Diagnóstico

Para determinar el tratamiento más adecuado para el accidente cerebrovascular, el equipo de urgencias debe evaluar el tipo de accidente cerebrovascular que tienes y las áreas del cerebro que este afecta. También deben descartar otras posibles causas de los síntomas, como un tumor cerebral o una reacción a medicamentos. El médico puede usar varias pruebas para determinar el riesgo de accidente cerebrovascular, incluidas las siguientes:

Consulta de accidentes cerebrovasculares Consulta de accidentes cerebrovasculares

Consulta de accidentes cerebrovasculares en Mayo Clinic

  • Exploración física. El médico te preguntará a ti o a un familiar qué síntomas has estado teniendo, cuándo comenzaron y qué estabas haciendo cuando comenzaron. El médico luego evaluará si estos síntomas aún están presentes.

    El médico querrá saber qué medicamentos tomas y si has tenido alguna lesión en la cabeza. Te preguntará sobre tus antecedentes personales y familiares de enfermedades cardíacas, accidentes isquémicos transitorios y accidentes cerebrovasculares.

    El médico te controlará la presión arterial y usará un estetoscopio para escuchar el corazón y para escuchar el sonido de un zumbido (soplo) sobre las arterias del cuello (carótidas), que puede indicar una aterosclerosis. El médico también puede usar un oftalmoscopio para verificar los signos de pequeños cristales de colesterol o coágulos en los vasos sanguíneos en la parte trasera de los ojos.

  • Análisis de sangre. Te pueden realizar varios análisis de sangre, que le dirán al equipo de atención qué tan rápido se formaron los coágulos de sangre, si el nivel de azúcar en sangre es anormalmente alto o bajo, si las sustancias químicas sanguíneas críticas están desequilibradas o si puedes tener una infección. Manejar el tiempo de la coagulación sanguínea, los niveles de azúcar y otras sustancias químicas claves formarán parte de tu cuidado para el accidente cerebrovascular.
  • Exploración por tomografía computarizada (TC). Una exploración por tomografía computarizada usa una serie de rayos X para crear una imagen detallada del cerebro. Una exploración por tomografía computarizada puede mostrar una hemorragia, un tumor, un accidente cerebrovascular y otras enfermedades. Los médicos pueden inyectar una sustancia en el torrente sanguíneo para ver los vasos sanguíneos en el cuello y el cerebro con mayor detalle (angiografía por tomografía computarizada). El médico puede usar diferentes tipos de tomografías computarizadas según tu situación.
  • Imágenes por resonancia magnética (RM). Una resonancia magnética usa poderosas ondas de radio e imanes para crear una vista detallada del cerebro. Una resonancia magnética puede detectar el tejido cerebral dañado por un accidente cerebrovascular isquémico y hemorragias cerebrales. El médico puede inyectar una sustancia en un vaso sanguíneo para ver las arterias y las venas, y resaltar el flujo sanguíneo (angiografía por resonancia magnética o flebografía por resonancia magnética).
  • Ecografía carotídea. En esta prueba, las ondas sonoras crean imágenes detalladas del interior de las arterias carótidas del cuello. Esta prueba muestra la acumulación de depósitos de grasa (placas) y el flujo sanguíneo en las arterias carótidas.
  • Angiografía cerebral. En esta prueba, el médico inserta un tubo delgado y flexible (catéter) a través de una pequeña incisión, por lo general en la ingle, y la dirige a través de las arterias principales y dentro de la carótida o arteria vertebral. Luego, el médico inyecta una sustancia en los vasos sanguíneos para que se puedan visualizar en las imágenes por rayos X. Este procedimiento brinda una visión detallada de las arterias del cerebro y del cuello.
  • Ecocardiograma. Un ecocardiograma usa ondas sonoras para crear imágenes detalladas del corazón. Un ecocardiograma puede encontrar el origen de los coágulos en el corazón que pueden haberse desplazado desde el corazón hasta el cerebro y provocaron el accidente cerebrovascular.

