En la mayoría de los casos, las personas a las que se les diagnostica linfoma no hodgkiniano no tienen factores de riesgo evidentes y muchas de las que sí los tienen nunca los manifiestan. Algunos de los factores que pueden incrementar el riesgo de padecer linfoma no hodgkiniano son:

  • Medicamentos que inhiben el sistema inmunitario. Si te sometiste a un trasplante de órganos, eres más propenso, dado que la terapia inmunosupresora redujo la capacidad del organismo de combatir enfermedades nuevas.
  • Infecciones con ciertos virus y bacterias. Al parecer, ciertas infecciones virales y bacterianas incrementan el riesgo de padecer linfoma no hodgkiniano. Los virus que están vinculados con el incremento del riesgo de padecer linfoma no hodgkiniano son el VIH y el virus de Epstein-Barr. Una de las bacterias relacionadas con el incremento del riesgo de tener linfoma no hodgkiniano es la Helicobacter pylori que provoca úlceras.
  • Sustancias químicas. Ciertas sustancias químicas, como las que se utilizan para matar insectos y hierbas, pueden incrementar el riesgo de tener linfoma no hodgkiniano. Se necesitan más investigaciones para comprender la posible relación que existe entre los pesticidas y la formación del linfoma no hodgkiniano.
  • Edad avanzada. El linfoma no hodgkiniano puede aparecer a cualquier edad, pero el riesgo aumenta a medida que envejeces. Es más frecuente en personas de 60 años o más.
Jan. 28, 2016