Diagnóstico

Análisis para la detección del cáncer

El diagnóstico del cáncer en sus primeras etapas a menudo permite la mejor oportunidad de cura. Con esto en mente, habla con el médico acerca de qué tipos de exámenes para la detección de cáncer son los más adecuados para ti.

Para algunos tipos de cáncer, los estudios muestran que los exámenes para la detección pueden salvar vidas mediante el diagnóstico precoz del cáncer. Para otros tipos de cáncer, se recomiendan exámenes para la detección solo para personas con mayor riesgo.

Diversas organizaciones médicas y grupos de defensa del paciente tienen recomendaciones y pautas para la detección del cáncer. Revisa las diferentes pautas con tu médico para que juntos puedan determinar qué es mejor para ti según tus propios factores de riesgo de padecer cáncer.

Diagnóstico del cáncer

El médico puede usar uno o más enfoques para diagnosticar cáncer:

  • Exploración física. El médico puede palpar partes del cuerpo en busca de bultos que indiquen un tumor. Durante una exploración física, el médico puede buscar anomalías, como cambios en el color de piel o agrandamiento de un órgano, que podrían indicar la presencia de cáncer.
  • Análisis de laboratorio. Los análisis de laboratorio, como análisis de sangre y orina, pueden ayudar a que el médico identifique anomalías que pueden estar ocasionadas por el cáncer. Por ejemplo, en personas con leucemia, un análisis de sangre frecuente denominado «hemograma completo» puede revelar una cantidad o tipo inusual de glóbulos blancos.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Las pruebas de diagnóstico por imágenes permiten que tu médico examine los huesos y órganos internos de forma no invasiva. Las pruebas de diagnóstico por imágenes utilizadas para el diagnóstico del cáncer pueden consistir en tomografías computarizadas, gammagrafías óseas, imágenes por resonancia magnética, tomografías por emisión de positrones, ecografías y radiografías, entre otras.
  • Biopsia. Durante una biopsia, el médico extrae una muestra de células para analizar en el laboratorio. Existen varios modos de extraer una muestra. El procedimiento de biopsia adecuado para ti depende del tipo de cáncer y su ubicación. En la mayoría de los casos, la biopsia es la única forma de obtener un diagnóstico definitivo de cáncer.

    En el laboratorio, los médicos observan muestras de células bajo el microscopio. Las células normales tienen aspecto uniforme, con tamaños similares y organización ordenada. Las células cancerosas tienen aspecto menos ordenado, con distintos tamaños y sin organización aparente.

Estadios del cáncer

Una vez diagnosticado el cáncer, tu médico determinará el grado (estadio) del cáncer. El médico utiliza el estadio del cáncer para determinar las opciones de tratamiento y las posibilidades de cura.

Las pruebas y procedimientos de estadificación comprenden pruebas de diagnóstico por imágenes, como gammagrafías óseas o radiografías, para ver si el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo.

Por lo general, los estadios del cáncer se indican con numerales romanos, de I a IV, y los numerales mayores indican un cáncer más avanzado. En algunos casos, el estadio del cáncer se indica con letras o palabras.

Tratamiento

Se encuentran disponibles muchos tratamientos oncológicos. Las opciones de tratamiento dependerán de diversos factores, como el tipo y el estadio del cáncer, tu salud general y tus preferencias. Junto con el médico pueden sopesar los beneficios y los riesgos de cada tratamiento oncológico para determinar cuál es el mejor para ti.

Objetivos del tratamiento oncológico

El tratamiento oncológico tiene diferentes objetivos, entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Curar. El objetivo del tratamiento es lograr una cura para el cáncer, de modo que puedas tener una expectativa de vida normal. Esto podría ser posible o no, según tu situación específica.
  • Tratamiento primario. El objetivo de un tratamiento primario es extirpar completamente el cáncer del cuerpo o destruir las células cancerosas.

    Cualquier tratamiento oncológico puede usarse como un tratamiento primario, pero el tratamiento oncológico primario más frecuente para los tipos más comunes de cáncer es la cirugía. Si tu tipo de cáncer es particularmente sensible a la radioterapia o quimioterapia, es posible que recibas una de esas terapias como tratamiento primario.

