Espondilitis anquilosante: comer bien para la salud de los huesos

Aunque no hay estudios determinantes que sugieran una dieta específica que sea buena para la espondilitis anquilosante (un tipo de artritis que afecta la columna vertebral), una dieta saludable es favorable para todos, incluso para aquellos con esta afección. También es importante incorporar suficientes nutrientes que disminuyan el riesgo de tener huesos delgados, débiles y porosos (osteoporosis), una complicación común de la espondilitis anquilosante. Y una dieta saludable puede ayudarte a controlar tu peso, lo cual puede afectar los síntomas.

Si tienes espondilitis anquilosante:

  • Incorpora suficiente calcio. El calcio es esencial para tener huesos fuertes. Los hombres y mujeres que tienen entre 18 y 50 años necesitan 0,03 onzas (1000 miligramos) de calcio al día. Las mujeres de 50 años en adelante y los hombres mayores de 70 años necesitan 0,04 onzas (1200 miligramos) al día. Las buenas fuentes incluyen productos lácteos descremados, verduras de hoja verde oscuro, salmón enlatado y tofu y otros productos de soya.
  • No te olvides de la vitamina D. La vitamina D mejora la capacidad del cuerpo para absorber el calcio y mejora la salud ósea de otras maneras. Es posible obtener suficiente vitamina D de la luz solar. Pero es posible que la luz solar no sea una buena fuente si tienes poca exposición al sol, por ejemplo, si vives en una latitud alta o si sueles usar protector solar o evitar el sol.

    Los científicos aún no conocen la mejor dosis diaria de vitamina D. Un buen punto de partida para los adultos son de 600 a 800 unidades internacionales (UI) al día, a través de alimentos o suplementos. Hasta 4000 UI de vitamina D al día son seguras para la mayoría de las personas.

  • Limita el consumo de alcohol. Tomar más de una o dos bebidas alcohólicas al día acelera la pérdida ósea y reduce la capacidad del cuerpo para absorber calcio. Beber alcohol con las comidas también retarda la absorción del calcio. Mezclar alcohol con ciertos medicamentos también puede causar efectos secundarios graves en el hígado y los riñones.
  • Modera el consumo de cafeína. La cafeína puede aumentar ligeramente la pérdida de calcio durante la micción. Pero gran parte de su efecto potencialmente dañino proviene de la sustitución de la leche y otras bebidas saludables por bebidas con cafeína. El uso moderado de cafeína (aproximadamente de dos a tres tazas de café al día) no será perjudicial siempre y cuando tu dieta tenga suficiente calcio.
  • Mantén un peso saludable. El sobrepeso aumenta la tensión de los huesos y las articulaciones. Pesar menos de lo debido aumenta la posibilidad de pérdida de hueso y fracturas. Por lo tanto, mantener un peso corporal saludable es bueno para los huesos, así como para la salud en general. Ten en cuenta que ciertos medicamentos para la espondilitis anquilosante y las complicaciones pueden contribuir a la pérdida o el aumento de peso. Habla con tu médico si tienes dificultades para mantener un peso saludable.

Algunos medicamentos que tomas pueden limitar la forma en que el cuerpo usa los nutrientes que incorporas. Pregúntale a tu médico si necesitas considerar suplementos para asegurarte de que estás tomando todas las vitaminas y minerales que necesitas.

También aplican las pautas generales de una dieta saludable: come muchas verduras y frutas, busca cereales integrales y proteínas magras, y limita el consumo de grasa y alimentos procesados. Al elegir los alimentos, recuerda que una dieta saludable te ayudará a controlar tu peso y a proteger los huesos.

June 04, 2019 See more In-depth