Descripción general

Cuestionario de antecedentes médicos

¿Te interesa ser un donante vivo de riñón o hígado? Para comenzar el proceso, completa el cuestionario de antecedentes médicos.

Un trasplante de hígado es un procedimiento quirúrgico para extirpar el hígado que ya no funciona de forma adecuada (insuficiencia hepática) y reemplazarlo con un hígado saludable de un donante vivo o fallecido.

El hígado es el órgano interno más grande y realiza varias funciones críticas, entre ellas:

  • Elimina bacterias y toxinas de la sangre
  • Previene infecciones y regula respuestas inmunes
  • Procesa nutrientes, medicamentos y hormonas
  • Produce bilis, que ayuda al organismo a absorber grasas, colesterol y vitaminas solubles en grasa
  • Fabrica proteínas que intervienen en la coagulación sanguínea

El trasplante de hígado por lo general se reserva como una opción de tratamiento para personas que tienen complicaciones significativas debido a la enfermedad hepática crónica terminal. En casos poco usuales, puede producirse la insuficiencia repentina de un hígado previamente normal.

La cantidad de personas que esperan un trasplante de hígado excede enormemente la cantidad disponible de hígados de donantes fallecidos.

El hígado humano se regenera y vuelve a su tamaño normal poco después de la extirpación quirúrgica de la parte del órgano. Esto permite que el trasplante de hígado con donante vivo sea una alternativa a tener que esperar que haya un hígado disponible proveniente de un donante fallecido.

En 2014 se realizaron aproximadamente 7200 trasplantes de hígado en adultos y niños en los EE. UU. Entre estos, aproximadamente 330 involucraron hígados de donantes vivos. Al mismo tiempo, casi 15.000 personas se registraron en la lista de espera de un trasplante de hígado.

Enfoque de Mayo Clinic

Tipos

Por qué se realiza

El trasplante de hígado es una opción de tratamiento para personas con insuficiencia hepática cuya enfermedad no puede controlarse mediante tratamiento o para algunas personas con cáncer de hígado.

La insuficiencia hepática puede presentarse rápidamente o en un período más prolongado. La insuficiencia hepática que se presenta rápidamente, en cuestión de semanas, se denomina «insuficiencia hepática aguda» (insuficiencia hepática fulminante) y generalmente es el resultado de una lesión hepática inducida por medicamentos.

Aunque un trasplante de hígado puede tratar la insuficiencia hepática aguda, se utiliza con más frecuencia para tratar la insuficiencia hepática crónica. La insuficiencia hepática aparece lentamente durante meses y años.

La insuficiencia hepática crónica puede estar causada por diversas enfermedades. La causa más frecuente de insuficiencia hepática crónica es la formación de cicatrices en el hígado (cirrosis), un proceso en el que el tejido cicatricial reemplaza al tejido hepático normal y afecta la función del hígado. La cirrosis es el motivo más frecuentemente mencionado para un trasplante de hígado.

Algunas de las causas principales de la cirrosis que llevan a una insuficiencia hepática y un trasplante de hígado son:

  • Hepatitis B y C.
  • Enfermedad hepática alcohólica.
  • Enfermedad por hígado graso no alcohólico (esteatosis hepática no alcohólica).
  • Enfermedades genéticas que afectan al hígado (entre ellas, la hemocromatosis y la enfermedad de Wilson).
  • Enfermedades que afectan a los conductos biliares (los tubos que transportan la bilis desde el hígado), como cirrosis biliar primaria, colangitis esclerosante primaria y atresia biliar. La atresia biliar es el motivo más frecuente para el trasplante de hígado en niños.

El trasplante de hígado también puede tratar ciertos tipos de cáncer que se originan en el hígado (cáncer de hígado primario).

Riesgos

Complicaciones del procedimiento

La cirugía de trasplante de hígado conlleva un riesgo de complicaciones serias. Existen riesgos asociados con el procedimiento en sí así como con los medicamentos necesarios para prevenir el rechazo del hígado donado después del trasplante.

