Me dijeron que uno no debería comer frutas dulces, como fresas o arándanos azules, si tiene diabetes. ¿Es cierto?

Answers from M. Regina Castro, M.D.

Es un mito frecuente que, si tienes diabetes, no deberías comer determinados alimentos porque son «demasiado dulces». Algunas frutas sí contienen más azúcar que otras, pero eso no quiere decir que no deberías comerlas si tienes diabetes.

Lo que más influye en el nivel de azúcar en sangre es la cantidad total de carbohidratos que hay en una comida, no cuál es la fuente de los carbohidratos, o si se trata de un almidón o de azúcar. Una porción de fruta debería contener 15 gramos de carbohidratos. El tamaño de la porción depende del contenido de carbohidratos de la fruta elegida.

La ventaja de comer fruta con bajo contenido de carbohidratos es que puedes consumir una porción más grande. De todas maneras, ya sea que comas una fruta con alto o bajo contenido de carbohidratos, mientras que el tamaño de la porción contenga 15 gramos de carbohidratos, el efecto en el nivel de azúcar en sangre será el mismo.

Las siguientes porciones de fruta contienen alrededor de 15 gramos de carbohidratos:

  • 1/2 banana o manzana de tamaño mediano
  • 1 taza de zarzamoras
  • 3/4 de taza de arándanos azules
  • 1 taza de frambuesas
  • 1 1/4 tazas de fresas enteras
  • 1 taza de melón cantalupo o de melón dulce en cubos

With

M. Regina Castro, M.D.

June 13, 2018 See more Expert Answers