Reconstrucción mamaria luego de cáncer

Escrito por el personal de Mayo Clinic
Implante mamario

Si existe la posibilidad de reconstrucción, un cirujano plástico de Mayo Clinic especializado en reconstrucción mamaria puede llevar a cabo la cirugía. Mayo Clinic ofrece reconstrucción con implantes o bien con tejido propio de la paciente, seguida de la reconstrucción del pezón y la aureola.

Reconstrucción con implantes

Luego de una mastectomía, el cirujano plástico comienza el proceso de reconstrucción con la colocación de un expansor tisular por debajo de los músculos de la pared del pecho. Posteriormente, la paciente recibe una serie de inyecciones de solución salina en el expansor, de manera ambulatoria, hasta que se alcance el tamaño de mama deseado. Luego el expansor se retira y se coloca un implante permanente, de silicona o de solución salina. Este proceso puede prolongarse por hasta 1 año.

Reconstrucción con tejido propio de la paciente

Agrandar

También es posible reconstruir mamas utilizando tejido propio de la paciente. Normalmente, se utiliza el músculo miocutáneo transversal del recto abdominal con el tejido abdominal que lo recubre. Este músculo se rota para acomodarlo en su posición, o puede que requiera un colgajo (una conexión microvascular de los vasos sanguíneos) para su posicionamiento. Es igualmente posible utilizar otro tejido, como el dorsal ancho obtenido de los músculos del glúteo.

El procedimiento de colgajo de perforante de epigástrica inferior profunda es otra opción para mujeres que desearían tener un montículo mamario inmediatamente después de la cirugía reconstructiva. Este procedimiento ofrece varias ventajas: un período de recuperación más rápido que con la cirugía tradicional de colgajo miocutáneo transversal, ninguna pérdida de tono muscular del abdomen y el "efecto" de un pliegue abdominal debido a que el tejido sobrante se extirpa del abdomen para la reconstrucción mamaria.

Reconstrucción del pezón y de la aureola

Después de la cirugía inicial con un implante o con tejido de la paciente, es posible reconstruir el pezón y la aureola. Se realiza un montículo de tejido con piel de los alrededores para crear un pezón, que luego se rodea con colorante de tatuaje.