Debido a los posibles efectos secundarios, ¿es mejor evitar las vacunas?

Las vacunas ofrecen protección contra enfermedades graves que pueden prevenirse. La mayoría de los niños y los adultos pueden aprovechar estos beneficios de protección, con mínimos riesgos para la salud, al seguir el programa de vacunación recomendado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Sin embargo, si padeces psoriasis, es probable que debas analizar las opciones con el médico en más detalle, ya que la vacunación podría complicarse.

Por ejemplo, en algunas personas que padecen psoriasis, las vacunas inyectables pueden aumentar el riesgo de tener un brote de psoriasis en el lugar de la inyección. Esta reacción, conocida como «fenómeno de Koebner», puede producirse cuando el sistema inmunitario —que ya trabaja a toda marcha en la psoriasis y hace que las células de la piel se formen demasiado rápido— intenta cicatrizar velozmente la herida causada por la inyección. Para aquellos que presentan el fenómeno de Koebner, cualquier traumatismo en la piel, desde quemaduras por el sol hasta heridas quirúrgicas, puede causar manchas de psoriasis en el lugar de la lesión.

Además, las vacunas vivas no son seguras para ti si estás por iniciar tratamientos que alteren o inhiban el sistema inmunitario, como los tratamientos con metotrexato o con productos biológicos. Las vacunas vivas están compuestas por una cantidad debilitada (atenuada) de un virus real. Como todas las vacunas, aquellas que contienen virus vivos ayudan al sistema inmunitario a reconocer las infecciones y a producir su propia protección (anticuerpos) contra ellas. Sin embargo, cuando el sistema inmunitario está inhibido, la exposición a un virus vivo puede causar la infección que la vacuna debía prevenir.

Algunas vacunas, como la vacuna contra la influenza (gripe), están disponibles en dos presentaciones: una vacuna viva, que se administra por vía nasal con un aerosol, y una vacuna de virus muertos (inactivada), que es inyectable. El médico puede ayudarte a evaluar el riesgo de contraer una infección grave por la exposición a virus vivos en comparación con el riesgo de presentar el fenómeno de Koebner por recibir una inyección en la piel. En estos casos, la mejor alternativa para ti dependerá de tu estado de salud actual y de los tratamientos médicos que estés recibiendo.

Los expertos están de acuerdo en que los beneficios de las vacunas, que pueden salvar vidas, superan de manera considerable los riesgos en las personas que padecen psoriasis. Sin embargo, es importante que hables con el médico sobre el programa de vacunación más adecuado para ti.

June 13, 2018 See more Expert Answers