Los riesgos asociados con el procedimiento comprenden:

  • Complicaciones del ducto biliar, como fugas del ducto biliar o reducción de los conductos biliares
  • Sangrado
  • Coágulos sanguíneos
  • Insuficiencia del hígado donado
  • Infección
  • Rechazo del hígado donado
  • Confusión mental o convulsiones

Las complicaciones a largo plazo también pueden comprender la reaparición de la enfermedad hepática en el hígado trasplantado.

Efectos secundarios de los medicamentos contra el rechazo

Después de un trasplante de hígado, tomarás medicamentos durante el resto de tu vida para evitar que tu cuerpo rechace el hígado donado. Estos medicamentos contra el rechazo pueden provocar diversos efectos secundarios, entre ellos:

  • Debilitamiento de los huesos
  • Diabetes
  • Diarrea
  • Dolores de cabeza
  • Presión arterial alta
  • Nivel de colesterol alto

Dado que los medicamentos contra el rechazo funcionan mediante la supresión del sistema inmunitario, también aumentan el riesgo de que tengas infecciones. El médico puede darte medicamentos que te ayuden a combatir infecciones.

Cómo te preparas

Elección de un centro de trasplantes

Si tu médico recomienda un trasplante de hígado, puede derivarte a un centro de trasplante. Tienes la libertad de seleccionar un centro de trasplantes por ti mismo o elegir un centro de la lista de proveedores preferidos de tu compañía de seguro.

Cuando consideres centros de trasplante, te sugerimos lo siguiente:

  • Obtén información sobre la cantidad y los tipos de trasplantes que hace el centro por año
  • Pregunta acerca de los índices de supervivencia de trasplante de hígado en el centro de trasplante
  • Compara las estadísticas del centro de trasplantes a través de la base de datos que mantiene el Scientific Registry of Transplant Recipients (Registro científico de receptores de trasplantes)
  • Comprende los costos que tendrás que afrontar antes, durante y después del trasplante. Los costos comprenderán análisis, obtención del órgano, cirugía, estancia hospitalaria y transporte desde y hasta el centro para el procedimiento y las consultas de seguimiento
  • Ten en cuenta los servicios adicionales que presta el centro de trasplante, como la coordinación de grupos de apoyo, la organización de viajes, la asistencia con el alojamiento local para el período de recuperación y el ofrecimiento de derivaciones a otros recursos
  • Evalúa el compromiso del centro para estar al día con lo último en tecnología y técnicas de trasplante, lo cual indica que el programa está creciendo

Evaluación

Consulta de trasplante de hígado en Mayo Clinic Consulta de trasplante de hígado en Mayo Clinic

Es necesario realizar una evaluación minuciosa para determinar si reúnes las condiciones para recibir un trasplante de hígado.

Una vez que hayas seleccionado un centro de trasplante, se te evaluará para determinar si cumples con los requisitos de elegibilidad del centro para un trasplante de hígado. Cada centro de trasplante tiene sus propios criterios de elegibilidad. Si un centro de trasplante no te acepta, puedes someterte a evaluaciones en otro centro.

Los objetivos del proceso de evaluación son determinar si tú:

  • Estás lo suficientemente sano como para tolerar la cirugía y los medicamentos postrasplante de por vida
  • Tienes alguna enfermedad que pueda interferir en el éxito del trasplante
  • Estás dispuesto y eres capaz de tomar los medicamentos según las indicaciones y de seguir las sugerencias del equipo de trasplante

Algunas de las pruebas, procedimientos y consultas específicas que puedes realizar son:

  • Análisis de laboratorio, entre ellas pruebas de sangre y orina para evaluar la salud de los órganos, como el hígado
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes, como ecografía del hígado
  • Pruebas cardíacas para determinar la salud del aparato cardiovascular
  • Examen de salud general, como los análisis para detección de rutina del cáncer, para evaluar tu salud general
  • Asesoramiento nutricional con dietistas que evalúan tu estado nutricional y te hacen recomendaciones en cuanto a la ingesta nutricional antes y después del trasplante
  • Evaluación psicológica para evaluar y tratar cualquier problema oculto, como depresión o ansiedad, y determinar si comprendes por completo los riesgos de un trasplante de hígado
  • Reuniones con asistentes sociales que evalúan tu red de apoyo para determinar su tienes amigos o familiares que te ayuden con la atención después del trasplante
  • Asesoramiento para adicciones a fin de ayudar a personas con adicciones al alcohol, drogas o tabaco a que las abandonen
  • Asesoramiento financiero para ayudarte a comprender el costo de la atención del trasplante y postrasplante y determinar los costos que cubre el seguro

