La regurgitación en los bebés: Qué es normal, qué no es normal

Regurgitar es un rito de transición para muchos bebés. Aquí explicamos lo que significa la regurgitación, y cuándo podría indicar un problema más grave.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Acabas de alimentar a tu bebé con leche materna o fórmula solo para ver que regurgita prácticamente todo lo que tomó. ¿Esto es normal? Averigua las posibles causas de la regurgitación y lo que puedes hacer al respecto.

¿Cuáles son las causas de la regurgitación?

La regurgitación es común en los bebés sanos. Durante los primeros tres meses, alrededor de la mitad de los bebés experimenta un trastorno que se conoce como reflujo gastroesofágico, reflujo en bebés o reflujo ácido en bebés, es decir, el regreso del contenido del estomago hacia el extremo superior del esófago.

Normalmente, un músculo (esfínter esofágico inferior) ubicado entre el esófago y el estómago hace que el contenido del estómago permanezca allí. Hasta que este músculo madure, la regurgitación puede ser un problema, en especial si tu bebé está relativamente lleno.

¿Cuál es la diferencia entre escupir y vomitar?

Escupir es cuando los contenidos del estómago del bebé fluyen con facilidad a través de la boca, posiblemente, acompañados de un eructo. Vomitar se refiere al flujo que sale con fuerza; es una emanación a varios centímetros, en vez de ser un babeo.

Me parece que mi bebé vomita mucho. ¿Vomitar puede afectar el crecimiento de mi bebé?

El vómito normal no interfiere en el bienestar de un bebé. Si tu bebé no parece estar molesto, come bien y aumenta de peso, no hay ningún motivo para preocuparse. Si tu bebé aumenta de peso, significa que no está perdiendo calorías por vomitar.

Recuerda que tendemos a exagerar la cantidad que vomita un bebé debido al tamaño de las manchas que produce.

Dec. 07, 2015 See more In-depth