Caminar: usa un seguidor de actividad

Contar los pasos con un seguidor de actividad puede motivarte a seguir caminando. A continuación, te indicamos qué debes buscar en un seguidor de actividad y cómo fijar tus metas de ejercicio.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Caminar es una excelente manera de mantenerse en forma. ¿Pero estás haciendo lo suficiente para ver resultados? Utilizar dispositivos y aplicaciones que registran la actividad o, incluso, el podómetro tradicional, puede ayudarte a establecer y alcanzar tus metas de ejercicio. Mira cómo estas herramientas pueden ayudarte a arrancar con el pie derecho.

¿Qué son los seguidores de actividad?

Los seguidores de actividad, también conocidos como «controladores de actividad» o «seguidores del estado físico», son el equivalente moderno de los podómetros. Pero hacen más que contar los pasos. Pueden determinar hasta dónde has llegado y qué tipo de movimiento estás haciendo, como caminar o trotar. Y muchos miden la calidad y la duración del sueño, calculan el consumo de calorías y la cantidad de calorías que gastas, controlan la frecuencia cardíaca y sirven como despertadores o relojes.

Algunos muestran tu progreso en tiempo real; puedes ver todo más adelante en un teléfono inteligente, tableta o computadora. Incluso pueden brindarte apoyo social a través de las aplicaciones o los sitios web. Y los seguidores de actividad pueden ayudarte a lograr los objetivos que te has propuesto brindando señales y recompensas para fomentar las conductas saludables.

Muchos seguidores de actividad están hechos para usarlos en la muñeca, como un reloj o un brazalete, aunque algunos pueden sujetarse a la ropa. La mayoría de ellos pueden usarse durante todo el día. No son totalmente exactos, pero en general brindan más información sobre las actividades que un podómetro.

Los podómetros hacen que todo sea sencillo

¿Prefieres que las cosas sigan siendo sencillas? Entonces un podómetro podría ser una buena opción para ti. Un podómetro cuenta los pasos de toda actividad que implique movimientos escalonados, como caminar, trotar y correr.

Para usar un podómetro, por lo general solo tienes que sujetarlo a la pretina de los pantalones, meterlo dentro del bolsillo o incluso prenderlo a un bolso que tengas cerca de tu cuerpo, y luego comenzar a moverte.

Jan. 19, 2017 See more In-depth