Descripción general

El linfoma no hodgkiniano es un tipo de cáncer que comienza en el sistema linfático, que es parte del sistema inmunitario del cuerpo que lucha contra los gérmenes. En el linfoma no hodgkiniano, los glóbulos blancos denominados linfocitos se desarrollan de manera anormal y pueden formar bultos (tumores) en todo el cuerpo.

Linfoma no hodgkiniano es una categoría general de linfoma. Hay muchos subtipos que entran en esta categoría. El linfoma difuso de células B grandes y el linfoma folicular se encuentran dentro de los subtipos más comunes. La otra categoría general de linfoma es el linfoma de Hodgkin.

Los avances en el diagnóstico y el tratamiento del linfoma no hodgkiniano han contribuido a mejorar el pronóstico de las personas que tienen esta enfermedad.

Tipos

Síntomas

Los signos y síntomas del linfoma no hodgkiniano pueden incluir lo siguiente:

  • Hinchazón de los ganglios linfáticos del cuello, de las axilas o de la ingle
  • Hinchazón o dolor abdominal
  • Dolor en el pecho, tos o dificultad para respirar
  • Agotamiento persistente
  • Fiebre
  • Sudores nocturnos
  • Pérdida de peso sin causa aparente

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con el médico si tienes signos y síntomas persistentes que te preocupen.

Causas

En muchos casos, los médicos no saben qué causa el linfoma no hodgkiniano. Comienza cuando el cuerpo produce demasiados linfocitos anormales, que son un tipo de glóbulos blancos.

En general, los linfocitos tienen un ciclo de vida predecible. Los linfocitos viejos mueren, y el cuerpo crea nuevos para reemplazarlos. En el linfoma no hodgkiniano, los linfocitos no mueren, y el cuerpo sigue creando nuevos. Este excedente de linfocitos se acumula en los ganglios linfáticos y provoca que se hinchen.

Células B y T

El linfoma no Hodgkin a menudo comienza en los siguientes:

  • Los linfocitos B. Los linfocitos B son un tipo de linfocitos que combaten las infecciones al producir anticuerpos para neutralizar a los invasores extraños. La mayoría de los linfomas no Hodgkin se origina en los linfocitos B. Algunos de los subtipos de linfoma no Hodgkin que implican los linfocitos B son el linfoma difuso de linfocitos B grandes, el linfoma folicular, el linfoma de células del manto y el linfoma de Burkitt.
  • Células T. Las células T son un tipo de linfocitos que intervienen en la eliminación directa de los invasores extraños. El linfoma no hodgkiniano es mucho menos frecuente en las células T. Algunos de los subtipos de linfoma no hodgkiniano que implican a las células T son el linfoma de linfocitos T periférico y el linfoma de linfocitos T cutáneo.

Saber si tu linfoma no hodgkiniano tiene su origen en las células B o las células T ayuda a determinar tus opciones de tratamiento.

Dónde ocurre el linfoma no hodgkiniano

El linfoma no hodgkiniano, generalmente, implica la presencia de linfocitos cancerosos en los ganglios linfáticos. Sin embargo, la enfermedad también se puede extender a otras partes del sistema linfático. Por ejemplo, podría expandirse a los vasos linfáticos, las amígdalas, las adenoides, el bazo, el timo y la médula ósea. A veces, el linfoma no hodgkiniano compromete órganos fuera del sistema linfático.

Factores de riesgo

La mayoría de las personas a las que se les diagnostica linfoma no hodgkiniano no tienen factores de riesgo evidentes. Sin embargo, muchas de las que sí tienen factores de riesgo nunca los manifiestan.