    Puedes realizarte un ecocardiograma transesofágico. En esta prueba, el médico inserta un tubo flexible con un pequeño dispositivo (transductor) pegado a la garganta y baja hasta el tubo que conecta la parte trasera de la boca con el estómago (esófago). Debido a que el esófago se encuentra directamente detrás del corazón, un ecocardiograma transesofágico puede crear imágenes por ecografía claras y detalladas del corazón y de cualquier coágulo sanguíneo.

Tratamiento

El tratamiento de emergencia del accidente cerebrovascular depende de si tienes un accidente cerebrovascular isquémico que bloquea una arteria, que es el tipo más frecuente, o un accidente cerebrovascular hemorrágico, que involucra un sangrado en el cerebro.

Accidente cerebrovascular isquémico

Para tratar un accidente cerebrovascular isquémico, los médicos deben restaurar rápidamente el flujo sanguíneo al cerebro.

Tratamiento de emergencia con medicamentos. La terapia con medicamentos para disolver coágulos debe comenzar dentro de las 4,5 horas si se administra en la vena (y cuanto antes, mejor). Un tratamiento rápido no solo mejora las probabilidades de supervivencia, sino que también reduce las complicaciones. Es posible que te administren lo siguiente:

  • Inyección intravenosa de activador tisular del plasminógeno. Esta inyección de un activador tisular del plasminógeno recombinante, también llamado «alteplasa», se considera el mejor tratamiento para el accidente cerebrovascular isquémico. La inyección del activador tisular del plasminógeno se suele aplicar en una vena del brazo. Este potente medicamento para disolver coágulos se administra idealmente dentro de las tres horas. En algunas instancias, el activador tisular del plasminógeno puede administrarse hasta 4,5 horas después de que comiencen a manifestarse los síntomas del derrame cerebral.

    Este medicamento restaura el flujo sanguíneo disolviendo el coágulo que provocó el accidente cerebrovascular y puede ayudar a las personas que sufrieron accidentes cerebrovasculares a recuperarse por completo. El médico considerará ciertos riesgos, como un posible sangrado en el cerebro, para determinar si el activador tisular del plasminógeno es adecuado para ti.

Procedimientos endovasculares de emergencia. En ocasiones, los médicos tratan los accidentes cerebrovasculares isquémicos con procedimientos que se llevan a cabo directamente dentro del vaso sanguíneo bloqueado. Estos procedimientos deben hacerse lo antes posible, dependiendo de las características del coágulo sanguíneo:

  • Medicamentos administrados directamente al cerebro. Los médicos pueden insertar un tubo delgado y largo (catéter) a través de una arteria de la ingle y colocarlo en el cerebro para administrar el activador tisular del plasminógeno directamente en la zona donde se está produciendo el accidente cerebrovascular. Esto se denomina «trombólisis intraarterial». La franja de tiempo específica para este tratamiento es, de alguna manera, mayor que para el activador tisular del plasminógeno intravenoso, pero sigue siendo limitada.
  • Extracción del coágulo con un estent intravascular. Los médicos pueden usar un catéter para manipular un dispositivo dentro del vaso sanguíneo bloqueado en el cerebro, y atrapar y extraer el coágulo. Este procedimiento es particularmente beneficioso para las personas con coágulos grandes que no pueden disolverse completamente con el activador tisular del plasminógeno, aunque este procedimiento a menudo se lleva a cabo en combinación con un activador tisular del plasminógeno intravenoso.

Varios estudios amplios y recientes sugieren que, dependiendo de dónde esté el coágulo y de otros factores, la terapia endovascular podría ser el tratamiento más eficaz. Se ha demostrado que la terapia endovascular mejora considerablemente los resultados y reduce la discapacidad a largo plazo tras un accidente cerebrovascular isquémico.

Otros procedimientos. Para disminuir el riesgo de tener otro accidente cerebrovascular u otro accidente isquémico transitorio, es posible que el médico recomiende un procedimiento para abrir una arteria estrechada a causa de la placa. Los médicos a veces recomiendan los siguientes procedimientos para evitar un accidente cerebrovascular. Las opciones variarán dependiendo de la situación:

  • Endarterectomía carotídea. En una endarterectomía carotídea, el cirujano extrae las placas de las arterias que se extienden a lo largo de cada lado del cuello hasta el cerebro (arterias carótidas). En este procedimiento, el cirujano hace una incisión a lo largo de la parte delantera del cuello, abre la arteria carótida y extrae la placa que bloquea la arteria.

