Durante el ejercicio: observa los síntomas del nivel bajo de azúcar en sangre

Durante el ejercicio, el nivel bajo de azúcar en sangre a veces es una preocupación. Si estás planeando una rutina extensa, revisa el azúcar en sangre cada 30 minutos, especialmente si estás probando una nueva actividad o aumentando la intensidad o duración de tu rutina. Revisar más o menos cada media hora te permite saber si tu nivel de azúcar en sangre está estable, subiendo o bajando, y si es seguro seguir haciendo ejercicio.

Esto puede ser difícil si estás participando en actividades al aire libre o depoartes. Pero esta precaución es necesaria hasta que sepas cómo responde tu azúcar en sangre a los cambios en tus hábitos de ejercicio.

Deja de ejercitarte si:

  • Tu azúcar en sangre es 70 mg/dl (3.9 mmol/l) o más baja
  • Tiemblas, te sientes débil o confundido

Come o bebe algo (con aproximadamente 15 a 20 gramos de carbohidratos de acción rápida) para aumentar el nivel de azúcar en sangre, como:

  • Pastillas o gel de glucosa (revisa la etiqueta para saber cuántos gramos de carbohidratos contienen)
  • 1/2 taza (14 onzas o 18 mililitros) de jugo de fruta
  • 1/2 taza (14 onzas o 18 mililitros) de refresco normal (no dietético)
  • Ccaramelos (revisa la etiqueta para saber cuántos gramos de carbohidratos contienen

Vuelve a revisar el azúcar en sangre 15 minutos más tarde. Si aún es demasiado bajo, toma otra porción de 15 gramos de carbohidratos y vuelve a medir en 15 minutos.

Repite lo que sea necesario hasta que el azúcar en sangre alcance al menos 70 mg/dl (3.9 mmol/l). Si no acabaste tu rutina, continúa una vez que el azúcar en sangre vuelva a un nivel seguro.

Después de tu rutina de ejercicio: vuelve a revisar el azúcar en la sangre

Revisa el azúcar en sangre justo después de acabar con los ejercicios y de nuevo varias veces durante las siguientes horas. El ejercicio utiliza la reserva de azúcar almacenada en los músculos e hígado. A medida que el cuerpo recupera lo almacenado, toma azúcar de la sangre.

Cuanto más extenuante sea tu rutina, mayor será el tiempo durante el cual el azúcar en sangre se verá afectada. Un nivel de azúcar en sangre bajo puede ser posible incluso cuatro a ocho horas después del ejercicio. Comer un refrigerio que contiene carbohidratos de acción más lenta, como una barra de granola o mezcla de frutos secos después del ejercicio puede prevenir que te baje de golpe el azúcar en sangre.

Si tienes un nivel de azúcar bajo después de practicar ejercicio, come un refrigerio pequeño que contenga carbohidratos, como fruta, galletas saladas, o pastillas de glucosa, o bebe media taza (4 onzas/118 mililitros) de jugo de fruta..

El ejercicio es beneficioso para tu salud de muchas maneras, pero si tienes diabetes, medir el nivel de azúcar en sangre antes, durante y después del ejercicio puede ser tan importante como el ejercicio mismo.

Dec. 01, 2015 See more In-depth