La salud de tus huesos: consejos para mantener tus huesos sanos

Proteger la salud de tus huesos es más fácil de lo que crees. Infórmate sobre cómo la dieta, la actividad física y otros factores en tu estilo de vida pueden afectar tu masa ósea.Escrito por personal de Mayo Clinic

Los huesos tienen diferentes papeles en el cuerpo: proporcionan estructura, protegen los órganos, sujetan los músculos y almacenan el calcio. Mientras es particularmente importante tomar medidas para construir unos huesos fuertes y saludables durante la niñez y adolescencia, puedes tomarlas en la edad adulta también para proteger la salud de tus huesos.

¿Por qué es importante la salud de los huesos?

Tus huesos están en constante cambio: el hueso nuevo se crea y el viejo se desintegra. Cuando eres joven, tu cuerpo es capaz de crear hueso nuevo más rápido en comparación a cómo destruye el viejo, y así se incrementa la masa ósea. La mayoría de las personas alcanzan una masa ósea máxima alrededor de los 30 años. Después, la reforma ósea continúa, pero se pierde ligeramente más masa ósea de la que se gana.

La probabilidad de desarrollar osteoporosis — una enfermedad que provoca que los huesos se vuelvan débiles y quebradizos — depende de cuánta masa ósea se alcanza al llegar a los 30 años y lo rápido que se pierda después. Cuanto más alto sea el máximo de masa ósea que alcances, más hueso tendrás y menos probabilidades habrá de que desarrolles osteoporosis al envejecer.

¿Qué afecta la salud de los huesos?

Ciertos factores pueden afectar la salud ósea. Por ejemplo:

  • La cantidad de calcio en tu dieta Una dieta baja en calcio contribuye a una densidad ósea reducida, a la pérdida ósea temprana y a un aumento del riesgo de fracturas.
  • La actividad física La gente que no hace actividad física tiene mayor riesgo de sufrir osteoporosis que la que es más activa
  • El consumo de tabaco y alcohol. Las investigaciones sugieren que el consumo de tabaco contribuye a tener huesos débiles. Igualmente, tomar más de dos bebidas alcohólicas al día aumenta el riesgo de sufrir osteoporosis, posiblemente porque el alcohol puede interferir con la habilidad corporal para absorber el calcio.
  • Sexo. Tienes más riesgo de sufrir osteoporosis si eres mujer, porque las mujeres tienen menos tejido óseo que los hombres.
  • Tamaño. También corres más riesgo si eres extremadamente delgado (con un índice de masa corporal de menos de 19) o si tienes un cuerpo pequeño porque tendrás menos masa ósea que usar cuando envejezcas.
  • Edad. Los huesos se vuelven más finos y débiles con la edad.
  • Raza e historial médico. Tienes más riesgo aún de sufrir osteoporosis si eres blanco o asiático. Además, tener padres o hermanos con osteoporosis te hace correr mayor riesgo, especialmente si también tienes historial familiar de fracturas.
  • Niveles hormonales. Demasiada hormona tiroidea puede causar pérdida de hueso. En las mujeres, la pérdida de hueso se incrementa dramáticamente con la menopausia debido a una caída de los niveles de estrógeno. Los periodos prolongados de ausencia de menstruación (amenorrea) antes de la menopausia también incrementan el riesgo de sufrir osteoporosis. En los hombres, los bajos niveles de testosterona pueden causar una pérdida de masa ósea
  • Trastornos alimenticios y otras enfermedades. Las personas con anorexia o bulimia corren riesgo de pérdida de hueso. Además, la cirugía estomacal (gastrectomía), la cirugía para perder peso y padecimientos como la enfermedad de Crohn, la celiaquía y la enfermedad de Cushing, pueden afectar la capacidad de tu cuerpo para absorber calcio.
  • Ciertos medicamentos.El uso a largo plazo de medicamentos con corticoides, como la prednisona, la prednisolona y la dexametasona, dañan los huesos. Otros medicamentos que pueden aumentar el riesgo de provocar osteoporosis incluyen los inhibidores de aromatasa para tratar el cáncer de mama, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, el metotrexato, algunos medicamentos anticonvulsivos y los inhibidores de la bomba de protones.
Jan. 15, 2016 See more In-depth