    El cirujano luego repara la arteria con puntos o con un parche hecho con una vena o un material artificial (injerto). El procedimiento puede reducir el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular isquémico. Sin embargo, una endarterectomía carotídea también implica riesgos, particularmente para las personas con enfermedades cardíacas u otros trastornos médicos.

  • Angioplastia y estents. En una angioplastia, un cirujano suele acceder a las arterias carótidas a través de una arteria en la ingle. Aquí, el cirujano puede dirigirse de manera suave y segura hacia las arterias carótidas del cuello. Después, se infla un globo para expandir la arteria que está estrechada. Luego se puede introducir un estent para ayudar a mantener la arteria abierta.

Accidente cerebrovascular hemorrágico

El tratamiento de emergencia de un accidente cerebrovascular hemorrágico se centra en controlar el sangrado y reducir la presión en el cerebro. También podrías necesitar cirugía para ayudar a reducir el riesgo futuro.

Medidas de emergencia. Si tomas warfarina (Coumadin, Jantoven) o medicamentos antiagregantes plaquetarios como clopidogrel (Plavix) para prevenir coágulos sanguíneos, podrán administrarte medicamentos o transfusiones de derivados sanguíneos a fin de contrarrestar los efectos de los anticoagulantes. También se te podrán administrar medicamentos para reducir la presión en el cerebro (presión intracraneal), disminuir la presión arterial, o prevenir vasoespasmos o convulsiones.

Una vez que se detenga el sangrado en el cerebro, el tratamiento suele implicar atención médica de apoyo mientras el cuerpo absorbe la sangre. Curarse es similar a lo que ocurre cuando un gran moretón desaparece. Si la zona del sangrado es grande, el médico puede realizar una cirugía para extraer la sangre y liberar la presión del cerebro.

Reparación quirúrgica de vasos sanguíneos. La cirugía se puede utilizar para reparar anomalías en los vasos sanguíneos asociadas a los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos. El médico puede recomendar uno de los siguientes procedimientos después de un accidente cerebrovascular, o en caso de que un aneurisma, una malformación arteriovenosa u otro tipo de malformación vascular hubieran provocado el accidente cerebrovascular hemorrágico:

  • Grapado quirúrgico. El cirujano coloca una pequeña pinza en la base del aneurisma para detener el flujo sanguíneo hacia este. Esta pinza puede impedir que el aneurisma estalle, o puede prevenir que un aneurisma que ha sufrido un sangrado recientemente vuelva a recibir sangre.
  • Embolización con espirales (embolización endovascular). El cirujano inserta un catéter en una arteria de la ingle y lo guía hacia el cerebro usando imágenes por rayos X. Se guían pequeños espirales desmontables hacia dentro del aneurisma (embolización del aneurisma con espirales). Los espirales llenan el aneurisma, lo que obstruye el flujo sanguíneo al mismo y hace que la sangre coagule.
  • Extirpación quirúrgica de la malformación arteriovenosa. Los cirujanos pueden extirpar una malformación arteriovenosa más pequeña si se encuentra en una región accesible del cerebro para eliminar el riesgo de rotura y disminuir el riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico. Sin embargo, no siempre es posible eliminar una malformación arteriovenosa si su extirpación provocaría una reducción muy grande de la función cerebral, o si es grande o se encuentra en las profundidades del cerebro.
  • Radiocirugía estereotáctica. Con múltiples haces de radiación altamente enfocados, la radiocirugía estereotáctica es un tratamiento avanzado mínimamente invasivo que se utiliza para reparar malformaciones vasculares.

Recuperación y rehabilitación de accidentes cerebrovasculares

Después de un tratamiento de urgencia, el cuidado del accidente cerebrovascular se centra en ayudarte a recuperar tantas funciones como puedas y volver a tener una vida independiente. El impacto de un accidente cerebrovascular depende de la parte del cerebro afectada y de la cantidad de tejidos dañados.

