Perspectiva general

El resfriado común es una infección viral de tu nariz y garganta (vías respiratorias altas). Por lo general es inofensivo, aunque podría no sentirse como tal. Muchos tipos de virus pueden causar un resfriado común.

Los niños menores de seis años tienen un riesgo mayor de contraer un resfriado, pero los adultos sanos también pueden esperar dos o tres resfriados al año.

La mayoría de las personas se recuperan de un resfriado común en una semana o 10 días. Los síntomas pueden durar más en las personas que fuman. Si los síntomas no mejoran, consulta a tu médico.

Síntomas

Los síntomas de un resfriado común generalmente aparecen de uno a tres días posteriores a la exposición al virus que causa el resfriado. Los signos y síntomas, que pueden variar dependiendo de cada persona, podrían incluir:

  • Escurrimiento o congestión nasal
  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Congestión
  • Dolor corporal o dolor de cabeza leves
  • Estornudos
  • Fiebre de bajo grado
  • Sentirte mal en general (malestar)

La secreción de tu nariz podría volverse más espesa y de color amarillo o verde durante el resfriado común. Esto no es un indicador de una infección bacteriana.

Cuándo consultar a un médico

Para adultos — busca atención médica si tienes:

  • Fiebre mayor a 101.3° F (38.5° C)
  • Fiebre que dure cinco días o más o que regresa después de un periodo sin fiebre
  • Dificultad para respirar
  • Jadeos
  • Dolor intenso de garganta, cabeza o senos paranasales

Para niños — en general, no es necesario que tu hijo vea a un médico por un resfriado común. Sin embargo, busca atención médica de inmediato si tu hijo tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4° F (38° C) en recién nacidos de hasta 12 semanas
  • Fiebre alta o que dura más de dos días en niños de cualquier edad
  • Síntomas que empeoran o no mejoran
  • Síntomas graves, como dolor de cabeza o tos
  • Jadeos
  • Dolor de oído
  • Irritabilidad extrema
  • Somnolencia inusual
  • Falta de apetito

Causas

Aunque muchos tipos de virus pueden causar un resfriado común, los rinovirus son la causa más común.

El virus del resfriado entra a tu cuerpo a través de tu boca, ojos o nariz. El virus se puede propagar a través de gotas en el aire cuando alguien que está enfermo tose, estornuda o habla.

También se propaga por el contacto de manos con alguien que ha tenido un resfriado o al compartir objetos contaminados, como utensilios, toallas, juguetes o teléfonos. Si te tocas los ojos, la nariz o la boca después de dicho contacto o exposición, es posible que contraigas un resfriado.

Factores de riesgo

Estos factores pueden aumentar tus posibilidades de contraer un resfriado:

  • Edad. Los niños menores de seis años tienen un mayor riesgo de contraer un resfriado, especialmente si pasan tiempo en guarderías.
  • Un sistema inmunitario débil. Tener una enfermedad crónica o un sistema inmunitario débil aumenta tu riesgo.
  • La época del año. Tanto los niños como los adultos son más susceptibles a los resfriados en otoño e invierno, pero puedes contraer un resfriado en cualquier momento.
  • Fumar. Es más probable que contraigas un resfriado y que sea más grave si fumas.
  • Exposición. Si estás rodeado de muchas personas, como en la escuela o en un avión, es posible que estés expuesto a virus que causan resfriados.

Complicaciones

  • Infección aguda del oído (otitis media). Ocurre cuando bacterias o virus entran en el espacio detrás del tímpano. Los signos y síntomas comunes incluyen dolores de oído y, en algunos casos, una secreción verde o amarilla de la nariz o el regreso de una fiebre después de un resfriado común.
  • Asma. Un resfriado puede causar un ataque de asma.
  • Sinusitis aguda. En adultos o niños, un resfriado común que no se cura puede causar inflamación e infección de los senos paranasales (sinusitis).
  • Otras infecciones secundarias. Estas incluyen faringitis estreptocócica, neumonía y tos ferina o bronquitis en niños. Estas infecciones deben ser tratadas por un médico.

Prevención

No hay una vacuna para el resfriado común, pero puedes tomar precauciones con sentido común para reducir la propagación de los virus del resfriado:

  • Lávate las manos. Lávate bien las manos y con frecuencia con agua y jabón, y enséñales a tus hijos la importancia de hacerlo. Si no tienes agua y jabón a la mano, usa un desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Desinfecta tus cosas. Limpia las superficies de la cocina y el baño con desinfectante, especialmente cuando alguien en tu familia esté resfriado. Lava los juguetes de los niños periódicamente.
  • Utiliza pañuelos. Estornuda y tose en los pañuelos. Tira los pañuelos usados de inmediato, luego lávate bien las manos.

    Enséñales a los niños a estornudar o toser en la parte interna del codo cuando no tengan un pañuelo. De esa forma cubren su boca sin usar las manos.

  • No compartas. No compartas vasos o utensilios con otros miembros de la familia. Usa tu propio vaso o vasos desechables cuando alguien más esté enfermo. Etiqueta la taza o el vaso con el nombre de la persona resfriada.
  • Aléjate de los resfriados. Evita el contacto cercano con cualquier persona que haya estado resfriada.
  • Elige tu guardería de manera inteligente. Busca una guardería con buenas prácticas de higiene y políticas claras sobre mantener a los niños enfermos en casa.
  • Cuídate. Comer bien, hacer ejercicio y dormir lo suficiente, además de controlar el estrés puede ayudarte a mantener lejos los resfriados.
Aug. 24, 2017
References
  1. Sexton DJ, et al. The common cold in adults: Diagnosis and clinical features. http://www.uptodate.com/home. Consultado el 4 de febrero de 2016.
  2. Sexton DJ, et al. The common cold in adults: Treatment and prevention. http://www.uptodate.com/home. Consultado el 4 de febrero de 2016.
  3. Ask Mayo Expert. Upper respiratory tract infection. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2014.
  4. Common colds: Protect yourself and others. Centers for Disease Control and Prevention. http://www.cdc.gov/features/rhinoviruses/. Consultado el 5 de febrero de 2016.
  5. Pappas DE, et al. The common cold in children: Clinical features and diagnosis. http://www.uptodate.com/home. Consultado el 4 de febrero de 2016.
  6. Pappas DE, et al. The common cold in children: Treatment and prevention. http://www.uptodate.com/home. Consultado el 4 de febrero de 2016.
  7. Cough and cold medicine: Not for children. American Academy of Pediatrics. https://www.aap.org/en-us/about-the-aap/aap-press-room/aap-press-room-media-center/Pages/Cough-and-Cold-Medicine-Not-for-Children.aspx. Consultado el 5 de febrero de 2016.
  8. Get set for winter illness season. U.S. Food and Drug Administration. http://www.fda.gov/forconsumers/consumerupdates/ucm092805.htm. Consultado el 5 de febrero de 2016.
  9. Common cold. Natural Medicines Comprehensive Database. http://www.naturaldatabase.com. Consultado el 5 de febrero de 2016.
  10. Sore throats. American Academy of Otolaryngology — Head and Neck Surgery. http://www.entnet.org/content/sore-throats. Consultado el 22 de febrero de 2016.