Descripción general

El equipo de Cirugía cardiovascular de Mayo Clinic proporciona atención médica de calidad para afecciones complejas y graves que afectan a personas de todas las edades. Los cirujanos cardíacos y torácicos de Mayo Clinic diagnostican y tratan quirúrgicamente afecciones del corazón, los pulmones y el tórax. Ellos realizan miles de cirugías cada año en los campus de la clínica en Arizona, Florida y Minnesota.

Nuestros cirujanos están a la vanguardia del tratamiento de enfermedades cardiovasculares y cardiotorácicas con el uso de las últimas innovaciones, como la cirugía cardíaca mínimamente invasiva con técnicas asistidas por robot.

Un equipo centrado en ti

Los cirujanos cardiovasculares y cardiotorácicos de Mayo Clinic forman parte de un equipo multidisciplinario que brinda atención especializada adaptada a tus necesidades. Según tus necesidades, el equipo puede incluir especialistas en medicina cardiovascular, gastroenterología y hepatología, cirugía general, hematología, oncología, otorrinolaringología, medicina pulmonar, medicina de cuidados intensivos, medicina vascular, cirugía endovascular, anestesiología, patología, radiología, pediatría o fisioterapia. El equipo de atención médica también puede incluir al personal de enfermería diplomado y especializado, los asociados médicos, los dietistas y los genetistas.

Nuestro enfoque de equipo significa que los resultados de tus pruebas están disponibles rápidamente, que las citas se programan de manera coordinada y que muchos especialistas discuten el mejor enfoque para ti. Lo que puede tardar meses en otros lugares, aquí puede lograrse en días.

Experiencia en tratamientos avanzados e innovaciones

Nuestros cirujanos realizan más de 4.500 cirugías cardíacas al año. Son expertos en tratar afecciones graves y en realizar procedimientos complejos, incluidos cirugía por insuficiencia cardíaca, trasplante de corazón, cirugía de la válvula cardíaca, cirugía para tratar defectos congénitos en niños y enfermedad cardíaca congénita en adultos, reemplazo de válvula aórtica transcatéter e implante de dispositivos de asistencia ventricular, además de corazones totalmente artificiales.

Nuestros cirujanos también son expertos en reoperaciones cardíacas, que a veces se deben al deterioro de una válvula de reemplazo anterior o al desarrollo de una nueva enfermedad cardíaca. Las reoperaciones cardíacas son incluso más complejas que las primeras cirugías; esto se debe al tejido cicatricial y a otras afecciones subyacentes de las personas que necesitan este tratamiento. Las personas que regresan por una segunda o incluso tercera cirugía de corazón necesitan cirujanos con una serie de habilidades y técnicas quirúrgicas más avanzadas. Los cirujanos de Mayo Clinic realizan más de 300 reoperaciones cardíacas al año.

En la sede de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, se realizan cirugías cardíacas pediátricas. Los cirujanos cardiovasculares con formación en el tratamiento de niños trabajan en estrecha colaboración con médicos especializados en el tratamiento de afecciones cardiovasculares en niños y adolescentes (cardiólogos pediátricos) y con otros especialistas pediátricos para proporcionar una atención integral.

Las clínicas, los hospitales y los centros de atención médica del Sistema de Salud de Mayo Clinic atienden a más de 60 comunidades de Iowa, Wisconsin y Minnesota. Los cirujanos cardiovasculares también realizan cirugías en el Sistema de Salud de Mayo Clinic en Eau Claire, Wisconsin.

Investigación para mejorar la atención quirúrgica

Nuestros cirujanos cardiovasculares y cardiotorácicos son líderes en investigar y adoptar nuevos enfoques y técnicas. Por ejemplo, utilizaron una nueva estrategia para tratar el síndrome del hemicardio izquierdo hipoplásico, llamado tratamiento extrauterino intraparto, que les permite, en determinadas situaciones, tratar este síndrome sin circulación extracorpórea para una operación a corazón abierto.

También participan en innovadores estudios para mejorar los corazones y pulmones de los donantes antes de su trasplante. Con una técnica llamada perfusión ex vivo, se suministra a los órganos de los donantes sangre y oxígeno extracorpóreos a través de máquinas para mejorar sus funciones antes del trasplante.

Nuestros científicos médicos colaboran con investigadores en todo el mundo y, de esta forma, contribuyen a los avances en cirugía cardiovascular que mejoran la atención médica cardíaca para las personas de todas partes del mundo.