¿Cómo puedo saber si el peso de mi bebé debe preocuparme?

Answers from Jay L. Hoecker, M. D.

Si te preocupa el peso del bebé, consulta al médico del bebé. El crecimiento, el desarrollo y el peso son excelentes temas para analizar durante los exámenes de rutina del bebé.

Durante el primer año de vida, para evaluar el crecimiento del bebé, el médico se fijará en tablas que muestran el peso para la longitud. Luego, el médico del bebé calculará su índice de masa corporal (IMC). Puedes usar los cuadros para observar la tendencia del crecimiento del niño y comparar dicho crecimiento con el de otros bebés del mismo sexo y edad. Según las tablas de crecimiento de la Organización Mundial de la Salud (World Health Organization), se considera que un bebé con un peso para la longitud superior al percentil 98 tiene un peso elevado para su longitud.

Recuerda que los bebés necesitan una dieta con alto contenido de grasas para promover su crecimiento. Un bebé al que se amamanta de forma exclusiva recibe aproximadamente la mitad de las calorías diarias que necesita de la grasa de la leche materna. En consecuencia, no se recomiendan las restricciones calóricas destinadas a reducir el peso para los bebés de hasta 2 años.

Sin embargo, el exceso de grasa y calorías puede ser un motivo de preocupación. Por ejemplo, el hecho de estar muy pesado puede hacer que el bebé demore en comenzar a gatear y a caminar, partes esenciales de su desarrollo físico y mental. Si bien un bebé de tamaño grande puede no convertirse en un niño con sobrepeso, un niño obeso a menudo sigue siendo obeso en la edad adulta.

Para que el bebé mantenga un peso saludable:

  • Supervisa tu aumento de peso durante el embarazo. El aumento excesivo de peso durante el embarazo puede incrementar el peso del bebé al nacer. La investigación sugiere que, mientras mayor sea el peso al nacer, mayor será el riesgo de obesidad infantil.
  • Amamanta. Algunas investigaciones sugieren que la lactancia reduce el riesgo de obesidad infantil.
  • Limita las bebidas con azúcar. El jugo no es una parte necesaria de la dieta del bebé. Cuando comiences a darle alimentos sólidos, considera ofrecerle frutas y vegetales nutritivos en su lugar.
  • Busca formas de calmar al bebé. No recurras automáticamente a la leche materna o maternizada para calmar el llanto del bebé. A veces, todo lo que necesita es una nueva posición, un ambiente más tranquilo o una caricia.
  • Limita el uso de los medios. La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) no recomienda el uso de los medios en niños menores de 2 años. Mientras más televisión vea el niño, mayor será su riesgo de tener sobrepeso.

A medida que el niño crezca, sigue hablando con su médico sobre el peso y la nutrición. Para obtener más asesoramiento, también podrías consultar a un dietista registrado.

July 14, 2015 See more Expert Answers