Descripción general

La cirugía de anastomosis ileoanal, comúnmente llamada bolsa en J, te permite eliminar los desechos normalmente luego de que se extirpe en su totalidad el intestino grueso (colon y recto).

La cirugía de bolsa en J también se conoce como cirugía de anastomosis ileoanal. El procedimiento evita la necesidad de una apertura permanente en el abdomen (estoma) para que pasen la evacuaciones intestinales.

Por qué se realiza

La anastomosis ileoanal se utiliza con mayor frecuencia para tratar la colitis ulcerosa crónica y trastornos hereditarios como la poliposis adenomatosa hereditaria, que implica un alto riesgo de cáncer de colon y recto.

En algunas instancias el procedimiento se realiza cuando los medicamentos usados para tratar la colitis ulcerosa no pueden controlar este trastorno. También pueden realizarse si se detectan cambios precancerosos o cáncer de colon. La anastomosis ileoanal a veces se puede utilizar para tratar el cáncer de colon y el cáncer de recto.

Riesgos

La cirugía de bolsa en J presenta unos pocos riesgos y complicaciones, incluyendo bloqueo de la ileostomía, deshidratación, diarrea, estrechamiento del área entre la bolsa y el ano (estenosis), falla de la bolsa, e infección de la bolsa interna (reservoritis).

La reservoritis es una de las complicaciones más graves de la anastomosis ileoanal. El riesgo de reservoritis aumenta cuanto más tiempo tengas colocada la bolsa en J.

La reservoritis puede causar síntomas similares a los de la colitis ulcerosa, como diarrea, dolor abdominal y articular, fiebre y deshidratación. Consulta con el médico de inmediato si presentas alguno de estos síntomas. En la mayoría de los casos, los médicos pueden tratar la reservoritis con antibióticos. Pocas personas necesitan medicamentos a diario para tratar o prevenir la reservoritis.

En raras ocasiones, la reservoritis no responde al tratamiento diario. En ese caso los cirujanos quizás necesiten quitar la bolsa y crear una ileostomía. Solo un pequeño porcentaje de las personas con una bolsa en J necesitan que se les quite la bolsa.

Con frecuencia, como parte de la cirugía, la bolsa se cose a una pequeña sección del recto conocida como bocamanga rectal. Para los pacientes con colitis ulcerosa, esta parte que queda del recto puede inflamarse con colitis. En la mayoría de las personas, esta inflamación de la bocamanga rectal generalmente se trata con éxito con medicamentos.

Qué debes esperar

Antes del procedimiento

Un enfermero te visitará antes de tu cirugía para marcar la ubicación de la ileostomía. Hay varios factores que afectan la selección de la ubicación de la ileostomía, e incluyen la manera en que tu piel se dobla naturalmente, los músculos abdominales, cicatrices, ombligo, cintura, hueso de la cadera y visibilidad del sitio cuando estás sentado. Seleccionar la ubicación apropiada hace que sea más fácil cuidar de la ileostomía después de la cirugía.

Alimentos y medicamentos

Antes de la cirugía, habla con tu doctor acerca de tu consumo de cafeína, alcohol, tabaco, u otras sustancias. Consumir cualquiera de estos productos antes o después de la cirugía puede afectar tu capacidad de sanación y recuperación.

Durante el procedimiento

Si es posible, los cirujanos realizan la cirugía para bolsa en J usando métodos mínimamente invasivos (laparoscópicos). En lugar de abrir el abdomen haciendo una incisión relativamente grande (cirugía abierta), típicamente hacen más de una incisión abdominal más pequeña a través de la cual se pueden insertar instrumentos de cirugía y una sonda larga y estrecha con una cámara en el extremo (laparoscopio).

Durante la cirugía de bolsa en J, el cirujano va a:

  • Extraer la totalidad del recto y el colon, y preservar los músculos (los esfínteres) y la apertura (el ano) en el extremo del intestino grueso
  • Crear una bolsa con la forma de la letra J con el fin del intestino delgado, y unirla al ano (la apertura al final del recto)
  • Crear una apertura temporaria en la pared abdominal (ileostomía) para la eliminación de desechos

Luego de aproximadamente tres meses, necesarios para que se cure, el cirujano realiza un segundo procedimiento para cerrar la ileostomía, lo que te permitirá evacuar las heces normalmente.