  • Tratamiento adyuvante. El objetivo del tratamiento adyuvante es destruir cualquier célula cancerosa que pueda quedar después del tratamiento primario para reducir la probabilidad de que el cáncer reaparezca.

    Cualquier tratamiento oncológico puede usarse como tratamiento adyuvante. Los tratamientos adyuvantes frecuentes incluyen quimioterapia, radioterapia y terapia hormonal.

  • Tratamiento paliativo. Los tratamientos paliativos pueden ayudar a aliviar los efectos secundarios del tratamiento o los signos y síntomas provocados por el mismo cáncer. La cirugía, la radioterapia, la quimioterapia y la terapia hormonal pueden usarse para aliviar los signos y síntomas. Los medicamentos pueden aliviar síntomas como el dolor o la dificultad para respirar.

    El tratamiento paliativo puede usarse al mismo tiempo que otros tratamientos destinados a curar el cáncer.

Tratamientos oncológicos

Los médicos tienen muchas herramientas para utilizar en el caso del cáncer. Las opciones de tratamiento oncológico incluyen las siguientes:

  • Cirugía. El objetivo de la cirugía es extirpar el cáncer por completo o en la mayor medida posible.
  • Quimioterapia. En la quimioterapia, se utilizan medicamentos para destruir las células cancerosas.
  • Radioterapia. La radioterapia utiliza rayos de energía de alta potencia, como los rayos X, para destruir las células cancerosas. La radioterapia puede provenir de una máquina que se encuentra afuera de tu cuerpo (radioterapia con haz externo) o se puede colocar dentro del cuerpo (braquiterapia).
  • Trasplante de médula ósea. El trasplante de médula ósea también se conoce como trasplante de células madre. La médula ósea es el material dentro de los huesos que genera glóbulos. Un trasplante de médula ósea puede usar tus propias células o células de un donante.

    Un trasplante de médula ósea permite al médico utilizar dosis más altas de quimioterapia para tratar el cáncer. También se puede utilizar para reemplazar la médula ósea enferma.

  • Inmunoterapia. La inmunoterapia, también conocida como terapia biológica, usa el sistema inmunitario del organismo para combatir el cáncer. El cáncer puede sobrevivir sin ser detectado en el cuerpo debido a que el sistema inmunitario no lo reconoce como un intruso. La inmunoterapia puede ayudar al sistema inmunitario a “detectar” el cáncer y atacarlo.
  • Tratamiento hormonal. Algunos tipos de cáncer se ven potenciados por las hormonas del cuerpo. Por ejemplo, el cáncer de mama y el cáncer de próstata. Eliminar esas hormonas del cuerpo o anular sus efectos puede detener el crecimiento de las células cancerosas.
  • Tratamiento farmacológico dirigido. Los tratamientos farmacológicos dirigidos se enfocan en las anomalías específicas presentes en las células cancerosas que les permiten sobrevivir.
  • Ensayos clínicos. Los ensayos clínicos son estudios destinados a investigar nuevos métodos para tratar el cáncer. Hay miles de ensayos clínicos en curso para el cáncer.

Según el tipo de cáncer, podría haber otros tratamientos disponibles para ti.

Los ensayos clínicos sobre el cáncer ofrecen muchos beneficios

Haz clic aquí para obtener más información en una infografía

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Medicina alternativa

No se han comprobado tratamientos oncológicos alternativos que curen el cáncer. Sin embargo, la medicina alternativa puede ayudarte a afrontar los efectos secundarios del cáncer y del tratamiento oncológico, como fatiga, náuseas y dolor.

Habla con tu médico sobre las opciones de medicina alternativa que pueden ofrecerte algún beneficio. El médico también puede decirte si estas terapias son seguras para ti o si pueden interferir en el tratamiento oncológico.

Algunas opciones de medicina alternativa que resultaron útiles para personas con cáncer son:

  • Acupuntura
  • Hipnosis
  • Masajes
  • Meditación
  • Técnicas de relajación
  • Yoga

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Un diagnóstico de cáncer puede cambiar tu vida para siempre. Cada persona encuentra su propia manera de afrontar los cambios emocionales y físicos que el cáncer trae aparejados. Pero cuando te diagnostican cáncer, a veces es difícil saber qué hacer.

