¿Qué tipos de vacuna contra la influenza hay?

Este año, la vacuna se recomienda solo como vacuna inyectable. Si bien FDA (Food and Drug Administration, Administración de Alimentos y Medicamentos) aprobó una vacuna en aerosol nasal que consiste en una dosis baja del virus de la influenza vivo pero debilitado, CDC (Centers for Disease Control and Prevention, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) ya no recomiendan las vacunas en aerosol nasal porque el aerosol no resultó tan efectivo en las últimas temporadas de influenza.

La vacuna contra la influenza es una vacuna inactivada que contiene un virus muerto. Como en esta vacuna los virus están muertos (inactivados), la vacuna no hará que te enfermes de influenza, pero le permitirá al cuerpo desarrollar los anticuerpos necesarios para protegerse de los virus de la enfermedad.

Generalmente, la inyección se da en un músculo del brazo. Si tienes entre 18 y 64 años de edad, puedes elegir que te coloquen una vacuna en la piel (vía intradérmica) o que te coloquen la vacuna por medio de un dispositivo a presión que emplea una descarga de una pequeña corriente de líquido a alta presión para penetrar en la piel, en lugar de utilizar una aguja.

¿La vacuna me puede causar influenza?

No. La vacuna contra la influenza no puede causarte la enfermedad. Sin embargo, aunque te hayas vacunado, podrías tener síntomas similares a la influenza por varias razones, como:

  • Reacciones a la vacuna. Después de la vacunación, algunas personas sufren de dolores musculares y tienen fiebre por un día o dos. Puede ser un efecto secundario de la formación de anticuerpos del cuerpo.
  • Periodo de 2 semanas. La vacuna contra la influenza demora aproximadamente dos semanas en hacer efecto por completo. Si estás expuesto al virus de la influenza justo antes o durante ese periodo, puede que te enfermes de influenza.
  • Virus de la influenza no concordantes. En algunos años, los virus de la influenza utilizados para la vacuna no coincidirán con los virus en circulación durante la temporada de influenza. Si esto sucede, tu vacuna contra la influenza será menos eficaz, pero todavía podría proporcionarte cierta protección.
  • Otras enfermedades. Muchas otras enfermedades, como el resfriado común, también causan síntomas similares a la influenza. Por lo tanto, puedes creer que tienes influenza cuando en realidad no es así.

¿Qué tipo de protección ofrece la vacuna contra la influenza?

La eficacia de la vacuna contra la influenza puede variar. Generalmente, esta vacuna es más eficaz en niños sanos de 2 años de edad en adelante y en adultos de hasta 64 años. Algunas personas mayores y personas con determinadas enfermedades podrían desarrollar menos inmunidad después de la vacunación.

Según CDC, cuando en las temporadas anteriores de influenza hay buena correspondencia entre la vacuna y las cepas en circulación del virus de la influenza, la vacuna es entre 40 y 60 por ciento efectiva en reducir el riesgo de contraer la influenza entre las personas de todas las edades.

Si no me coloco la vacuna contra la influenza, ¿puedo reducir mi riesgo de contraer la enfermedad?

Con o sin una vacuna contra la influenza, puedes tomar medidas que te ayuden a protegerte contra la influenza y otros virus. La buena higiene es tu principal defensa contra las enfermedades contagiosas.

  • Lávate las manos de manera minuciosa y frecuente con agua y jabón.
  • Si no hay agua ni jabón, utiliza un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • En lo posible, evita tocarte los ojos, la nariz o la boca.
  • Si la influenza es frecuente en tu área, evita las multitudes.
  • Practica buenos hábitos de salud. Duerme bien, haz actividad física regularmente, bebe mucho líquido, come alimentos nutritivos y controla tu estrés.
Sept. 19, 2017 See more In-depth