Si el accidente cerebrovascular afectó el lado derecho del cerebro, el movimiento y la sensibilidad del lado izquierdo del cuerpo podrán verse afectados. Si el accidente cerebrovascular dañó tejido cerebral del lado izquierdo del cerebro, el movimiento y la sensibilidad del lado derecho del cuerpo podrán verse afectados. El daño cerebral al lado izquierdo del cerebro puede provocar trastornos del habla y el lenguaje.

Además, si has tenido un accidente cerebrovascular, es posible que experimentes problemas de respiración, deglución, equilibrio y visión.

La mayoría de los sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares reciben tratamiento en un programa de rehabilitación. El médico te recomendará el programa terapéutico más riguroso que puedas hacer en función de tu edad, tu salud general y tu grado de discapacidad a partir del accidente cerebrovascular. También tendrá en cuenta tu estilo de vida, intereses y prioridades, y la disponibilidad de familiares u otras personas encargadas del cuidado.

El programa de rehabilitación puede comenzar antes de que dejes el hospital. Después de recibir el alta, puedes continuar el programa en una unidad de rehabilitación del mismo hospital, en otra unidad de rehabilitación o en un centro de enfermería especializada, en una unidad ambulatoria o en tu casa.

La recuperación del accidente cerebrovascular de cada persona es diferente. Según la afección, el equipo de tratamiento puede estar integrado por:

  • Médico capacitado en afecciones cerebrales (neurólogo)
  • Médico de rehabilitación (fisiatra)
  • Un miembro del personal de enfermería
  • Dietista
  • Fisioterapeuta
  • Terapeuta ocupacional
  • Terapeuta recreativo
  • Patólogo del habla
  • Trabajador social
  • Encargado del caso
  • Psicólogo o psiquiatra
  • Capellán
Sesión de terapia del lenguaje

En general, la terapia del lenguaje forma parte de la rehabilitación de un accidente cerebrovascular.

Resultados del tratamiento

Una forma de evaluar la atención de los pacientes a quienes se les diagnosticó accidente cerebrovascular es observar el porcentaje de pacientes que reciben las medidas adecuadas de atención oportunas y efectivas. El objetivo es que sea del 100 %.

Los siguientes gráficos muestran el porcentaje de pacientes de Mayo Clinic diagnosticados con accidente cerebrovascular que reúnen los requisitos y que están recibiendo toda la atención adecuada.

Medidas fundamentales sobre el accidente cerebrovascular

Consulta el gráfico relacionado.

Mortalidad por endarterectomía carotídea

Consulta el gráfico correspondiente.

Mortalidad por colocación de estent carotídeo

Consulta el gráfico correspondiente.

Medidas de cuidados integrales para un accidente cerebrovascular

Consulta el gráfico relacionado.

Cuidado integral del accidente cerebrovascular: tiempo para la punción en la piel desde la llegada

Consulta el gráfico relacionado.

Atención integral del accidente cerebrovascular: tasa de revascularización posterior a la trombólisis

Consulta el gráfico relacionado.

Atención integral del accidente cerebrovascular: administración oportuna del tratamiento con t-PA IV

Consulta el gráfico relacionado.

Para obtener información o datos adicionales, visita Medicare Hospital Compare.

Para obtener información adicional sobre la calidad de Mayo Clinic, visita Quality Measures (Medidas de calidad).

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Un accidente cerebrovascular es un hecho que cambia la vida y que puede afectar el bienestar emocional tanto como la función física. Puedes tener sentimientos de impotencia, frustración, depresión y apatía. También puedes sentir cambios en el estado de ánimo y una disminución del impulso sexual.

Mantener la autoestima, las conexiones con otros y el interés por el mundo son partes esenciales de la recuperación. Hay varias estrategias que pueden ayudarte a ti y a las personas encargadas de tu cuidado, tales como las siguientes:

