Caminar: usa un seguidor de actividad

Contar los pasos con un seguidor de actividad puede motivarte a seguir caminando. A continuación, te indicamos qué debes buscar en un seguidor de actividad y cómo fijar tus metas de ejercicio.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Caminar es una excelente manera de mantenerse en forma. ¿Pero estás haciendo lo suficiente para ver resultados? Utilizar dispositivos y aplicaciones que registran la actividad o, incluso, el podómetro tradicional, puede ayudarte a establecer y alcanzar tus metas de ejercicio. Mira cómo estas herramientas pueden ayudarte a arrancar con el pie derecho.

¿Qué son los seguidores de actividad?

Los seguidores de actividad, también conocidos como «controladores de actividad» o «seguidores del estado físico», son el equivalente moderno de los podómetros. Sin embargo, hacen más que contar los pasos. Pueden determinar hasta dónde has llegado y qué tipo de movimiento estás haciendo, como caminar o trotar. Y muchos miden la calidad y la duración del sueño, calculan el consumo de calorías y la cantidad de calorías que gastas, controlan la frecuencia cardíaca y sirven como despertadores o relojes.

Algunos muestran tu progreso en tiempo real, y todos pueden mostrarlo más adelante en un teléfono inteligente, una tableta o una computadora. Incluso pueden brindarte apoyo social a través de aplicaciones o sitios web. Y los seguidores de actividad pueden ayudarte a lograr los objetivos que te has propuesto brindando señales y recompensas para fomentar las conductas saludables.

Muchos seguidores de actividad están hechos para usarlos en la muñeca, como un reloj o un brazalete, aunque algunos pueden sujetarse a la ropa. La mayoría de ellos pueden usarse durante todo el día. No son totalmente exactos, pero en general brindan más información sobre las actividades que un podómetro.

Los podómetros hacen que todo sea sencillo

¿Prefieres que las cosas sigan siendo sencillas? Entonces un podómetro podría ser una buena opción para ti. Un podómetro cuenta los pasos de toda actividad que implique movimientos escalonados, como caminar, trotar y correr.

Para usar un podómetro, por lo general solo tienes que sujetarlo a la pretina de los pantalones, meterlo dentro del bolsillo o incluso prenderlo a un bolso que tengas cerca de tu cuerpo, y luego comenzar a moverte.

Cómo elegir el dispositivo correcto

¿Cómo sabes qué tipo de seguidor debes conseguir? Examina estas características para ver qué dispositivo puede adaptarse mejor a tus necesidades e intereses.

  • Facilidad de uso. Si bien algunos podómetros ofrecen más funciones y requieren más configuraciones que otros, la mayoría son fáciles de usar. Solo tienes que engancharlo y listo. Recuerda restaurar los pasos a cero todos los días cuando vuelvas a comenzar.
  • Funciones adicionales. La cantidad de información que deseas recopilar puede influir en la elección del dispositivo. Algunos podómetros y la mayoría de los seguidores de actividad calculan el tiempo que dedicas a una actividad, la distancia recorrida e incluso la cantidad de calorías que quemas cuando permaneces activo. Algunos seguidores de actividad también controlan la frecuencia cardíaca. Muchos seguidores de actividad te permiten cargar tus datos a computadoras o aplicaciones para que puedas rastrear tu evolución en forma electrónica.

    Es probable que prefieras un estilo de dispositivo determinado de la variedad de estilos disponibles. Algunos dispositivos tienen una menor duración de batería que otros. Además, si te gusta nadar y quieres usar un seguidor de actividad en el agua, asegúrate de conseguir un dispositivo a prueba de agua.

  • Precisión. En general, los podómetros son dispositivos precisos y confiables para contar pasos. Sin embargo, si deseas un mayor nivel de precisión, puedes conseguirte un seguidor de actividad.
  • Pantalla. Busca un dispositivo con una pantalla que puedas leer con distintos tipos de iluminación, en especial si lo usarás en interiores y al aire libre.
  • Precio. En general, el costo de un podómetro depende de la cantidad de características que ofrece. En general, el precio de un podómetro oscila entre $10 y $50. Los seguidores de actividad pueden costar dos o tres veces más; los dispositivos que tienen más funciones pueden ser aún más costosos.