Algunos de los factores que pueden incrementar el riesgo de padecer linfoma no hodgkiniano son los siguientes:

  • Medicamentos que inhiben el sistema inmunitario. Si tuviste un trasplante de órgano y tomas medicamentos que controlan tu sistema inmunitario, podrías tener un mayor riesgo de padecer linfoma no hodgkiniano.
  • Infecciones con ciertos virus y bacterias. Al parecer, ciertas infecciones virales y bacterianas incrementan el riesgo de padecer linfoma no hodgkiniano. Entre los virus que se relacionan con este tipo de cáncer se encuentra el VIH y la infección por Epstein-Barr. Una de las bacterias relacionadas con el linfoma no hodgkiniano es la helicobácter pylori que provoca úlceras.
  • Sustancias químicas. Ciertas sustancias químicas, como las que se utilizan para matar insectos y hierbas, pueden incrementar el riesgo de tener linfoma no hodgkiniano. Se necesitan más investigaciones para comprender la posible relación que existe entre los pesticidas y la formación del linfoma no hodgkiniano.
  • Edad avanzada. El linfoma no hodgkiniano puede aparecer a cualquier edad, pero el riesgo aumenta a medida que envejeces. Es más común en los adultos mayores de 60 años.

Linfoma no hodgkiniano - atención en Mayo Clinic

July 29, 2021
  1. B-cell lymphomas. Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed July 19, 2017.
  2. Hoffman R, et al. Diagnosis and treatment of diffuse large B-cell lymphoma and Burkitt lymphoma. In: Hematology: Basic Principles and Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 16, 2018.
  3. Non-Hodgkin lymphoma. Leukemia & Lymphoma Society. http://www.lls.org/resourcecenter/freeeducationmaterials/lymphoma/nonhodgkin. Accessed July 19, 2017.
  4. What you need to know about non-Hodgkin lymphoma. National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/publications/patient-education/wyntk-non-hodgkin-lymphoma. Accessed July 19, 2017.
  5. Taking time: Support for people with cancer. National Cancer Institute. http://www.cancer.gov/publications/patient-education/taking-time. Accessed July 19, 2017.
  6. Lymphoma SPOREs. National Cancer Institute. http://trp.cancer.gov/spores/lymphoma.htm. Accessed July 18, 2017.
  7. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. July 21, 2017.
  8. The lymphoma guide: Information for patients and caregivers. Leukemia & Lymphoma Society. http://www.lls.org/resource-center/download-or-order-free-publications?language=English&category=Lymphoma. Accessed July 18, 2017.
  9. Distress management. Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed July 18, 2017.
  10. T-cell lymphomas. Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed Aug. 4, 2017, 2017.
  11. Maurer MJ et al. Event-free survival at 24 months is a robust end point for disease-related outcome in diffuse large B-cell lymphoma treated with immunochemotherapy. Journal of Clinical Oncology. 2014;32:1066.
  12. Johnston PB, et al. Everolimus combined with R-CHOP-21 for new, untreated, diffuse large B-cell lymphoma (NCCTG 1085 [Alliance]): Safety and efficacy results of a phase 1 and feasibility trial. The Lancet Haematology. 2016;3:e309. http://www.thelancet.com/journals/lanhae/article/PIIS2352-3026(16)30040-0/abstract. Accessed July 24, 2017.
  13. Common side effects of radiation therapy. American Cancer Society. https://www.cancer.org/treatment/treatments-and-side-effects/treatment-types/radiation/coping.html. Accessed July 27, 2017.
  14. Thompson CA (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Oct. 5, 2017.
  15. AskMayoExpert. Non-Hodgkin lymphoma. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  16. Laurent C. Impact of expert pathologic review of lymphoma diagnosis: Study of patients from the French Lymphopath Network. Journal of Clinical Oncology. 2017;35:2008.
  17. Nowakowski GS, et al. Lenalidomide combined with R-CHOP overcomes negative prognostic impact of non-germinal center B-cell phenotype in newly diagnosed diffuse large B-cell lymphoma: A phase II study. Journal of Clinical Oncology. 2015;33:251.
  18. Amin MG, et al., eds. Hodgkin and non-Hodgkin lymphomas. In: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. New York, N.Y.: Springer; 2017.