Una vez que completes estas pruebas y consultas, el comité del centro de trasplante se reunirá para hablar sobre tu situación. Determinará si un trasplante de hígado es el mejor tratamiento para ti y si eres lo suficientemente saludable para someterte a un trasplante.

Si la respuesta a ambas preguntas es afirmativa, te pondrán en la lista de espera de trasplantes de hígado.

Lo que puedes esperar

Antes del procedimiento

Colocación en la lista de espera

Los médicos utilizan los resultados de pruebas de función hepática y otros factores para determinar tu pronóstico y tu lugar en la lista de espera de trasplantes de hígado.

Tu pronóstico a menudo se denomina puntaje de enfermedad hepática terminal (MELD) o enfermedad hepática terminal pediátrica (PELD) para niños menores de 12 años.

El puntaje MELD oscila entre 6 y 40. El puntaje calcula el riesgo de muerte en un plazo de 90 días sin trasplante. Cuanto más elevado es tu puntaje MELD, más extrema es tu situación.

Los órganos se asignan de acuerdo con los puntajes MELD y se estratifican por grupo sanguíneo. Por lo general, a las personas con puntuaciones más altas de enfermedad hepática terminal se les ofrece primero los hígados donados. El tiempo que transcurre en una lista de espera de trasplante de hígado se utiliza para desempatar entre las personas con las mismas puntuaciones de enfermedad hepática terminal y grupo sanguíneo.

Algunas enfermedades hepáticas, como el cáncer de hígado, podrían hacer que una persona no obtenga una puntuación MELD alta. El centro de trasplante puede solicitar puntos MELD adicionales para personas con enfermedades específicas si cumplen con los criterios definidos de excepción.

Además, los adultos con insuficiencia hepática aguda están exentos del sistema de priorización de órganos de donantes basado en MELD y pueden ponerse más arriba en la lista de acuerdo con el estado de su enfermedad.

Espera de un hígado nuevo

La espera para un hígado donado puede variar mucho. Algunas personas esperan días mientras que otras esperan meses o quizás nunca reciben un hígado de donante fallecido.

Mientras esperas un hígado nuevo, el médico tratará las complicaciones de tu insuficiencia hepática para que te sientas lo más cómodo posible.

Las complicaciones de la insuficiencia hepática terminal son graves y es posible que te hospitalicen con frecuencia. Si tu hígado comienza a deteriorarse, se actualizará el puntaje MELD.

Donantes vivos de hígado

Se realiza un pequeño porcentaje de trasplantes de hígado por año usando una parte de un hígado de un donante vivo. Los trasplantes de hígado de donantes vivos se utilizaron inicialmente en niños que necesitaban un trasplante de hígado debido a la escasez de órganos de tamaño adecuado del donante fallecido. Hoy en día, también es una opción importante para adultos que padecen enfermedad hepática terminal.

A pesar de que el acceso al trasplante de hígado de donante fallecido se determina principalmente por la gravedad de la enfermedad hepática, el acceso al trasplante de hígado de donante vivo se determina principalmente por la identificación de un donante vivo que sea sano y pueda someterse de forma segura a un procedimiento quirúrgico mayor y además tenga el tamaño y grupo sanguíneo adecuados.

La mayoría de los donantes de hígado son familiares o amigos cercanos del candidato a recibir el trasplante de hígado. Si tienes un familiar o amigo que desea donarte parte de su hígado, habla con el equipo de trasplante sobre esta opción.

