El dolor de pierna puede ser permanente o intermitente, desarrollarse en forma repentina o gradual, y afectar la pierna entera o una parte específica, como la parte anterior de la pierna o la rodilla. Puede manifestarse de diversas formas: dolor punzante, dolor intenso, dolor leve y continuo, dolor fijo y continuo, u hormigueo.

Algunos tipos de dolor de pierna son solo molestos, pero el dolor de pierna más fuerte puede afectar la capacidad de caminar o de soportar peso sobre una pierna.

March 04, 2016