Descripción general

La miocardiopatía hipertrófica (HCM) es una enfermedad en la cual el músculo cardíaco (el miocardio) se vuelve anormalmente grueso (hipertrofiado). El músculo cardíaco engrosado puede hacer que al corazón le resulte más difícil bombear sangre.

La miocardiopatía hipertrófica a menudo no se diagnostica porque muchas personas con la enfermedad tienen pocos síntomas, si los hay, y pueden llevar una vida normal sin problemas serios. Sin embargo, en un pequeño número de personas con HCM, el músculo cardíaco engrosado puede causar dificultad para respirar, dolor en el pecho o problemas en el sistema eléctrico del corazón, lo que ocasiona ritmos cardíacos anormales potencialmente mortales (arritmias).

    Síntomas

    Los signos y síntomas de la miocardiopatía hipertrófica pueden incluir uno o más de los siguientes:

    • Dificultad para respirar, especialmente mientras se realiza ejercicio
    • Dolor en el pecho, especialmente mientras se realiza ejercicio
    • Desmayos, especialmente mientras se realiza ejercicio o esfuerzo o después de esto
    • Sensación de latidos acelerados, fuertes como aleteos (palpitaciones)
    • Soplo cardíaco, que un médico podría detectar mientras escucha el corazón

    Cuándo consultar con el médico

    Algunas enfermedades pueden causar dificultad para respirar y palpitaciones cardíacas. Es importante obtener un diagnóstico rápido y preciso, además de atención médica adecuada. Consulta al médico si experimentas algún síntoma que se relacione con la miocardiopatía hipertrófica.

    Llama al 911 o al número local de emergencias si presentas alguno de los siguientes síntomas durante más de unos minutos:

    • Latidos acelerados o irregulares
    • Dificultad para respirar
    • Dolor en el pecho

    Causas

    La miocardiopatía hipertrófica generalmente la provocan genes anormales (mutaciones genéticas) que hacen que el músculo cardíaco se engrose de manera anormal. Las personas con miocardiopatía hipertrófica también presentan una disposición anormal de las células del músculo cardíaco (desorganización miofibrilar). Esta desorganización puede contribuir al desarrollo de arritmia en algunas personas.

    La gravedad de la miocardiopatía hipertrófica varía ampliamente. La mayoría de las personas con miocardiopatía hipertrófica tiene una forma de la enfermedad en la cual la pared (tabique) que separa las dos cámaras inferiores del corazón (ventrículos ) se agranda y limita el flujo sanguíneo fuera del corazón (miocardiopatía hipertrófica obstructiva).

    A veces, la miocardiopatía hipertrófica se produce sin un bloqueo significativo del flujo sanguíneo (miocardiopatía hipertrófica no obstructiva). Sin embargo, la cámara de bombeo principal del corazón (ventrículo izquierdo) puede volverse rígida, lo que reduce la cantidad de sangre que el ventrículo puede contener y la cantidad que se bombea al cuerpo con cada latido del corazón.

    Factores de riesgo

    La miocardiopatía hipertrófica suele ser hereditaria. Hay un 50 por ciento de probabilidades de que los hijos de un padre con miocardiopatía hipertrófica hereden la mutación genética de la enfermedad. Los familiares de primer grado, padres, hijos o hermanos, de una persona con miocardiopatía hipertrófica deben consultar con el médico sobre los exámenes para la detección de la enfermedad.

    Complicaciones

    Muchas personas con miocardiopatía hipertrófica no presentan problemas de salud importantes. Sin embargo, algunas personas sufren complicaciones como:

    • Fibrilación auricular. El engrosamiento del músculo cardíaco, al igual que la estructura anormal de las células cardíacas, pueden alterar el funcionamiento normal del sistema eléctrico del corazón y ocasionar la aceleración o la irregularidad de los latidos del corazón. La fibrilación auricular también puede aumentar el riesgo de que se generen coágulos sanguíneos, que si se desplazan hasta el cerebro pueden ocasionar un accidente cerebrovascular.
    • Muerte cardíaca súbita. La taquicardia ventricular y la fibrilación ventricular pueden provocar una muerte cardíaca súbita. Si bien no es frecuente, las personas con miocardiopatía hipertrófica presentan un riesgo mayor de sufrir muerte cardíaca súbita por ataque cardíaco. Cada año, se estima que la muerte cardíaca súbita ocurre en el 1 por ciento de las personas con miocardiopatía hipertrófica. La miocardiopatía hipertrófica puede provocar muerte súbita por problemas cardíacos en personas de todas las edades, pero con más frecuencia la afección provoca la muerte cardíaca súbita en personas menores de 30 años.
    • Obstrucciones del flujo sanguíneo. En muchos casos, el engrosamiento del músculo cardíaco obstruye el flujo sanguíneo que sale del corazón. La obstrucción del flujo sanguíneo puede provocar falta de aire por esfuerzo, dolor de pecho, mareos y desmayos.
    • Miocardiopatía dilatada. Con el tiempo, en un porcentaje muy pequeño de personas con miocardiopatía hipertrófica, el músculo cardíaco engrosado puede volverse débil e ineficaz. El ventrículo se agranda (dilata) y pierde capacidad de bombeo.
    • Problemas en la válvula mitral. El engrosamiento del músculo cardíaco puede reducir el espacio para que fluya la sangre, lo que hace que la sangre fluya a través de las válvulas cardíacas más rápidamente y con más fuerza. Esta fuerza aumentada puede impedir que la válvula que está entre la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo (válvula mitral) se cierre correctamente. Como resultado, es posible que la sangre se filtre en sentido inverso hacia la aurícula izquierda (insuficiencia de la válvula mitral) y que, debido a esto, los síntomas empeoren.
    • Insuficiencia cardíaca. Con el tiempo, el músculo cardíaco engrosado puede ponerse demasiado rígido como para llenarse de sangre en forma eficaz. Como resultado, el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo.