Los trasplantes de donante vivo tienen buenos resultados, al igual que los trasplantes de hígado de donantes fallecidos. Sin embargo, encontrar un buen donante vivo de hígado que sea compatible es difícil debido a las restricciones de edad, grupo sanguíneo, tamaño y salud del donante. La cirugía también implica riesgos significativos para el donante.

Tu equipo de trasplante puede hablar sobre los beneficios y los riesgos contigo y el donante potencial.

Trasplante dominó de hígado

Otro tipo de trasplante de hígado de donante vivo menos frecuente es el llamado «trasplante dominó de hígado». En un trasplante dominó de hígado, recibirás un hígado de un donante vivo que tiene amiloidosis familiar (hereditaria). La amiloidosis hereditaria es un trastorno muy poco común en el que depósitos anormales de proteínas se acumulan y tarde o temprano dañan los órganos internos del cuerpo.

El donante con amiloidosis hereditaria recibe un trasplante de hígado para tratar su enfermedad. Luego, el donante puede darte su hígado en un trasplante dominó de hígado porque el hígado aún funciona bien. Con el tiempo, podrías tener síntomas de amiloidosis, pero por lo general tarda décadas en desarrollarse.

Los médicos generalmente seleccionan receptores que tienen más de 60 años y de quienes se espera que no tengan síntomas antes del final de su expectativa natural de vida. Después del trasplante, los médicos te controlarán para detectar si hay signos de la enfermedad.

Los médicos te evaluarán para determinar si eres candidato para un trasplante dominó de hígado o si sería más adecuado otro procedimiento para tratar tu enfermedad.

Mantente saludable

Si estás esperando un hígado donado o si tu cirugía de trasplante ya está programada, esfuérzate por mantenerte sano. Si estás sano y lo más activo posible, es más probable que estés preparado para la cirugía de trasplante cuando llegue el momento. Esto también puede ayudar a acelerar tu recuperación de la cirugía. Esfuérzate y haz lo siguiente:

  • Toma los medicamentos según las indicaciones
  • Sigue las pautas de dieta y ejercicio
  • Asiste a todas las consultas con tu equipo de atención médica
  • Participa en actividades saludables, como relajarte y pasar tiempo con tus familiares y amigos

Mantente en contacto con tu equipo de trasplante y avísales si hay algún cambio significativo en tu salud. Si estás esperando la donación de un hígado, asegúrate de que el equipo de trasplante sepa cómo comunicarse contigo en todo momento. Mantén tu bolso para el hospital preparado y a mano, y organiza el transporte hasta el centro de trasplante por adelantado.

Durante el procedimiento

Trasplante de hígado de donante fallecido

Si te notifican que el hígado de un donante fallecido está disponible, se te pedirá que vengas al hospital inmediatamente. El equipo de atención médica te internará en el hospital y te realizará un examen para asegurar que estás en buenas condiciones de salud para la cirugía.

La cirugía de trasplante de hígado se realiza con anestesia general, por lo que no estarás consciente durante el procedimiento.

El cirujano de trasplantes realiza una incisión larga en el abdomen para acceder al hígado. La ubicación y tamaño de la incisión varía conforme al criterio del cirujano y de tu propia anatomía.

El cirujano desconecta el suministro de sangre del hígado y los ductos biliares y luego retira el hígado enfermo. Luego el hígado donante se coloca en tu cuerpo, y se reconectan los vasos sanguíneos y los ductos biliares. La cirugía puede durar hasta 12 horas, dependiendo de tu situación.

Una vez que el nuevo hígado está en su lugar, el cirujano usa puntos y grapas para cerrar la incisión quirúrgica. Luego te llevan a la unidad de cuidados intensivos para comenzar la recuperación.

Trasplante de hígado de donante vivo

Si vas a recibir un trasplante de un donante vivo, los cirujanos trasplantarán una parte del hígado del donante en tu cuerpo.

Los cirujanos primero operan al donante para retirar la parte del hígado para el trasplante. Luego los cirujanos retiran tu hígado enfermo y colocan la parte del hígado donado en tu cuerpo. Luego conectan los vasos sanguíneos y ductos biliares al nuevo hígado.

