Lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer en una dieta baja en fibras

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Definición

La fibra es la parte de las frutas, las verduras y los granos que el cuerpo no digiere. En una dieta con bajo contenido de fibra, se restringen estos alimentos. Como resultado, se limita la cantidad de material no digerido que pasa a través del intestino grueso y se reduce el volumen de las heces.

Se puede recomendar una dieta con bajo contenido de fibra para diversas afecciones o situaciones. Esta dieta a veces se conoce como dieta restringida en fibra.

Objetivo

Tu médico puede recetarte una dieta baja en fibra en los siguientes casos:

  • Tienes estrechamiento del intestino debido a un tumor o una enfermedad inflamatoria.
  • Has tenido una cirugía intestinal.
  • Está recibiendo tratamiento, como radiación, que daña o irrita tu tracto digestivo.

A medida que tu sistema digestivo vuelve a la normalidad, por lo general puedes agregar lentamente más fibra a tu dieta.

Detalles de la dieta

Una dieta baja en fibra limita los tipos de verduras, frutas y granos que puedes comer. Ocasionalmente, es posible que tu médico también te pida que limites la cantidad de leche y productos lácteos de tu alimentación. La leche no contiene fibra, pero puede contribuir al malestar o la diarrea, especialmente si eres intolerante a la lactosa.

La capacidad de digerir los alimentos varía de una persona a otra. Según tu condición y tolerancia, el médico puede recomendarte una dieta más o menos restringida.

Si sigues una dieta baja en fibra, asegúrate de leer las etiquetas de los alimentos. Algunos alimentos que quizás no sepas que pueden tener fibra adicional son el yogurt, el helado, los cereales e incluso bebidas. Busca alimentos que no tengan más de 1 o 2 gramos de fibra por porción.

Evita los siguientes alimentos y los productos que los contengan:

  • Frutos secos, semillas, frutas deshidratadas y coco
  • Cereales integrales, palomitas, germen de trigo y salvado
  • Arroz integral, arroz silvestre, avena, granola, trigo triturado, quinua, bulgur y cebada
  • Frijoles secos, frijoles horneados, frijoles de lima, guisantes y lentejas
  • Mantequilla de maní con trozos
  • Frutas y verduras, excepto las que se indican abajo

Elige estos alimentos:

  • Carne tierna, pescado y carne de aves, jamón, tocino, mariscos y fiambres
  • Huevo, tofu y mantequilla de maní cremosa
  • Productos lácteos, si los toleras
  • Fideos y arroz blanco
  • Productos horneados hechos con harina refinada de trigo o centeno, como pan, galletas, panqueques, gofres, bagels, galletas saladas y galletas integrales
  • Cereales fríos o calientes que tengan menos de 2 gramos de fibra alimentaria en una sola porción, como los de arroz
  • Papas, zanahorias y habichuelas enlatadas o bien cocidas
  • Salsa de tomate simple
  • Jugos de fruta y verdura
  • Plátano (banana), melón, puré de manzana y melocotón (durazno) (sin piel) enlatado
  • Mantequilla, margarina, aceites y aderezos para ensaladas sin semillas

Un menú típico podría verse así:

Desayuno

  • Copos de maíz con leche
  • Tostada de pan blanco, mantequilla de maní cremosa, jalea
  • Jugo de fruta
  • Café

Colación de media mañana

  • Yogurt sin semillas
  • Agua u otra bebida

Almuerzo

  • Sándwich de pavo con pan blanco y mayonesa
  • Sopa de tomate
  • Melocotón (durazno) enlatado
  • Leche u otra bebida

Merienda

  • Fetas de queso
  • Galletas saladas
  • Agua u otra bebida

Cena

  • Pastel de carne
  • Puré de papa con mantequilla
  • Zanahorias cocidas
  • Puré de manzana
  • Leche u otra bebida

Prepara todos los alimentos para que estén tiernos. Algunos buenos métodos de cocción incluyen hervir a fuego lento, escalfar, guisar, cocer al vapor y estofar. Hornear o calentar en el microondas en un plato cubierto es otra opción.

Ten en cuenta que es posible que tengas menos evacuaciones intestinales y heces más pequeñas mientras sigas una dieta baja en fibra. Para evitar el estreñimiento, es posible que debas beber más líquidos. Bebe mucha agua, a menos que tu médico te indique lo contrario.

Resultados

Seguir una dieta con bajo contenido de fibras reducirá los movimientos intestinales y ayudará a aliviar la diarrea u otros síntomas de trastornos abdominales, como el dolor abdominal. Una vez que el aparato digestivo vuelva a la normalidad, podrás volver a incorporar fibras poco a poco en la dieta.

Riesgos

Debido a que una dieta con bajo contenido de fibras limita lo que puedes comer, puede ser difícil satisfacer tus necesidades nutricionales. Debes seguir una dieta con bajo contenido de fibras solo cuando te lo indique un médico. Si debes continuar esta dieta durante más tiempo, consulta con un dietista certificado para asegurarte de que se satisfagan tus necesidades nutricionales.

Dec. 05, 2020 See more In-depth