A continuación, te ofrecemos algunas ideas que te ayudarán a afrontarlo:

  • Obtén información suficiente para tomar decisiones sobre tu atención médica. Pregúntale al médico acerca de tu cáncer, incluso sobre las opciones de tratamiento y, si así lo deseas, tu pronóstico. A medida que sepas más sobre el cáncer, más confianza tendrás para tomar decisiones acerca del tratamiento.
  • Mantén la compañía de tus familiares y amigos. Mantenerte cerca de las personas con las que tienes una relación estrecha te ayudará a lidiar con el cáncer. Los familiares y amigos pueden brindar el apoyo práctico que necesitas, como ayudarte a cuidar tu casa si te encuentras en el hospital. Pueden ser un apoyo emocional cuando te sientas abrumado por el cáncer.
  • Busca a alguien con quien hablar. Busca a una persona que sepa escuchar y que esté dispuesta a escucharte hablar sobre tus esperanzas y temores. Puede ser un familiar o un amigo. También podrían resultar útiles el interés y la comprensión de un terapeuta, un asistente social médico, un miembro de la iglesia o un grupo de apoyo para personas con cáncer.

    Pídele al médico que te brinde información acerca de los grupos de apoyo de tu zona. Otras fuentes de información son el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) y la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society).

Preparación para la consulta

Comienza por pedir una consulta con el médico de cabecera si tienes signos o síntomas que te preocupen. Si tu médico determina que tienes cáncer, es probable que te derive a uno o más especialistas.

  • Médicos que tratan el cáncer (oncólogos)
  • Médicos que tratan cáncer con radioterapia (oncólogos de radioterapia);
  • Médicos que tratan enfermedades de la sangre y tejidos hematopoyéticos (hematólogos).
  • Cirujanos

Debido a que la consulta puede ser breve, y por lo general hay muchos temas que tratar, es una buena idea ir bien preparado. A continuación incluimos información que te ayudará a prepararte y a saber qué puedes esperar del médico.

Lo que puedes hacer

  • Ten en cuenta las restricciones que debes cumplir antes de asistir a la consulta. Al momento de programar la consulta, asegúrate de preguntar si necesitas hacer algo con anticipación, como cuidarte con las comidas.
  • Anota los síntomas que experimentes, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la consulta.
  • Anota información personal clave, como episodios de estrés importantes o cambios recientes en tu vida.
  • Anota tus antecedentes familiares con respecto al cáncer. Si a otros miembros de tu familia se les diagnosticó cáncer, toma nota de los tipos de cáncer, qué parentesco tienes con cada persona y qué edad tenía cada persona cuando se lo diagnosticaron.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomes.
  • Considera ir acompañado de un familiar o un amigo. A veces es difícil recordar toda la información que se proporciona durante una consulta. Quizás la persona que te acompaña recuerde información que tú pasaste por alto u olvidaste.
  • Anota preguntas para hacerle al médico.

El tiempo con el médico es limitado, por lo que preparar una lista de preguntas puede ayudarte a aprovechar el tiempo al máximo. Enumera las preguntas de la más importante a la menos importante, en caso de que se agote el tiempo. Para el cáncer, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Qué tipo de cáncer tengo?
  • ¿En qué estadio se encuentra el cáncer?
  • ¿Necesitaré más análisis?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?
  • ¿Algún tratamiento puede curarme el cáncer?
  • Si mi cáncer no se puede curar, ¿qué puedo esperar del tratamiento?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de cada tratamiento?
  • ¿Hay algún tratamiento que considere mejor para mí?
  • ¿Con qué urgencia debo comenzar el tratamiento?
  • ¿De qué forma afectará el tratamiento mi vida diaria?
  • ¿Puedo seguir trabajando durante el tratamiento?
  • ¿Existen ensayos clínicos o tratamientos en etapa de investigación disponibles?
  • Tengo estas otras enfermedades. ¿Cómo puedo controlarlas durante mi tratamiento contra el cáncer?
  • ¿Hay alguna restricción que deba seguir?
  • ¿Debería ver a un especialista? ¿Cuánto costará eso? ¿Lo cubrirá mi seguro?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me receta?
  • ¿Tiene folletos u otros materiales impresos que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?
  • ¿Qué determinará si debo planear consultas de seguimiento?

