Diversos tipos de enfermedades y trastornos pueden causar dolor pélvico. El dolor pélvico crónico puede ser producido por más de un trastorno.

El dolor pélvico se origina en los aparatos digestivo, reproductor o urinario. Recientemente, los médicos han observado que cierto dolor pélvico, particularmente el dolor pélvico crónico, también puede originarse en los músculos y el tejido conjuntivo (ligamentos) de las estructuras del suelo pélvico. En ocasiones, el dolor pélvico puede ser producto de la irritación de los nervios de la pelvis.

Aparato reproductor femenino

El dolor pélvico que se origina del aparato reproductor femenino podría deberse a las siguientes afecciones:

  1. Adenomiosis
  2. Embarazo ectópico (u otras afecciones relacionadas con el embarazo)
  3. Endometriosis
  4. Calambres menstruales (dismenorrea)
  5. Aborto espontáneo (antes de la semana 20) o muerte fetal intrauterina
  6. Dolor intermenstrual (dolor asociado con la ovulación)
  7. Cáncer de ovario
  8. Quistes de ovario
  9. Enfermedad inflamatoria pélvica
  10. Fibromas uterinos
  11. Vulvodinia

Otras causas en las mujeres o los hombres

Estos son algunos ejemplos de otras causas posibles del dolor pélvico, tanto en los hombres como en las mujeres:

  1. Apendicitis
  2. Cáncer de colon
  3. Estreñimiento
  4. Enfermedad de Crohn
  5. Diverticulitis
  6. Fibromialgia
  7. Hernia inguinal
  8. Cistitis intersticial (también llamado «síndrome de la vejiga dolorosa»)
  9. Oclusión intestinal
  10. Síndrome de intestino irritable
  11. Cálculos renales
  12. Abuso sexual o maltrato físico en el pasado
  13. Espasmos de los músculos del suelo pélvico
  14. Prostatitis (infección o inflamación de la próstata)
  15. Colitis ulcerosa (un tipo de enfermedad intestinal inflamatoria)
  16. Infección de las vías urinarias

Las causas que aquí se muestran se asocian comúnmente con este síntoma. Trabaja con tu médico u otro profesional de atención médica para obtener un diagnóstico preciso.

Jan. 26, 2018