Medicamentos para el asma: conoce tus opciones

¿Estás confundido en cuanto a tus medicamentos para el asma? Esto es lo que necesitas saber para ordenar las clases principales y los numerosos subtipos de medicamentos para el asma.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Los tipos y dosis de medicamentos para el asma que necesites dependen de tu edad, de los síntomas, de la gravedad del asma y de los efectos secundarios del medicamento.

Debido a que el asma puede cambiar con el transcurso del tiempo, trabaja de cerca con tu médico para seguir tus síntomas y ajustar los medicamentos para el asma, en caso de ser necesario.

Tipos de medicamentos contra el asma

Categoría Objetivo Tipos de medicamentos
Medicamentos para controlar el asma a largo plazo Se toman regularmente para controlar síntomas crónicos y prevenir ataques de asma; son el tipo más importante de tratamiento para la mayoría de los pacientes con asma
  • Corticoesteroides inhalados
  • Modificadores de leucotrienos
  • Agonistas beta de acción prolongada
  • Teofilina
  • Inhaladores de combinación que contienen un corticoesteroide y un antagonista beta de acción prolongada
Medicamentos de alivio rápido (medicamentos de rescate) Se toman según sea necesario para el alivio rápido y a corto plazo de los síntomas; se usan para prevenir o tratar un ataque de asma
  • Agonistas beta de acción rápida, como salbutamol
  • Ipratropio (Atrovent)
  • Corticoesteroides orales e intravenosos (para ataques de asma graves)
Medicamentos para el asma alérgica Se toman regularmente o según sea necesario para reducir la sensibilidad del cuerpo a una determinada sustancia que causa alergia (alérgeno)
  • Vacunas contra la alergia (inmunoterapia)
  • Omalizumab (Xolair)

Medicamentos de control a largo plazo

Muchas personas con asma necesitan tomar medicamentos de control a largo plazo todos los días, incluso cuando no tienen síntomas. Hay varios tipos de medicamentos de control a largo plazo, entre ellos los siguientes.

Corticoesteroides para inhalar

Estos medicamentos antiinflamatorios son los medicamentos de control a largo plazo para el asma más eficaces y más usados. Reducen la hinchazón y el estrechamiento de las vías respiratorias. Es posible que debas usar esos medicamentos durante varios meses antes de obtener el máximo beneficio.

Algunos corticoesteroides para inhalar son:

  • Fluticasona (Flovent HFA)
  • Budesonida (Pulmicort)
  • Mometasona (Asmanex Twisthaler)
  • Beclometasona (Qvar)
  • Ciclesonida (Alvesco)
  • Flunisolida (Aerospan HFA)

En los niños, el uso prolongado de los corticoesteroides para inhalar puede retrasar ligeramente el crecimiento, pero los beneficios de usar estos medicamentos para mantener un buen control del asma generalmente son mayores que los riesgos. El uso regular de los corticoesteroides para inhalar ayuda a mantener bajo control las crisis asmáticas y otros problemas relacionados con el asma mal controlada.

Los corticoesteroides para inhalar generalmente no provocan efectos secundarios graves. Cuando se producen efectos secundarios, estos pueden comprender irritación de la boca y la garganta, y candidosis oral. Si usas un inhalador de dosis medida, utiliza un espaciador y enjuágate la boca con agua después de cada uso para reducir la cantidad de medicamento que puedas tragar y que el cuerpo pueda absorber.

Modificadores de leucotrienos

Estos medicamentos bloquean los efectos de los leucotrienos, unas sustancias químicas del sistema inmunitario que provocan síntomas del asma. Los modificadores de leucotrienos pueden ayudar a prevenir los síntomas durante un máximo de 24 horas. Por ejemplo:

  • Montelukast (Singulair)
  • Zafirlukast (Accolate)
  • Zileutón (Zyflo)

En ocasiones excepcionales, el montelukast se ha asociado con reacciones psicológicas, como agitación, agresión, alucinaciones, depresión y pensamientos suicidas. Consulta con tu médico de inmediato si tienes alguna reacción inusual.

Agonistas beta de acción prolongada

Estos medicamentos broncodilatadores abren las vías respiratorias y reducen la hinchazón durante por lo menos 12 horas. Se utilizan de acuerdo con un cronograma regular para controlar el asma moderada a grave y para prevenir los síntomas nocturnos. Aunque son eficaces, se han relacionado con crisis asmáticas fuertes. Por este motivo, los agonistas beta de acción prolongada solo se toman en combinación con un corticoesteroide para inhalar.

Algunos agonistas beta de acción prolongada son:

  • Salmeterol (Serevent)
  • Formoterol (Foradil, Perforomist)

Teofilina

Este broncodilatador se toma diariamente en forma de píldora para tratar el asma leve. La teofilina (Theo-24, Uniphyl y otros) relaja las vías respiratorias y disminuye la respuesta de los pulmones a los irritantes. Puede ser útil para los síntomas nocturnos del asma. Es posible que debas hacerte análisis de sangre con regularidad para asegurarte de que la dosis que recibes es la correcta. Algunos posibles efectos secundarios de la teofilina son el insomnio y el reflujo gastroesofágico.

Inhaladores de combinación: corticoesteroides y agonistas beta de acción prolongada

Algunas combinaciones de medicamentos contra el asma para inhalar contienen tanto un corticoesteroide como un broncodilatador:

  • Fluticasona y salmeterol (Advair Diskus)
  • Budesonida y formoterol (Symbicort)
  • Mometasona y formoterol (Dulera)
  • Fluticasona y vilanterol (Breo)

Al igual que otros medicamentos agonistas beta de acción prolongada, estos inhaladores pueden aumentar el riesgo de tener una crisis asmática grave y deben utilizarse con precaución.

Sept. 18, 2015