    Prevención

    Dado que la miocardiopatía hipertrófica es hereditaria, no existe forma de prevenirla. Pero es importante identificar la afección lo antes posible para guiar el tratamiento y evitar complicaciones.

    Prevención de la muerte súbita

    Se ha demostrado que el implante de un desfibrilador cardioversor puede prevenir la muerte súbita por ataque cardíaco, que afecta a aproximadamente al 1 por ciento de las personas que sufren de miocardiopatía hipertrófica.

    Desafortunadamente, debido a que muchas personas con miocardiopatía hipertrófica no se dan cuenta de que la padecen, existen casos en los que el primer signo de un problema es la muerte súbita por ataque cardíaco. Estos casos pueden producirse entre personas jóvenes aparentemente saludables, incluso entre deportistas universitarios y otros adultos jóvenes y activos. Las noticias acerca de este tipo de muerte tan inesperada generan una atención comprensible por ese mismo motivo, pero los padres deben tener presente que este tipo de muerte es poco frecuente.

    Pese a ello, los médicos especializados en anomalías cardíacas suelen recomendar que las personas con miocardiopatía hipertrófica no practiquen la mayoría de los deportes competitivos, con la posible excepción de ciertos deportes de baja intensidad. Analiza con tu cardiólogo las recomendaciones específicas.

    Cardiomiopatía hipertrófica - atención en Mayo Clinic

    April 14, 2018
    1. Hypertrophic cardiomyopathy. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/More/Cardiomyopathy/Hypertrophic-Cardiomyopathy_UCM_444317_Article.jsp#.WbMHH9jrvIU. Accessed Aug. 29, 2017.
    2. What is cardiomyopathy? National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/cm. Accessed Aug. 29, 2017.
    3. Bonow RO, et al., eds. Hypertrophic cardiomyopathy. In: Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 29, 2017.
    4. Maron MS. Hypertrophic cardiomyopathy: Clinical manifestations, diagnosis, and evaluation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 29, 2017.
    5. Maron MS. Hypertrophic cardiomyopathy: Prevalence, pathophysiology, and management of concurrent atrial arrhythmias. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 29, 2017.
    6. Maron MS. Hypertrophic cardiomyopathy: Assessment and management of ventricular arrhythmias and sudden cardiac death risk. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 29, 2017.
    7. Maron MS. Hypertrophic cardiomyopathy: Gene mutations and clinical genetic testing. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 29, 2017.
    8. Maron MS. Hypertrophic cardiomyopathy: Medical therapy. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 29, 2017.
    9. Maron MS. Hypertrophic cardiomyopathy: Nonpharmacologic treatment of left ventricular outflow tract obstruction. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 29, 2017.
    10. Prevention and treatment of cardiomyopathy. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/More/Cardiomyopathy/Prevention-and-Treatment-of-Cardiomyopathy_UCM_444176_Article.jsp#.WbbYzdjrvcs. Accessed Sept. 11, 2017.
    11. Maron BJ, et al. Hypertrophic cardiomyopathy: Present and future, with translation into contemporary cardiovascular medicine. Journal of the American College of Cardiology. 2014;64:83.
    12. Said SM, et al. Surgical treatment of hypertrophic cardiomyopathy. Seminars in Thoracic and Cardiovascular Surgery. 2013;25:300.
    13. AskMayoExpert. Hypertrophic cardiomyopathy (adult). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2016.
    14. Dearani JA, et al. Surgery insight: Septal myectomy for obstructive hypertrophic cardiomyopathy — The Mayo Clinic experience. Nature Clinical Practice Cardiovascular Medicine. 2007;4:503.
    15. Kirklin JW, et al. Surgical relief of diffuse subvalvular aortic stenosis. Circulation. 1961;24:739.
    16. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Aug. 30, 2017.
    17. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Aug. 30, 2017.
    18. Daniels BK. Echo Information Management System. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Sept. 13, 2017.