  • No seas duro contigo mismo. Acepta que la recuperación física y emocional implicará un trabajo arduo y tomará tiempo. Intenta tener una «nueva normalidad» y celebra tu progreso. Tómate tiempo para descansar.
  • Sal de tu casa incluso si te cuesta. Intenta no desalentarte ni avergonzarte si te mueves lentamente y necesitas un bastón, un andador o una silla de ruedas para desplazarte. Salir es bueno para ti.
  • Únete a un grupo de apoyo. Encontrarte con otras personas que estén lidiando con un accidente cerebrovascular te permite salir y compartir experiencias, intercambiar información y entablar nuevas amistades.
  • Dile lo que necesitas a tus amigos y familiares. Las personas pueden querer ayudarte, pero quizá no sepan qué hacer. Hazles saber cómo pueden ayudarte, por ejemplo, trayendo comida y quedándose contigo para comer y hablar, o asistir a eventos sociales o actividades religiosas.
  • Recuerda que no estás solo. Casi 800.000 estadounidenses tienen un accidente cerebrovascular cada año. Aproximadamente cada 40 segundos alguien tiene un accidente cerebrovascular en los Estados Unidos.

Desafíos de comunicación

Uno de los efectos más frustrantes de un accidente cerebrovascular es que puede afectar el habla y el lenguaje. A continuación, te damos algunos consejos para ayudarte a ti y a las personas encargadas de tu cuidado a encarar los desafíos de comunicación:

  • La práctica ayuda. Intenta tener una conversación al menos una vez al día. Te ayudará a conocer qué funciona mejor para ti, a sentirte conectado y a reconstruir tu confianza.
  • Relájate y tómate tu tiempo. Hablar puede ser más fácil y agradable en una situación relajada en la que no tienes apuro. Algunos sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares descubren que después de la cena es un buen momento.
  • Dilo a tu manera. Cuando te estás recuperando de un accidente cerebrovascular, es posible que debas usar menos palabras, hacer uso de gestos o utilizar tu timbre de voz para comunicarte.
  • Usa objetos y ayudas para la comunicación. Puede ser útil usar tarjetas de indicios en las que se muestren palabras que se usan con frecuencia o imágenes de amigos y familiares cercanos, un programa de televisión favorito, el baño u otros deseos y necesidades habituales.

Preparación para la consulta

Un accidente cerebrovascular en curso generalmente se diagnostica en un hospital. Si estás teniendo un accidente cerebrovascular, la atención médica inmediata se enfocará en reducir al mínimo el daño cerebral. Si aún no has sufrido un accidente cerebrovascular, pero te preocupa tu riesgo futuro, puedes hablar sobre tus inquietudes con tu médico en la próxima consulta que programes.

Qué esperar del médico

En la sala de emergencias, puede haber especialistas en medicina de emergencia o un médico capacitado en enfermedades cerebrales (neurólogo), así como personal de enfermería y técnicos médicos.

La prioridad del equipo de emergencia es estabilizar los síntomas y la enfermedad general. Después, el equipo determinará si estás teniendo un accidente cerebrovascular. Los médicos intentarán encontrar la causa del accidente cerebrovascular para determinar el tratamiento más adecuado.

Si buscas el asesoramiento del médico durante una cita médica programada, este evaluará tus factores de riesgo de sufrir accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca. En la conversación, se tratará de evitar estos factores de riesgo, como no fumar ni consumir drogas ilegales. Tu médico también analizará estrategias de estilo de vida o medicación para controlar la presión arterial alta, el colesterol y otros factores de riesgo de sufrir accidente cerebrovascular.

En algunos casos, tu médico puede recomendar ciertos análisis o procedimientos. Estos ayudarán al médico a comprender mejor el riesgo que tienes de sufrir un accidente cerebrovascular. Es posible que también ayuden a tratar afecciones no diagnosticadas que pueden aumentar este riesgo.

