Conceptos básicos para estar en forma

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Comenzar un programa de entrenamiento físico es una de las mejores cosas que puedes hacer para tu salud. Después de todo, la actividad física puede reducir tu riesgo de enfermedad crónica, mejorar tu equilibrio y coordinación, ayudarte a perder peso e incluso aumentar tu autoestima. Y puedes obtener estos beneficios independientemente de tu edad, sexo o capacidad física.

El Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos) recomienda a los adultos sanos incluir actividad aeróbica y fortalecimiento muscular en su plan de entrenamiento físico, específicamente:

  • Al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica intensa a la semana, o una combinación equivalente de actividad moderada e intensa
  • Ejercicios de fortalecimiento muscular de todos los grupos musculares principales al menos dos veces por semana

Hacer ejercicio regularmente puede ayudarte a controlar tu peso, disminuir el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón y determinados tipos de cáncer, y fortalecer los huesos y músculos. Pero si no has hecho ejercicio durante algún tiempo y tiene problemas de salud, es conveniente que consultes con el médico antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Cuando estés diseñando tu programa personal de entrenamiento físico, ten en consideración tus objetivos de condición física. Piensa en lo que te gusta y lo que no te gusta de hacer ejercicio, y ten en cuenta tus barreras personales para el ejercicio. Luego considera estrategias prácticas para cumplir con tu programa de ejercicios.

Comenzar un programa de entrenamiento físico es una decisión importante, pero no tiene por qué ser algo abrumador. Con una planificación cuidadosa y yendo a tu propio ritmo, puedes hacer del ejercicio físico un hábito saludable que dure toda la vida.

Feb. 14, 2019