Recientemente me diagnosticaron esclerosis múltiple. ¿Existe algún tratamiento nuevo para ayudarme a combatir esta enfermedad?

Respuesta de Dean M. Wingerchuk, M.D.

Si bien no existe la cura para la esclerosis múltiple (EM), se ha avanzado mucho en el desarrollo de medicamentos nuevos para tratarla. Se continúa investigando para desarrollar nuevas y mejores terapias modificadoras de la enfermedad para este trastorno del sistema nervioso central.

Las terapias modificadoras de la enfermedad están diseñadas para reducir la frecuencia y la gravedad de los ataques de esclerosis múltiple. Estas terapias también minimizan el daño neurológico que provocan los ataques de esclerosis múltiple. La mayoría de las terapias modificadoras de la enfermedad aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, Food and Drug Administration) desde principios de la década de 1990 son eficaces para ayudar a controlar la esclerosis múltiple recurrente y remitente, que afecta entre el 85 y el 90 por ciento de las personas diagnosticadas con esta enfermedad.

Luego de varios años, la mayoría de los casos de esclerosis múltiple recurrente y remitente se convirten en una forma gradualmente progresiva de la enfermedad, conocida como «esclerosis múltiple progresiva secundaria». Las terapias modificadoras de la enfermedad disponibles actualmente tienen muy poco impacto sobre esta etapa de la esclerosis múltiple, por eso lo mejor es crear un tratamiento durante la etapa temprana recurrente y remitente.

Alrededor del 10 por ciento de las personas con esclerosis múltiple se diagnostican con una forma progresiva (esclerosis múltiple progresiva primaria) al comienzo de la enfermedad.

Se están descubriendo nuevas terapias

El medicamento ocrelizumab (Ocrevus), recientemente aprobado por la FDA, reduce el índice de recaídas y el riesgo de progresión de la discapacidad en la esclerosis múltiple recurrente. También es la primera terapia modificadora de la enfermedad que reduce el avance de la forma primaria progresiva de la enfermedad.

Los investigadores están aprendiendo más sobre cómo las terapias modificadoras de la enfermedad trabajan para disminuir las recaídas y reducir las lesiones en el cerebro relacionadas con la esclerosis múltiple. Más estudios determinarán si estos mecanismos pueden potencialmente retrasar la incapacidad que ocasiona la enfermedad.

También se está evaluando el trasplante de células madre como un tratamiento para la esclerosis múltiple. Varios estudios están explorando si destruir el sistema inmunitario y luego reemplazarlo con células madre trasplantadas podría «restablecer» el sistema inmunitario en personas que padecen esclerosis múltiple.

Se necesita más investigación

Otros estudios pueden ayudar a demostrar mejor cómo funcionan estas nuevas terapias y cuál es la mejor manera de usarlas como parte de una estrategia de tratamiento holístico. Aunque las primeras investigaciones sean prometedoras, los beneficios, los efectos secundarios y la seguridad a largo plazo de estos medicamentos nuevos solo estarán claros con más investigaciones.

With

Dean M. Wingerchuk, M.D.

April 06, 2018 See more Expert Answers