Además de las preguntas que has preparado para hacerle a tu médico, no dudes en hacerle otras preguntas que se te ocurran.

Qué esperar de tu médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas. Prepararte para responderlas puede darte tiempo luego para tratar otros puntos que quieras abordar. El médico puede preguntarte lo siguiente:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Tus síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Qué tan graves son tus síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar tus síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca empeorar tus síntomas?
  • ¿Alguno de tus familiares tiene cáncer?
  • ¿Alguna vez has tenido cáncer? Si es así, ¿de qué tipo y cómo lo trataste?
  • ¿Alguna vez estuviste expuesto a sustancias químicas en el hogar o en el trabajo?
  • ¿Fumas o consumes tabaco?
  • ¿Te han diagnosticado una infección por hepatitis o una infección por el virus del papiloma humano?

Cáncer - atención en Mayo Clinic

Feb. 05, 2019
References
  1. Cancer. World Health Organization. http://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/cancer. Accessed Dec. 5, 2018.
  2. Cancer: All sites. Surveillance Epidemiology and End Results. http://seer.cancer.gov/statfacts/html/all.html. Accessed April 23, 2015.
  3. Symptoms. National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/cancertopics/diagnosis-staging/symptoms. Accessed April 23, 2015.
  4. Kushi LH, et al. American Cancer Society guidelines on nutrition and physical activity for cancer prevention: Reducing the risk of cancer with healthy food choices and physical activity. CA: A Cancer Journal for Clinicians. 2012;62:30.
  5. Niederhuber JE, et al., eds. Genetic and epigenetic alterations in cancer. In: Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed April 23, 2015.
  6. Ulcerative colitis. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. http://digestive.niddk.nih.gov/ddiseases/pubs/colitis/index.htm. Accessed April 23, 2015.
  7. NINDS paraneoplastic syndromes information page. National Institute of Neurological Disorder and Stroke. http://www.ninds.nih.gov/disorders/paraneoplastic/paraneoplastic.htm. Accessed April 23, 2015.
  8. Deng GE, et al. Evidence-based clinical practice guidelines for integrative oncology: Complementary therapies and botanicals. Journal of the Society for Integrative Oncology. 2009;7:85.
  9. Taking time: Support for people with cancer. National Cancer Institute. http://cancer.gov/cancertopics/takingtime. Accessed April 23, 2015.
  10. Moynihan TJ (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. May 1, 2015.
  11. Hypercalcemia (high level of calcium in the blood). Merck Manual Home Edition. http://www.merckmanuals.com/home/hormonal-and-metabolic-disorders/electrolyte-balance/hypercalcemia-high-level-of-calcium-in-the-blood. Accessed April 23, 2015.
  12. What is cancer? National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/cancertopics/what-is-cancer. Accessed April 23, 2015.
  13. Cancer prevention overview (PDQ). National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/prevention/overview/patient/page1/AllPages. Accessed April 23, 2015.
  14. The genetics of cancer. National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/cancertopics/causes-prevention/genetics. Accessed April 23, 2015.
  15. Understanding cancer risk. Cancer.Net. http://www.cancer.net/navigating-cancer-care/prevention-and-healthy-living/understanding-cancer-risk. Accessed April 23. 2015.
  16. Cancer screening overview (PDQ). National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/screening/overview/HealthProfessional. Accessed April 23, 2015.
  17. Diagnosis. National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/cancertopics/diagnosis-staging/diagnosis. Accessed April 23, 2015.
  18. Staging. National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/cancertopics/diagnosis-staging/staging. Accessed April 23, 2015.
  19. Making decisions about cancer treatment. Cancer.Net. http://www.cancer.net/navigating-cancer-care/how-cancer-treated/making-decisions-about-cancer-treatment. Accessed April 23, 2015.
  20. How cancer is treated. Cancer.Net. http://www.cancer.net/navigating-cancer-care/how-cancer-treated. Accessed April 23, 2015.

Ver también

News from Mayo Clinic

Products & Services