La parte del hígado trasplantada en tu cuerpo y la parte que quedó en el cuerpo del donante se regeneran rápidamente, y alcanzan un volumen normal en un par de meses.

Después del procedimiento

Consulta de trasplante de hígado en Mayo Clinic Consulta de trasplante de hígado en Mayo Clinic

Luego de un trasplante de hígado, los médicos a menudo prueban la función de tu hígado y controlan si hay signos de complicaciones.

Después de un trasplante de hígado

Después del trasplante de hígado, puedes esperar lo siguiente:

  • Posiblemente, permanecer algunos días en la unidad de cuidados intensivos. Los médicos y el personal de enfermería supervisarán tu enfermedad para detectar señales de complicaciones. También analizarán la función hepática con frecuencia para detectar señales de que tu nuevo hígado esté funcionando.
  • Estar entre 5 y 10 días en el hospital. Una vez que ya estés estable, te trasladarán a un área de recuperación de trasplante para continuar con la recuperación.
  • Chequeos frecuentes mientras estés en recuperación en tu casa. Tu equipo de trasplante diseñará un programa de controles para ti. Al principio es probable que tengas que hacerte análisis de sangre varias veces por semana y, con el tiempo, con menos frecuencia.
  • Tomar medicamentos por el resto de tu vida. Deberás tomar varios medicamentos después de tu trasplante de hígado y muchos por el resto de tu vida. Los medicamentos llamados inmunodepresores evitan que tu sistema inmunitario ataque el nuevo hígado. Otros medicamentos ayudan a reducir el riesgo de otras complicaciones después del trasplante.

Espera seis meses o más de tiempo de recuperación antes de que te sientas completamente curado luego de someterte a una cirugía de trasplante de hígado. Es posible que puedas reanudar las actividades normales o volver a trabajar algunos meses después de la cirugía. El tiempo que te lleve recuperarte dependerá de qué tan enfermo estabas antes del trasplante de hígado.

Resultados

Tasas de supervivencia después de un trasplante de hígado

Las probabilidades de un trasplante de hígado exitoso y la supervivencia a largo plazo dependen de tu situación particular.

En general, alrededor del 70 por ciento de las personas que se someten a un trasplante de hígado viven por lo menos cinco años más. Esto significa que de cada 100 personas que reciben un trasplante de hígado por cualquier motivo, aproximadamente 70 vivirán cinco años y 30 morirán en el transcurso de los cinco años.

Las personas que reciben el hígado de un donante vivo frecuentemente tienen mejores tasas de supervivencia a corto plazo que aquellas que reciben el hígado de un donante fallecido. Pero la comparación de los resultados a largo plazo es difícil pues quienes cuentan con un donante vivo por lo general tienen una espera más corta para el trasplante y no están tan enfermos como quienes reciben el hígado de un donante fallecido.

Las tasas de supervivencia entre los receptores de un trasplante de hígado también varían entre los centros de trasplante de los Estados Unidos y pueden encontrarse en línea en el Registro Científico de Receptores de Trasplantes (Scientific Registry of Transplant Recipients).

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Afrontamiento y apoyo

Es normal sentirse ansioso o abrumado mientras se espera recibir un trasplante o sentir temor sobre un posible rechazo, el regreso al trabajo u otros aspectos después de este. Buscar apoyo de amigos y familiares podría ayudarte a enfrentar tu estado durante este período estresante.

El equipo de trasplante de Mayo Clinic puede ayudarte con otros recursos útiles y estrategias de afrontamiento durante el proceso de trasplante, como lo siguiente:

