Colesterol HDL: Cómo aumentar tu colesterol 'bueno'

Tus niveles de colesterol son una medida importante de tu salud cardiaca. Para colesterol HDL, o colesterol "bueno", los niveles más altos son mejores.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Las «lipoproteínas de alta densidad» (HDL) se conocen como el colesterol «bueno» porque ayudan a eliminar otras formas de colesterol del torrente sanguíneo. Los niveles más altos de colesterol HDL están asociados a un menor riesgo de padecer enfermedades del corazón.

El colesterol es una sustancia cerosa que se encuentra en todas las células y que tiene diversas funciones útiles, como ayudar a elaborar las células del cuerpo. Se transporta en el torrente sanguíneo, adherido a las proteínas. Estas proteínas se denominan «lipoproteínas».

  • Lipoproteínas de baja densidad. Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) con el tiempo pueden acumularse en las paredes de los vasos sanguíneos y estrechar los conductos. En ocasiones, se puede formar un coágulo y quedar atrapado en el espacio estrecho, lo que provocaría un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. Es por ello que el colesterol LDL suele denominarse colesterol «malo».
  • Lipoproteínas de alta densidad. Este tipo de lipoproteínas a menudo se denomina colesterol «bueno». El colesterol HDL recoge el exceso de colesterol de la sangre y lo lleva de nuevo al hígado, donde se descompone y se elimina del cuerpo.

Si tienes niveles altos de colesterol LDL y niveles bajos de colesterol HDL, es probable que el médico se enfoque primero en disminuir el colesterol LDL. Los medicamentos conocidos como «estatinas» —tales como la atorvastatina (Lipitor) y la simvastatina (Zocor)— comprenden el tratamiento más frecuente contra el colesterol LDL alto.

¿Cuáles son los niveles óptimos de HDL?

Los niveles de colesterol se miden en miligramos (mg) de colesterol por decilitro (dL) de sangre o milimoles (mmol) por litro (L). Respecto del colesterol HDL, mientras más alto sea su nivel, mejor.

En riesgo Deseable
Hombres Menos de 40 mg/dL (1,0 mmol/L) 60 mg/dL (1,6 mmol/L) o más
Mujeres Menos de 50 mg/dL (1,3 mmol/L) 60 mg/dL (1,6 mmol/L) o más

Las personas que naturalmente presentan niveles altos de colesterol HDL corren menos riesgo de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, no queda tan claro si este mismo beneficio se cumple en las personas que aumentan los niveles de HDL con medicamentos.

Se observó que las intervenciones que disminuyen el nivel de HDL reducen el riesgo de sufrir ataques cardíacos, al igual que el ejercicio, dejar de fumar o mejorar la alimentación. Sin embargo, los medicamentos que aumentan específicamente el nivel de HDL no lograron reducir la tasa de ataques cardíacos.

Haz valer tu estilo de vida

Comúnmente, los niveles de HDL son menores en las personas que tienen el síndrome metabólico, un grupo de afecciones que comprenden obesidad, aumento de la presión arterial y niveles altos de azúcar en sangre.

Además de ayudarte a adelgazar, mayor actividad física puede disminuir los triglicéridos y, a la vez, aumentar los niveles de HDL. Con tan solo 60 minutos de ejercicios aeróbicos de intensidad moderada por semana podrás observar beneficios.

En relación con la dieta, intenta evitar las grasas trans, ya que pueden aumentar el colesterol LDL y disminuir los niveles de colesterol HDL. Los alimentos preparados con grasa, como los pasteles y las galletas dulces, suelen tener grasas trans, al igual que la mayoría de la los alimentos fritos y algunas margarinas.

El consumo moderado de alcohol se ha asociado a niveles más altos de colesterol HDL. Para los adultos sanos, esto significa hasta una copa por día para las mujeres de todas las edades y para los hombres mayores de 65 años, y hasta dos copas por día para los hombres de 65 años o menores. Tomar demasiado alcohol puede provocar aumento de peso e incrementar la presión arterial y los niveles de triglicéridos.

Los medicamentos pueden aumentar o disminuir el nivel de HDL

A veces, los niveles de HDL mejoran con medicamentos que se utilizan para disminuir los niveles de LDL y de triglicéridos —como la niacina recetada, los fibratos como gemfibrozil (Lopid) y ciertas estatinas, especialmente simvastatina (Zocor) y rosuvastatina (Crestor)—.

Pero los ensayos clínicos sobre varios medicamentos específicamente diseñados para aumentar los niveles de HDL finalizaron antes de tiempo, porque dichos medicamentos no reducían el riesgo de ataque cardíaco.

Los medicamentos que contienen testosterona y otros esteroides anabólicos pueden disminuir los niveles de colesterol HDL de manera artificial. Evitar esos medicamentos puede ayudarte a aumentar los recuentos de HDL.

Nov. 20, 2018 See more In-depth