Accidente cerebrovascular - atención en Mayo Clinic

Sept. 05, 2019
  1. Stroke: Hope through research. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. http://www.ninds.nih.gov/disorders/stroke/stroke.htm. Accessed Oct. 3, 2017.
  2. Oliveira-Filho J. Initial assessment and management of acute stroke. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 3, 2017.
  3. Know stroke brochure. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. http://stroke.nih.gov/materials/actintime.htm. Accessed Oct. 3, 2017.
  4. Benjamin EJ, et al. Heart disease and stroke statistics — 2017 update: A report from the American Heart Association. Circulation. 2017;135:e146.
  5. Warning signs of a stroke. National Stroke Association. http://www.stroke.org/site/PageServer?pagename=SYMP. Accessed Oct. 3, 2017.
  6. Caplan LR. Overview of the evaluation of stroke. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 3, 2017.
  7. Caplan LR. Etiology, classification and epidemiology of stroke. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 3, 2017.
  8. Ischemic strokes (clots). American Stroke Association. http://www.strokeassociation.org/STROKEORG/AboutStroke/TypesofStroke/IschemicClots/Ischemic-Strokes-Clots_UCM_310939_Article.jsp#.WdOnBmeGNaQ. Accessed Oct. 3, 2017.
  9. Cerebral aneurysms fact sheet. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. http://www.ninds.nih.gov/disorders/cerebral_aneurysm/cerebral_aneurysms.htm. Accessed Oct. 3, 2017.
  10. Furie KL, et al. Definition, etiology and clinical manifestations of transient ischemic attack. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 3, 2017.
  11. Hemiparesis. National Stroke Association. http://www.stroke.org/we-can-help/survivors/stroke-recovery/post-stroke-conditions/physical/hemiparesis. Accessed Oct. 4, 2017.
  12. Neurological diagnostic tests and procedures fact sheet. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Fact-Sheets/Neurological-Diagnostic-Tests-and-Procedures-Fact. Accessed Oct. 4, 2017.
  13. What is echocardiography? National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/echo/. Accessed Oct. 4, 2017.
  14. Oliveira-Filho J, et al. Intravenous fibrinolytic (thrombolytic) therapy in acute ischemic stroke: Therapeutic use. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 4, 2017.
  15. Oliveira-Filho J, et al. Reperfusion therapy for acute ischemic stroke. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 4, 2017.
  16. Cucchiara BL, et al. Antiplatelet therapy for secondary prevention of stroke. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 4, 2017.
  17. Questions and answers about carotid endarterectomy. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Hope-Through-Research/Stroke-Hope-Through-Research/Questions-Answers-Carotid-Endarterectomy. Accessed Oct. 6, 2017.
  18. Fairman RM, et al. Carotid endarterectomy. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 6, 2017.
  19. Fairman RM, et al. Carotid artery stenting and its complications. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 6, 2017.
  20. Rordorf G, et al. Spontaneous intracerebral hemorrhage: Treatment and prognosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 6, 2017.
  21. Arteriovenous malformations and other vascular lesions of the central nervous system fact sheet. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. http://www.ninds.nih.gov/disorders/avms/avms.htm. Accessed Oct. 6, 2017.
  22. Rehabilitation therapy after a stroke. National Stroke Association. http://www.stroke.org/we-can-help/stroke-survivors/just-experienced-stroke/rehab?pagename=REHABT. Accessed Oct. 6, 2017.
  23. Recovery after stroke — Coping with emotions. National Stroke Association. http://www.stroke.org/stroke-resources/resource-library/fact-sheets?fulltext=recovery&pagename=Recov_factsheets. Accessed Oct. 6, 2017.
  24. Recovery after stroke — Social support. National Stroke Association. http://www.stroke.org/stroke-resources/resource-library/fact-sheets?fulltext=recovery&pagename=Recov_factsheets&page=1. Accessed Oct. 6, 2017.
  25. Recovery after stroke — Thinking and cognition. National Stroke Association. http://www.stroke.org/stroke-resources/resource-library/fact-sheets?fulltext=recovery&pagename=Recov_factsheets&page=1. Accessed Oct. 6, 2017.
  26. Preventing a stroke — Medical risk factors. National Stroke Association. http://www.stroke.org/understand-stroke/preventing-stroke/medical-risk-factors?pagename=HighBloodPressure. Accessed Oct. 6, 2017.
