Escuché que si uno está resfriado no tiene que tomar leche, porque aumenta la flema. ¿Esto es cierto?

Respuesta de Julie Baughn, M.D.

La flema es la mucosidad espesa y pegajosa que gotea por la parte posterior de la garganta cuando se tiene un resfriado. Es una combinación del líquido protector normal de las vías respiratorias y de los restos relacionados con la infección.

Aunque se cree comúnmente que beber leche aumenta la flema, la ciencia no respalda esta creencia. Las conclusiones de la investigación sobre la leche y la flema (un campo de estudio relativamente pequeño) incluyen lo siguiente:

  • El consumo de leche y la producción de flema entre personas con resfriado común en un estudio clínico no mostraron un aumento de la flema asociado al consumo de leche.
  • Los problemas de mucosidad autodeclarados fueron los mismos entre los dos grupos del estudio: uno que tomaba leche y otro que tomaba leche de soja.
  • Los niños con asma, que suelen evitar la leche por la teoría del aumento de la flema, no experimentaron diferencias en los síntomas respiratorios si tomaban leche o leche de soja.

El problema de la leche podría ser un truco sensorial. La leche y la saliva en la boca crean un líquido algo espeso que puede recubrir brevemente la boca y la garganta. La sensación que persiste puede confundirse con un aumento de la flema.

Razones por las cuales no evitar la leche

Un vaso de leche fría o unos bocados de yogurt helado pueden, de hecho, aliviar el dolor de garganta y aportar algunos nutrientes y calorías en un momento en el que no te apetece comer. También puedes probar un batido de frutas y yogurt repleto de nutrientes, que aporta zinc, calcio, probióticos, vitaminas, antioxidantes y fibra.

With

Julie Baughn, M.D.

Sept. 24, 2021 See more Expert Answers