Después del procedimiento

Deberás permanecer un período breve en el hospital para recuperarte y para aprender cómo cuidar de tu ileostomía temporaria. Puede que te den medicamentos para el dolor, o antibióticos.

Es probable que el médico recomiende tomar mucho líquido, como agua o bebidas para reemplazar electrolitos, para evitar la deshidratación y la pérdida de electrolitos. Por seis a ocho semanas deberás evitar ciertos alimentos, como los que contienen mucha fibra, incluyendo frutas y vegetales crudos, semillas, nueces, y palomitas de maíz. Estos alimentos pueden irritar la región anal. Si las materias fecales son líquidas, puede ser bueno comer ciertos alimentos como puré de manzana, bananas, arroz o mantequilla de maní.

En las cuatro a seis semanas después de la cirugía de bolsa en J evita levantar pesos y hacer actividades agotadoras. Después de ese tiempo, la mayoría de las actividades que elijas harán más rápido el proceso de curación. El nivel y el tipo de ejercicio que elijas quizás dependa de los ejercicios con los que estabas cómodo antes de la cirugía.

Resultados

Para la mayoría de las personas — niños y adultos por igual — la calidad de vida generalmente mejora de forma significativa después de una cirugía de bolsa en J. Pero las personas mayores de 45 años tienden a presentar más incontinencia y tienen que ir al baño más frecuentemente durante la noche. En promedio, la mayoría de la gente tiene aproximadamente seis evacuaciones intestinales al día y una por la noche después de la cirugía de bolsa en J. La mayoría informa tener una buena calidad de vida, y cerca de 90 por ciento de la gente está satisfecha con los resultados.

La cirugía de bolsa en J no afecta la capacidad de una mujer de tener un embarazo y un parto normales, pero puede afectar la fertilidad. Si el embarazo es una preocupación ahora o en el futuro, habla con tu doctor sobre el mejor acercamiento para tu cirugía.

Generalmente se prefiere una cirugía en bolsa J a una ileostomía. Habla con tu doctor acerca de qué operación es mejor para ti.

Cirugía de anastomosis ileoanal (bolsa en J) - atención en Mayo Clinic

March 23, 2019
References
  1. Surgery for Crohn's disease and ulcerative colitis. Crohn's and Colitis Foundation of America. https://www.crohnscolitisfoundation.org/resources/surgery-for-crohns-uc.html. Accessed Feb. 12, 2019.
  2. Feldman M, et al. Ileostomy, colostomy, and pouches. In: Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management. 10th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 12, 2019.
  3. Yeo CJ. Operative therapy for ulcerative colitis: A minimally invasive approach. In: Shackelford's Surgery of the Alimentary Tract. 8th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 12, 2019.
  4. Koike Y, et al. Predictors for pouchitis after ileal pouch-anal anastomosis for pediatric-onset ulcerative colitis. Journal of Surgical Research. 2019;238:72.
  5. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. Ileal pouch-anal anastomosis. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2013.
  6. Brown AY. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Sept. 18, 2018.
  7. Quinn KP, et al. Pouchitis is a common complication in patients with familial adenomatous polyposis following ileal pouch-anal anastomosis. Clinical Gastroenterology and Hepatology. 2016;14:1296.
  8. Lightner AL, et al. Crohn's disease of the ileoanal pouch. Inflammatory Bowel Disease. 2016;22:1502.
  9. Martinez Ugarte ML, et al. Clostridium difficile infection after restorative proctocolectomy and ileal pouch anal anastomosis for ulcerative colitis. Colorectal Disease. 2016;18:154.
  10. Sahami S, et al. External validation of a prognostic model of preoperative risk factors of failure of restorative proctocolectomy. Colorectal Disease. 2017;19:181.
  11. Khasawneh MA, et al. Impact of BMI on ability to successfully create an IPAA. Diseases of the Colon and Rectum. 2016;59:1034.
  12. Baek S-J, et al. Safety, feasibility, and short-term outcomes in 588 patients undergoing minimally invasive ileal pouch-anal anastomosis: A single-institution experience. Techniques in Coloproctology. 2016;20:369.
  13. McKenna NP, et al. Ileal-pouch anal anastomosis in pediatric NSQIP: Does a laparoscopic approach reduce complications and length of stay? Journal of Pediatric Surgery. 2019;54:112.
  14. Potter DD Jr (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Feb. 25, 2019.
  15. Picco MF (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. March 13, 2019.

Cirugía de anastomosis ileoanal (bolsa en J)