  27. Preventing another stroke. National Stroke Association. http://www.stroke.org/we-can-help/survivors/stroke-recovery/first-steps-recovery/preventing-another-stroke?pagename=STARS. Accessed Oct. 6, 2017.
  28. Diet and nutrition. National Stroke Association. http://www.stroke.org/we-can-help/stroke-survivors/living-stroke/rehabilitation/diet-and-nutrition?pagename=eathealthy. Accessed Oct. 6, 2017.
  29. Furie KL, et al. Overview of secondary prevention of ischemic stroke. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 6, 2017.
  30. Ban SP, et al. Bypass surgery for complex intracranial aneurysms: 15 years of experience at a single institution and review of pertinent literature. Operative Neurosurgery. 2017;13:679.
  31. Klaas JP. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Nov. 3, 2017.
  32. Singer RJ, et al. Treatment of aneurysmal subarachnoid hemorrhage. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 6, 2017.
  33. Spence JD. Recent advances in preventing stroke recurrence. F1000 Research. 2017;6:1017.
  34. Act FAST. National Stroke Association. http://www.stroke.org/understand-stroke/recognizing-stroke/act-fast. Accessed Oct. 3, 2017.
  35. Stroke. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/stroke#. Accessed Oct. 3, 2017.
  36. Howard VJ, et al. Physical activity in primary stroke prevention. Stroke. 2015;46:1735.
  37. Powers WJ, et al. 2015 American Heart Association/American Stroke Association focused update of the 2013 guidelines for the early management of patients with acute ischemic stroke regarding endovascular treatment. Stroke. 2015;46:3024.
  38. Post-stroke rehabilitation fact sheet. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. http://stroke.nih.gov/materials/rehabilitation.htm. Accessed Oct. 4, 2017.
  39. Saver JL, et al. Stent-retriever thrombectomy after intravenous t-PA vs t-PA alone in stroke. New England Journal of Medicine. 2015;372:2285.
  40. Ferri FF. Stroke. In: Ferri's Clinical Advisor 2018. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 3, 2017.
  41. Berkhemer OA, et al. A randomized trial of intraarterial treatment for acute ischemic stroke. New England Journal of Medicine. 2015;372:11.
  42. Daroff RB, et al. Principles of neurointerventional therapy. In: Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 6, 2017.
  43. Rordorf G, et al. Spontaneous intracerebral hemorrhage: Pathogenesis, clinical features and diagnosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 15, 2018.
  44. Jauch EC, et al. Guidelines for the early management of patients with acute ischemic stroke: A guideline for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke. 2013;44:870.
  45. Estruch R, et al. Primary prevention of cardiovascular disease with a Mediterranean diet. New England Journal of Medicine. 2013;368:1279.
  46. Goyal M, et al. Randomized assessment of rapid endovascular treatment of ischemic stroke. New England Journal of Medicine. 2015;372:1019.
  47. Campbell BCV, et al. Endovascular therapy for ischemic stroke with perfusion-imaging selection. New England Journal of Medicine. 2015;372:1009.
  48. Jovin TG, et al. Thrombectomy within 8 hours after symptom onset in ischemic stroke. New England Journal of Medicine. 2015;372:2296.
  49. Singer RJ. Treatment of cerebral aneurysms. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 6, 2017.
  50. Attig JM. Allscripts EPSI. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Dec. 27, 2017.
  51. Cook M (expert opinion). American Heart Association, Edina, Minn. May 15, 2017.
  52. Lifestyle risk factors. National Stroke Association. http://www.stroke.org/understand-stroke/preventing-stroke/lifestyle-risk-factors?pagename=alcohol. Assessed Oct. 6, 2017.
  53. Stroke treatments. American Stroke Association. http://www.strokeassociation.org/STROKEORG/AboutStroke/Treatment/Stroke-Treatments_UCM_310892_Article.jsp. Accessed Oct. 6, 2017.
  54. Dysphagia. National Stroke Association. http://www.stroke.org/we-can-help/survivors/stroke-recovery/post-stroke-conditions/physical/dysphagia. Accessed Oct. 4, 2017.
  55. Central pain syndrome. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/All-Disorders/Central-Pain-Syndrome-Information-Page. Accessed Oct. 4, 2017.
  56. Quality check. The Joint Commission. https://www.qualitycheck.org/search/?keyword=mayo clinic#keyword=mayo clinic&advancedcertification=Advanced Comprehensive Stroke Center,Primary Stroke Center. Accessed Oct. 12, 2017.
  57. Riggin EA. Allscripts EPSI. Mayo Clinic, Rochester, Minn. July 20, 2017.
  58. Know before you go. American Heart Association. http://hospitalmaps.heart.org/AHAMAP/map/qimap.jsp#. Accessed Dec. 28, 2017.

See also