  • Únete a un grupo de apoyo para receptores de trasplantes. Hablar con otras personas que han tenido tu misma experiencia puede disipar temores y aliviar la ansiedad.
  • Comparte tus experiencias en las redes sociales. Mayo Clinic tiene una página de Facebook llamada Transplantation at Mayo Clinic (Trasplante en Mayo Clinic) dedicada a ayudar a receptores de trasplantes y donantes a comunicarse entre sí en línea.
  • Busca servicios de rehabilitación. Si regresas a tu trabajo, la asistente social de Mayo Clinic puede conectarte con los servicios de rehabilitación provistos por el departamento de rehabilitación vocacional de tu estado.
  • Establece metas y expectativas realistas. Es necesario reconocer que es posible que la vida después del trasplante no sea exactamente la misma de antes. Tener expectativas realistas sobre los resultados y el tiempo de recuperación puede ayudar a reducir el estrés.
  • Infórmate. Obtén toda la información que puedas sobre tu procedimiento y haz preguntas sobre lo que no entiendas. El conocimiento te hace más fuerte.

Nuevas opciones de medicamentos

Investigación relativa al trasplante de hígado en Mayo Clinic Investigación relativa al trasplante de hígado en Mayo Clinic

Los científicos, médicos y cirujanos de Mayo Clinic están activamente comprometidos con el desarrollo de nuevas tecnologías, tratamientos y técnicas para hacer que los trasplantes sean más seguros y estén disponibles para más personas.

Los científicos, médicos y cirujanos de Mayo Clinic participan, de manera activa, en investigaciones para hacer que los trasplantes de hígado sean más seguros y para permitir que estén disponibles para más personas mediante el desarrollo de nuevas opciones de medicamentos.

Los temas de investigación actuales incluyen los siguientes:

  • Hígado bioartificial. Esta innovación ayuda a las personas a encarar la situación mientras esperan un donante de hígado. Los nuevos hígados bioartificiales, desarrollados por los médicos e investigadores de Mayo Clinic, utilizan células vivas de hígados de cerdo para filtrar la sangre del paciente en un proceso similar a aquel de la diálisis renal. El dispositivo está a prueba antes de estar disponible en clínicas y hospitales.
  • Medicamentos inmunodepresores. Esta investigación examina el efecto de la lesión mediada por anticuerpos en trasplantes de hígado y riñón y la forma en la que un trasplante multiorgánico podría dar, en realidad, mejores resultados.
  • Terapias de células para enfermedades hepáticas. Esta investigación ofrece tratamientos nuevos potenciales para varias enfermedades hepáticas y podría mejorar el éxito del trasplante de hígado.

Obtén más información sobre los diferentes estudios de investigación de trasplante de hígado que cuentan con el respaldo del Centro de Investigación de Trasplantes.

Dieta y nutrición

Después del trasplante de hígado, es especialmente importante seguir una dieta bien equilibrada para ayudar a recuperarte y a mantener tu salud.

El equipo de trasplante de Mayo Clinic comprende un especialista en nutrición (dietista) que puede hablar contigo sobre tus necesidades nutricionales y dietarias, y responder a cualquier pregunta que tengas después del trasplante.

En general, después del trasplante de hígado, la dieta debe ser con bajo contenido de sal, de colesterol, de grasa y de azúcar.

Para prevenir que se dañe el hígado nuevo, es importante que evites el consumo de alcohol. No tomes bebidas alcohólicas ni uses alcohol al cocinar.

El dietista de Mayo Clinic también te ofrecerá varias opciones de alimentos saludables e ideas para implementar en tu plan de nutrición. Después del trasplante de riñón, las recomendaciones del dietista podrían comprender las siguientes medidas:

  • Comer al menos cinco porciones de frutas y vegetales todos los días
  • Evitar el pomelo y el jugo de pomelo, la granada y la naranja de Sevilla debido a su efecto en un grupo de medicamentos inmunodepresores (inhibidores de calcineurina)
  • Incluir la cantidad suficiente de fibra en tu dieta diaria
  • Consumir alimentos integrales en lugar de alimentos procesados
  • Consumir productos lácteos con bajo contenido de grasa o sin grasa, lo cual es importante para mantener los niveles óptimos de calcio y fósforo
  • Comer carnes magras, carne de ave y pescado
  • Seguir las pautas de seguridad alimentaria
  • Beber la cantidad adecuada de agua y otros líquidos para mantenerse hidratado todos los días

Ejercicio

Realizar ejercicios y actividad física debe ser parte de tu vida después de un trasplante de hígado para continuar mejorando tu salud física y mental general.

