La congestión nasal o «nariz congestionada» ocurre cuando los tejidos y vasos sanguíneos nasales y adyacentes se inflaman con exceso de líquido y provocan una sensación de «congestión». La congestión nasal puede o no estar acompañada de una secreción nasal o «moqueo».

Por lo general, solo es una molestia para los niños más grandes y los adultos. Pero la congestión nasal puede ser grave para los niños cuyo sueño se ve alterado o para los bebés que podrían tener dificultades para alimentarse como consecuencia de esto.

Jan. 26, 2018