¿Cuán eficaz es la terapia coadyuvante?

Como ninguno de estos tratamientos es totalmente inofensivo, es importante determinar los riesgos de la terapia coadyuvante con respecto a los beneficios. Los siguientes factores pueden ayudarte a ti y a tu médico a establecer si la terapia coadjuvante es adecuada para ti y, si lo es, cuál es el tipo apropiado:

  • Tipo de cáncer. Tratar determinados tipos de cáncer con una terapia coadyuvante puede ser muy beneficioso. Por ejemplo, el cáncer de mama y de colon. Para otros tipos de cáncer, esto podría no ser un beneficio.
  • Estadio del cáncer. El estadio del cáncer se refiere a la extensión del cáncer. Si el cáncer se encuentra en una etapa inicial, antes de que haya tenido tiempo de diseminarse, entonces la posibilidad de que el cáncer vuelva a aparecer después de la cirugía puede ser muy pequeña. La terapia coadyuvante podría ofrecer pocos beneficios en este caso.

    Si el cáncer se encuentra en un estadio más avanzado, si es un tumor más grande o si se diseminó a los ganglios linfáticos cercanos, entonces la posibilidad de que el cáncer vuelva a aparecer en el futuro es mucho mayor. La terapia coadyuvante puede ser más beneficiosa en este caso.

  • Cantidad de ganglios linfáticos afectados. Cuanto más ganglios linfáticos estén afectados, las posibilidades de que las células cancerosas queden en el organismo después de una terapia local, como la cirugía, serán mayores.
  • Sensibilidad hormonal. La terapia hormonal no será eficaz si el tumor no es sensible a las hormonas.
  • Otros cambios específicos del cáncer. Determinados tipos de cáncer pueden tener cambios específicos en las células que indican la probabilidad de que el cáncer vuelva a aparecer. Si los análisis demuestran que es poco probable que eso suceda, la terapia coadyuvante puede ofrecer pocos beneficios.

    No obstante, si los análisis demuestran que el cáncer tiene una mayor posibilidad de volver a aparecer, tienes más probabilidades de beneficiarte con la terapia coadyuvante. El médico puede solicitar análisis especiales de las células cancerosas para determinar si la terapia coadyuvante resultaría beneficiosa.

Recibir terapia coadyuvante no garantiza que el cáncer no volverá a aparecer. Sin embargo, puede ayudar a reducir los riesgos de que el cáncer reaparezca.

¿La terapia adyuvante es adecuada para ti?

Mientras decides si la terapia adyuvante es adecuada para ti, sería conveniente que hablaras con el médico acerca de las siguientes cuestiones:

  • ¿Qué procedimientos estás considerando? Averigua exactamente qué se esperará de ti durante la terapia adyuvante. ¿Tendrás que visitar al médico para que te aplique inyecciones o tendrás que tomar píldoras en tu casa?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios? ¿Con qué efectos secundarios estás dispuesto a vivir? ¿Cuáles no podrás tolerar? ¿Piensas trabajar o mantenerte activo durante el tratamiento? ¿Los efectos secundarios podrían interferir en tus planes?
  • ¿Cuáles son las posibilidades de que no vuelvas a presentar cáncer? Comprende cuáles son las posibilidades de que vuelva a aparecer el cáncer si decides no someterte a otra terapia y qué mejoras podrías sentir si decides someterte a una terapia adicional. El médico puede calcular cómo funcionará tu tratamiento basándose en comparaciones con los datos de estudios de otras personas con el mismo tipo de cáncer, en el mismo estadio y con la administración del mismo tratamiento.
  • ¿Cuál es tu estado de salud general? Las personas que, por lo demás, son sanas pueden sufrir menos efectos secundarios durante la terapia adyuvante y tienen más posibilidades de beneficiarse de ella. Las personas que padecen problemas de salud graves tienen más posibilidades de sufrir efectos secundarios durante la terapia adyuvante y tienen menos posibilidades de beneficiarse de ella.
  • ¿Qué prefieres? Algunas personas desean hacer todo lo posible para reducir las posibilidades de que vuelva a aparecer el cáncer, sin importar cuáles sean los efectos secundarios. Otras personas deciden no tolerar efectos secundarios adicionales si tienen pocas posibilidades de beneficiarse. Analiza tus preferencias con el médico.

Juntos, tú y el médico pueden evaluar estos factores y decidir si los beneficios de la terapia adyuvante superan los riesgos que corres.

April 02, 2015