Salud ósea: consejos para mantener los huesos sanos

Proteger la salud de tus huesos es más fácil de lo que crees. Comprende cómo la dieta, la actividad física y otros factores del estilo de vida pueden afectar tu densidad ósea.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Los músculos cumplen muchas funciones en el cuerpo: constituyen la estructura, protegen los órganos, sujetan los músculos y almacenan calcio. Si bien es importante desarrollar huesos fuertes y sanos durante la niñez y la adolescencia, en la edad adulta también puedes tomar medidas para proteger la salud de los huesos.

¿Por qué es importante la salud de los huesos?

Los huesos cambian continuamente: el cuerpo genera tejido óseo nuevo, y el tejido óseo existente se desgasta. Cuando uno es joven, el cuerpo produce tejido óseo nuevo más rápido de lo que se desgasta el tejido óseo existente, y la densidad ósea aumenta. La mayoría de las personas alcanzan su densidad ósea máxima alrededor de los 30 años. Después de eso, la remodelación ósea continúa, pero se pierde ligeramente más densidad ósea de la que se gana.

La probabilidad de padecer osteoporosis, una afección que hace que los huesos se debiliten y se vuelvan frágiles, depende de la cantidad de densidad ósea que alcances para cuando cumplas 30 años y de la rapidez con que la pierdas. Cuanto mayor sea la densidad ósea máxima que adquieras, más tejido óseo tendrás "de reserva" y menor será la probabilidad de padecer osteoporosis cuando envejezcas.

¿Qué puede afectar la salud ósea?

Varios factores pueden afectar la salud ósea. Por ejemplo:

  • La cantidad de calcio en tu dieta. Una dieta baja en calcio contribuye a la disminución de la densidad ósea, a la descalcificación temprana y a un mayor riesgo de fracturas.
  • Actividad física. En comparación con las personas más activas, las personas sedentarias tienen más probabilidades de padecer osteoporosis.
  • Consumo de tabaco y de alcohol. Las investigaciones sugieren que el consumo de tabaco debilita los huesos. Asimismo, tomar con frecuencia más de una bebida alcohólica al día en el caso de las mujeres o dos bebidas alcohólicas al día en el caso de los hombres puede aumentar el riesgo de osteoporosis.
  • Sexo. Tienes mayor riesgo de padecer osteoporosis si eres mujer, porque las mujeres tienen menos tejido óseo que los hombres.
  • Tamaño. Estás en riesgo si eres sumamente delgado (con un índice de masa corporal de 19 o menos) o tienes contextura pequeña, ya que podrías contar con menos densidad ósea a medida que envejeces.
  • Edad. Tus huesos se vuelven más delgados y débiles a medida que envejeces.
  • Raza y antecedentes familiares. Tienes mayor riesgo de padecer osteoporosis si eres blanco o de ascendencia asiática. Además, tener algunos de tus padres o hermanos con osteoporosis te pone en mayor riesgo, en especial si también tienes antecedentes familiares de fracturas.
  • Niveles hormonales. Los niveles altos de hormona tiroidea pueden causar osteoporosis. En las mujeres, la disminución de la densidad ósea aumenta de forma considerable durante la menopausia debido a la disminución de los niveles de estrógeno. La ausencia prolongada de la menstruación (amenorrea) antes de la menopausia también aumenta el riesgo de osteoporosis. En los hombres, los niveles bajos de testosterona pueden causar la disminución de la densidad ósea.
  • Trastornos alimentarios y otras afecciones. La restricción extrema de la ingesta de alimentos y el bajo peso debilitan los huesos tanto en hombres como en mujeres. Además, la cirugía para bajar de peso y las afecciones como la enfermedad celíaca pueden afectar la capacidad del cuerpo para absorber el calcio.
  • Ciertos medicamentos. El uso prolongado de corticosteroides, como la prednisona, la cortisona, la prednisolona y la dexametasona, es perjudicial para los huesos. Otros medicamentos que podrían aumentar el riesgo de osteoporosis son los inhibidores de la aromatasa para tratar el cáncer mamario, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, el metotrexato, algunos medicamentos anticonvulsivos como la fenitoína (Dilantin) y el fenobarbital, y los inhibidores de la bomba de protones.

¿Qué puedo hacer para mantener los huesos saludables?

Puedes tomar algunas medidas simples para evitar o retardar la pérdida ósea. Por ejemplo:

  • Incluye mucho calcio en tu dieta. Los adultos de entre 19 y 50 años y los hombres de entre 51 y 70 años tienen un consumo diario recomendado de 1.000 miligramos (mg) de calcio por día. La recomendación aumenta a 1.200 mg al día para mujeres mayores de 51 años y para hombres mayores de 71 años.

    Algunas buenas fuentes de calcio son los productos lácteos, las almendras, el brócoli, la col rizada, el salmón enlatado con huesos, las sardinas y los productos de soja, como el tofu. Si te resulta difícil obtener suficiente calcio de la dieta, pregúntale al médico acerca de los suplementos.