Cómo establecer y alcanzar tus metas de ejercicio

Alrededor del 70 por ciento de los adultos estadounidenses no realizan la cantidad recomendada de actividad física general. Para la mayoría de los adultos saludables, el Departamento de Salud y Servicios Humanos recomienda que hagan, al menos, 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica intensa por semana, o una combinación de actividad moderada e intensa.

En general, intenta realizar alrededor de 30 minutos de actividad aeróbica la mayoría de los días de la semana. Esta actividad debe realizarse de manera moderada, como una caminata a paso ligero durante al menos 10 minutos por vez. Intenta incorporar ejercicios de fortalecimiento muscular al menos dos veces por semana. Si aún no puedes alcanzar este nivel de actividad, tenlo presente cuando pienses en tus objetivos a largo plazo.

Los seguidores de actividad y los podómetros ofrecen información inmediata sobre tu nivel de actividad. De este modo, pueden ser una fuerte motivación para mantenerte en movimiento. Además, pueden ayudarte a llevar un registro de tu progreso a lo largo del tiempo.

Utiliza estos consejos para incorporar estas herramientas en tu rutina de actividad:

  • Establece un punto de referencia. En cuanto obtengas tu seguidor de actividad, utilízalo todo el día durante alrededor de una semana cuando realices tus actividades de rutina en el hogar o en el trabajo. Suma la cantidad total de pasos de cada día y luego divide ese total por siete. El resultado será una cantidad de pasos de referencia, o un promedio, que puede servir como punto de partida para los objetivos de pasos que establezcas.
  • Establece objetivos de pasos a corto plazo. Una vez que sepas cuántos pasos sueles hacer en un día promedio, podrás establecer algunos objetivos de actividad a corto plazo. Por ejemplo, digamos que normalmente haces 2000 pasos por día cuando realizas tu rutina normal.

    Establece un objetivo a corto plazo que consista en agregar alrededor de 1000 pasos por día durante dos semanas incorporando un programa de caminatas planificado en tu rutina. Puedes hacerlo todo en un bloque o dividir las caminatas en sesiones de 10 minutos para que se acomoden a tus horarios. Cuando cumplas un objetivo a corto plazo, agrega otro.

  • Establece objetivos de pasos a largo plazo. Piensa en tus objetivos de actividad y ejercicio en general. Tus objetivos a corto plazo son los bloques de construcción de estos objetivos a largo plazo. Un objetivo a largo plazo puede ser caminar 10.000 pasos por día, o alrededor de 5 millas (8 kilómetros), varias veces por semana como parte de tu nueva rutina diaria. Es posible que también desees establecer un objetivo para caminar más rápido a medida que tu estado físico mejore.
  • Lleva un registro de tu progreso. Para saber cómo lo estás haciendo, controla tu progreso a lo largo del tiempo. Tu seguidor de actividad puede tener una función de memoria para llevar un registro de tus pasos en forma semanal o mensual, o puede no tenerla.

    Puedes optar por usar esta función o anotar tus pasos en un registro que tú mismo hayas creado. O bien puedes cargar la información digitalmente en tu computadora o dispositivo móvil. Llevar un registro de tu progreso te ayudará a saber si estás cumpliendo tus objetivos y cuándo puede ser el momento de establecer nuevos objetivos.

Mantén informado al médico

Si tienes problemas de salud, si has estado inactivo o si tienes mucho sobrepeso, asegúrate de hablar con el médico antes de comenzar un programa de entrenamiento. El médico puede ayudarte a establecer objetivos realistas en función de tu nivel de estado físico y de los problemas de salud que puedas tener.

Cualesquiera sean los objetivos de entrenamiento, ve un paso a la vez. Y disfruta de la sensación de saber que estás en el camino de un mejor estado físico y de salud.

June 13, 2018 See more In-depth