Mientras te encuentras en el hospital, un fisioterapeuta de Mayo Clinic te enseñará ejercicios para ayudar a recuperarte y evitar complicaciones. El fisioterapeuta también hablará contigo para encontrar un programa de ejercicios adecuado que puedas seguir en tu casa.

Enseguida después del trasplante, debes caminar tanto como puedas. Luego, según tu evolución, puedes comenzar a incorporar más actividad física a la vida diaria.

Caminar, andar en bicicleta, nadar, realizar entrenamiento de fuerza de bajo impacto y otras actividades físicas que disfrutes pueden ser parte de un estilo de vida saludable y activo tras un trasplante. Asegúrate de comunicarte con tu equipo de trasplante antes de comenzar o cambiar tu rutina de ejercicios después del trasplante.

May 04, 2018
References
  1. Feldman M, et al. Liver transplantation. In: Sleisenger & Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management. 10th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed June 13, 2016.
  2. Liver transplant. American Liver Foundation. http://www.liverfoundation.org/abouttheliver/info/transplant/. Accessed June 13, 2016.
  3. What I need to know about liver transplantation. National Institute for Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. http://digestive.niddk.nih.gov/ddiseases/pubs/livertransplant_ez/. Accessed June 13, 2016.
  4. Questions & answers for transplant candidates about MELD and PELD. United Network for Organ Sharing. http://www.unos.org/docs/MELD_PELD. Accessed May 28, 2014.
  5. Liver Kaplan-Meier patient survival rates for transplants performed: 1997-2004. Organ Procurement and Transplantation Network. https://optn.transplant.hrsa.gov/data/view-data-reports/national-data/#. Accessed May 28, 2016.
  6. Selecting a hospital. United Network for Organ Sharing http://www.transplantliving.org/before-the-transplant/getting-on-the-list/selecting-a-hospital/. Accessed June 13, 2016.
  7. Dove LM, et al. Liver transplantation in adults: Patient selection and pretransplantation evaluation. http://www.uptodate.com/home. Accessed June 13, 2016.
  8. Bambha K, et al. Model for End-stage Liver Disease (MELD). http://www.uptodate.com/home. Accessed June 13, 2016.
  9. Cotler S. Living donor liver transplantation. http://www.uptodate.com/home. Accessed June 13, 2016.
  10. Partnering with your transplant team: The patient's guide to transplantation. United Network for Organ Sharing. https://www.unos.org/wp-content/uploads/unos/WEPNTK.pdf. Accessed March 11, 2016.
  11. Kim WR, et al. OPTN/SRTR 2014 annual data report: Liver. American Journal of Transplantation. 2016;16:11.
  12. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. Liver transplant. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2013.
  13. Glorioso JM, et al. Pivotal preclinical trial of the spheroid reservoir bioartificial liver. Journal of Hepatology. 2015;63:388.
  14. Yu Y, et al. Cell therapies for liver diseases. Liver Transplantation. 2012;18:9.
  15. Taner T, et al. Decreased chronic cellular and antibody-mediated injury in the kidney following simultaneous liver-kidney transplantation. Kidney International. 2016;89:909.
  16. De Assuncao TM, et al. Development and characterization of human-induced pluripotent stem cell-derived cholangiocytes. Laboratory Investigation. 2015;95:684.
  17. Croome KP, et al. The use of donation after cardiac death allografts does not increase recurrence of hepatocellular carcinoma. American Journal of Transplantation. 2015;15:2704.
  18. Tincani G, et al. Operative risks of domino liver transplantation for the familial amyloid polyneuropathy liver donor and recipient: A double analysis. American Journal of Transplantation. 2011;11:750.
  19. Kitchens WH. Domino liver transplantation: Indications, techniques, and outcomes. Transplantation Reviews. 2011;25:167.
  20. Scientific Registry of Transplant Recipients. http://www.srtr.org/default.aspx. Accessed April 11, 2016.
  21. Heimbach JK (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. July 19, 2016.