntomas. Quizás también debas saltear las frutas y vegetales crudos, pero no dejes de comerlos completamente. Prueba a cocinar al vapor, hornear o incluso asar tus productos favoritos.
  3. Come porciones pequeñas. ¿Quién dijo que tenemos que comer tres comidas completas por día? Quizás te sientas mejor si comes cinco o seis comidas más pequeñas por día. Asegúrate de planificar pequeñas porciones de comida saludables y equilibradas en lugar de comer tentempiés sin pensar a lo largo del día.
  4. Elige las bebidas de manera inteligente. Toma abundantes líquidos todos los días. El agua es tu mejor opción. El alcohol presente en la cerveza, el vino y los tragos pueden estimular los intestinos y empeorar la diarrea. Lo mismo sucede con las bebidas que contienen cafeína, tales como los refrescos de soda, el té helado y el café. Las gaseosas también pueden ser problemáticas. Generalmente producen gases.
  5. Ponte en movimiento. El estrés no provoca la colitis ulcerosa, pero puede empeorar los signos y síntomas, y desencadenar las exacerbaciones. El ejercicio puede ayudar a reducir la tensión, aliviar la depresión y mantener el buen funcionamiento de los intestinos. Incluso el ejercicio leve puede hacer la diferencia. Concéntrate en las actividades que te gusten. Andar en bicicleta, caminar, hacer yoga y nadar son buenas opciones. El médico puede ayudarte a establecer un plan de ejercicios adecuado para ti.
Dec. 27, 2014 See more In-depth