¿Hay pruebas que indiquen que los suplementos de vitamina D pueden prevenir la esclerosis múltiple (EM) o evitar que sus síntomas empeoren?

Answers from Jerry W. Swanson, M. D.

Un estudio realizado por los investigadores de la Universidad de Oxford y otro que se llevó a cabo en la facultad de medicina de Nueva Jersey sugirieron que mantener los niveles adecuados de vitamina D puede tener un efecto protector, y bajar el riesgo de tener esclerosis múltiple (EM).

Otro estudio realizado en la Universidad de Maastricht en los Países Bajos y otros estudios sugieren que en el caso de las personas que ya tienen EM, la vitamina D puede reducir la frecuencia y la gravedad de los síntomas. Es necesario realizar más investigaciones para evaluar estos hallazgos.

Cuando una persona tiene EM, su sistema inmunitario ataca los revestimientos que protegen las células nerviosas. La investigación sugiere que una conexión entre la vitamina D y la EM podría estar vinculada con los efectos positivos que la vitamina D tiene sobre el sistema inmunitario.

El vínculo entre la vitamina D y la EM se fortalece por la asociación que existe entre la luz del sol y el riesgo de EM. Cuanto más alejada vive una persona del ecuador, mayor es el riesgo de que tenga EM. La luz del sol es la fuente más eficiente de vitamina D para el cuerpo, lo que sugiere que la exposición a la luz solar puede brindar protección contra la EM. Asimismo, en estudios de un grupo de enfermeros, el riesgo de desarrollar EM fue sustancialmente menor en las mujeres que tomaban 400 unidades internacionales (UI) o más de vitamina D por día.

Los análisis de detección de deficiencia de vitamina D son importantes para los afroamericanos y para otros grupos étnicos de piel oscura, debido a la menor producción natural de vitamina D a partir de la exposición al sol.

El Institute of Medicine (Instituto de Medicina) recomienda que los adultos de entre 19 y 70 años tomen 600 UI de vitamina D diarias. La recomendación asciende a 800 UI diarias para los adultos mayores de 71 años.

Algunos médicos cuestionan si estos niveles son adecuados y creen que aumentar la toma de vitamina D sería beneficioso para muchas personas. Sin embargo, el Institute of Medicine recomienda que los adultos no tomen más de 4000 UI diarias.

Si te diagnostican deficiencia de vitamina D, puede ser adecuado que tomes hasta 50 000 UI semanales durante un máximo de tres meses, hasta que los niveles se normalicen, y luego pases a tomar una dosis de mantenimiento.

Las dosis muy altas de vitamina D que se toman durante mucho tiempo pueden causar toxicidad. Los signos y los síntomas incluyen náuseas, vómitos, estreñimiento, falta de apetito, debilidad y pérdida de peso. Además, la toxicidad producida por la vitamina D puede aumentar los niveles de calcio en la sangre y derivar en la formación de cálculos renales.

Si te preocupa estar tomando muy poca o demasiada vitamina D, habla con tu médico acerca de la dosis adecuada para ti.

Feb. 04, 2016 See more Expert Answers