  • Presta atención a la vitamina D. El cuerpo necesita vitamina D para absorber el calcio. Para los adultos de entre 19 y 70 años, el consumo diario recomendado de vitamina D es de 600 unidades internacionales. La recomendación aumenta a 800 unidades internacionales para adultos mayores de 71 años.

    Entre las buenas fuentes de vitamina D se encuentran los pescados grasos, como el salmón, la trucha, los peces blancos y el atún. También los hongos, los huevos y los alimentos fortificados, como la leche y los cereales, son buenas fuentes de vitamina D. La luz solar también contribuye a la producción de vitamina D en el cuerpo. Si te preocupa obtener suficiente vitamina D, consúltale al médico sobre los suplementos.

  • Incorpora la actividad física a tu rutina diaria. Las actividades en las que se sostiene el peso, como caminar, trotar y subir escaleras, pueden ayudarte a fortalecer los huesos y retardar la pérdida ósea.
  • Evita el abuso de sustancias. No fumes. Si eres mujer, intenta no beber más de una bebida alcohólica por día. Si eres varón, intenta no beber más de dos bebidas alcohólicas por día.

Pídele ayuda a tu médico

Si tienes inquietudes acerca de tu salud ósea o de los factores de riesgo que tienes de padecer osteoporosis, como una fractura ósea reciente, consulta con tu médico. Podría recomendarte una densitometría ósea. Los resultados ayudarán a que el médico calcule tu densidad ósea y determine la tasa de disminución de la masa ósea. Mediante la evaluación de esta información y de tus factores de riesgo, el médico puede evaluar si puedes ser candidato para recibir medicamentos a fin de ayudar a retrasar la disminución de la masa ósea.

Dec. 14, 2021 See more In-depth

Ver también

  1. Tres formas de evitar el humo de segunda mano
  2. Siete signos y síntomas que no se deben ignorar
  3. Mordeduras de animales: ¿Necesitas una vacuna contra el tétanos?
  4. ¿Estás haciendo el máximo esfuerzo posible para mantenerte saludable?
  5. Eructos, gases intestinales, dolores por gases y distensión abdominal
  6. Estrategias para la prevención del cáncer
  7. Teléfonos celulares y cáncer
  8. Análisis para detección del cáncer de colon
  9. COVID-19: ¿cómo puedo protegerme?
  10. Cirugía plástica
  11. Inmunidad colectiva y coronavirus
  12. Efectos a largo plazo de COVID-19
  13. Consejos para viajar durante la pandemia de la COVID-19
  14. Diiferentes vacunas contra la COVID-19
  15. Do adults need shots
  16. No guardes los analgésicos que sobren
  17. Ejercicio: consulta con el médico
  18. Combate el contagio de coronavirus (COVID-19) en casa
  19. La vacuna contra la influenza previene los ataques cardíacos
  20. Secado de manos
  21. Consejos para el lavado de manos
  22. Prevención de los ataques cardíacos: ¿debo evitar el humo de cigarrillo que inhalo de otros fumadores?
  23. Home Health Hazards
  24. Grasa parda
  25. Cómo te estimula el apoyo social
  26. Cómo tomarte el pulso
  27. Cómo tomarte la temperatura
  28. ¿Las mascarillas son una buena protección contra la COVID-19?
  29. ¿Cuán bien te lavas las manos?
  30. Temporada de lesiones para los sopladores de nieve
  31. Invertir en uno mismo
  32. ¿Es recomendable o no usar jabón antibacteriano?
  33. Mantén la atención en la visión a largo plazo
  34. Perdidos en el espacio
  35. Cómo avanzar hacia tus objetivos
  36. Pautas para mamografías: ¿qué son?
  37. Mayo Clinic Minute: Te estás lavando las manos de forma incorrecta
  38. Mayo Clinic Minute: ¿Están muy sucias las superficies comunes?
  39. Vacuna contra el sarampión: ¿Puedo contraer sarampión si ya me vacuné?
  40. Infographic: Organ Donation Donate Life
  41. Infographic: Paired Donation Chain
  42. Infographic: Pancreas Kidney Transplant
  43. Registros personales de salud
  44. Personaliza tu viaje hacia el bienestar
  45. Control de la postura: ¿te paras erguido?
  46. Actividades seguras al aire libre durante la pandemia de COVID-19
  47. Riesgos de estar sentado: ¿es perjudicial estar sentado mucho tiempo?
  48. Consejos para una buena postura.
  49. Ejercicios para la espalda
  50. Técnicas correctas para levantar objetos
  51. Humo de tercera mano: ¿cuáles son los peligros?
  52. Seguridad en el viaje
  53. Uso de enunciaciones condicionales
  54. Vacunas para adultos
  55. ¿Qué son las superbacterias?
  56. ¿Qué son las superbacterias y cómo puedo protegerme de las infecciones?
  57. Los purificadores de aire y el humo