Nutrición para la lactancia: consejos para las mamás

La nutrición de la lactancia puede resultar confusa. ¿Cuánto tienes que comer? ¿Qué tienes que evitar? ¿De qué manera puede afectar tu dieta a tu bebé? Sigue estos consejos de nutrición importantes.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si amamantas, le das a tu bebé los nutrientes que promoverán su crecimiento y su salud. Sin embargo, podrías tener dudas acerca de qué alimentos y bebidas son más beneficiosos para ti, y de qué manera tu dieta afecta la leche que produces y a tu bebé.

Comprende los conceptos básicos de la nutrición para la lactancia.

¿Necesito calorías adicionales mientras amamanto?

Sí, es posible que necesites comer un poco más, unas 400 o 500 calorías diarias más, para mantener tu energía.

Para obtener estas calorías adicionales, elige alimentos con alto contenido de nutrientes, como una rodaja de pan integral con una cucharada (16 gramos) de mantequilla de maní, media banana o media manzana y 8 onzas (225 g) de yogur.

¿Qué alimentos debo comer mientras estoy amamantando?

Concéntrate en elegir las opciones más saludables para estimular la producción de leche. Elige alimentos ricos en proteínas, como carnes magras, huevos, lácteos, lentejas, pescados y mariscos con bajo contenido de mercurio. Elige una variedad de cereales integrales, así como frutas y vegetales. Lava las frutas y los vegetales para reducir la exposición a residuos de pesticidas.

Comer una variedad de diferentes alimentos mientras amamantas cambiará el sabor de la leche materna. Esto expondrá al bebé a diferentes sabores, lo que puede ayudarlo a aceptar mejor los alimentos sólidos en el futuro.

Para asegurarte de que tú y tu bebé están consumiendo todas las vitaminas que necesitan, el profesional de salud puede recomendar que sigas tomando las vitaminas prenatales diarias hasta destetar al bebé.

¿Cuánto líquido debo tomar mientras esté amamantando?

Bebe líquido con frecuencia, preferentemente antes de tener sed, y bebe más cantidad si tu orina tiene un color amarillo oscuro. Ten cerca un vaso de agua cuando estés amamantando a tu bebé.

Sin embargo, ten cuidado con los jugos y las bebidas azucaradas. Consumir demasiada cantidad de azúcar puede contribuir a que aumentes de peso, o sabotear tu esfuerzo para bajar el peso del embarazo. Consumir demasiada cantidad de cafeína también puede ser un problema. Limítate a beber un máximo de 2 o 3 tazas de bebidas con cafeína por día, lo que equivale a unas 16 a 24 onzas (de 473 a 710 mililitros). La cafeína en la leche materna puede inquietar al bebé o alterar su sueño.

May 05, 2015 See more In-depth