Descripción general

Un dispositivo de asistencia ventricular, también conocido como dispositivo mecánico de asistencia circulatoria, es un dispositivo que ayuda al corazón a bombear desde las cavidades inferiores del corazón (ventrículos) hacia el resto del cuerpo. Es posible que se deba realizar una cirugía para implantar el dispositivo de asistencia ventricular mientras esperas el trasplante de corazón o para ayudar a que tu corazón produzca suficiente flujo sanguíneo de forma permanente.

Si bien un dispositivo de asistencia ventricular se puede colocar (implantar) en uno o ambos ventrículos, se implanta con mayor frecuencia en el ventrículo izquierdo. Cuando se coloca en el ventrículo izquierdo, se lo denomina dispositivo de asistencia ventricular izquierda.

Los dispositivos de asistencia ventricular izquierda actuales brindan un flujo sanguíneo constante desde el corazón hacia el cuerpo. Estos dispositivos de asistencia ventricular izquierda se llaman dispositivos de flujo continuo.

El procedimiento para implantar un dispositivo de asistencia ventricular generalmente requiere una cirugía a corazón abierto y tiene riesgos graves. Sin embargo, un dispositivo de asistencia ventricular puede salvarte la vida si tienes insuficiencia cardíaca grave.

Descripción general de los dispositivos de asistencia ventricular

Por qué se realiza

El médico puede recomendarte que te coloquen un dispositivo de asistencia ventricular si:

  • Estás esperando para recibir un trasplante de corazón (puente al trasplante). El dispositivo de asistencia ventricular puede usarse de manera temporal mientras esperas a que haya un corazón donado disponible. El dispositivo de asistencia ventricular puede mantener el bombeo de sangre por el cuerpo a pesar de que tu corazón esté dañado. Este se retirará cuando recibas el nuevo corazón. El dispositivo de asistencia ventricular también puede ayudar a otros órganos del cuerpo a funcionar mejor mientras estás esperando para recibir un trasplante de corazón.
  • No puedes recibir un trasplante de corazón debido a tu edad u otros factores (terapia de destino). Los dispositivos de asistencia ventricular se emplean cada vez más como tratamiento permanente para personas que padecen de insuficiencia cardíaca pero que no son buenos candidatos para un trasplante de corazón. Este tipo de tratamiento se denominada terapia de destino. Si tienes insuficiencia cardíaca, la terapia a largo plazo con un dispositivo de asistencia ventricular puede mejorar tu calidad de vida. En raras ocasiones, el dispositivo de asistencia ventricular puede mejorar las afecciones previas para que puedas ser elegible para recibir un trasplante de corazón.
  • Tienes insuficiencia cardíaca temporal (puente a la recuperación). Si tienes una insuficiencia cardíaca temporal, es posible que el médico te recomiende el implante de un dispositivo de asistencia ventricular hasta que el corazón se encuentre lo suficientemente sano para bombear sangre por sí mismo nuevamente.

Para decidir si el dispositivo de asistencia ventricular es el tratamiento correcto para tu afección y seleccionar el mejor dispositivo para ti, el médico considerará lo siguiente:

  • La gravedad de la insuficiencia cardíaca
  • Otras afecciones médicas graves que tengas
  • El funcionamiento de las cavidades de bombeo principales del corazón
  • Tu capacidad para tomar anticoagulantes de forma segura
  • Cuánto apoyo social recibes de tu familia y tus amigos
  • Tu salud mental y tu capacidad para cuidar un dispositivo de asistencia ventricular

Riesgos

Los riesgos y las complicaciones posibles asociados con la implantación y el uso de un dispositivo de asistencia ventricular incluyen lo siguiente:

  • Sangrado. Cualquier cirugía puede aumentar el riesgo de sangrado.
  • Coágulos sanguíneos. A medida que la sangre se mueve a través del dispositivo de asistencia ventricular, se pueden formar coágulos de sangre. Los coágulos sanguíneos producidos por un dispositivo de asistencia ventricular pueden frenar o bloquear el flujo de sangre y provocar un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco o problemas con el dispositivo.
  • Infección. Debido a que la fuente de alimentación y la unidad de control del dispositivo de asistencia ventricular se encuentra fuera del cuerpo y está conectada mediante un cable (línea) a través de una abertura pequeña (puerto) en la piel, existe un mayor riesgo de que ingresen gérmenes en esta zona. Esto puede causar una infección en el sitio o en la sangre.
  • Problemas con el dispositivo. A veces, es posible que el dispositivo de asistencia ventricular deje de funcionar correctamente una vez que está implantado. Por ejemplo, es posible que el dispositivo no bombee sangre correctamente o que la fuente de alimentación falle. Cada uno de estos problemas requiere atención médica inmediata y es posible que se necesite reemplazar la bomba.
  • Insuficiencia cardíaca derecha. Si tienes un dispositivo de asistencia ventricular izquierda implantado, el ventrículo izquierdo del corazón bombeará una mayor cantidad de sangre que antes. Es posible que el ventrículo derecho esté demasiado débil para manejar una cantidad mayor de sangre. A veces, esto requiere una bomba temporal para ayudar al ventrículo derecho. Es posible que ciertos medicamentos y otros tratamientos ayuden al ventrículo derecho a bombear mejor a largo plazo.

Cómo prepararte

Antes de que te implanten el dispositivo de asistencia ventricular, el médico y el equipo de tratamiento harán lo siguiente:

  • Indicarte qué esperar antes, durante y después de la cirugía
  • Explicarte los posibles riesgos de la cirugía para colocar el dispositivo de asistencia ventricular
  • Analizar las preocupaciones que tengas
  • Preguntarte si tienes alguna directriz médica anticipada
  • Darte instrucciones específicas que deberás seguir durante la recuperación en casa

Puedes prepararte para la cirugía de colocación del dispositivo de asistencia ventricular hablando con tu familia sobre tu hospitalización y el tipo de ayuda que necesitarás en casa a medida que te recuperas.

Alimentos y medicamentos

Deberás dejar de comer o beber durante varias horas antes de la cirugía. El equipo de tratamiento te indicará la hora específica.

El médico o el personal de enfermería revisará los medicamentos que tomas actualmente y te indicará cuáles puedes tomar el día de la cirugía para colocar el dispositivo de asistencia ventricular, si es que puedes tomar alguno. Sería útil que hagas una lista de todos los medicamentos que tomas y que la lleves contigo al hospital. El equipo de tratamiento también te preguntará si tienes alergia a algún medicamento.

Ropa y elementos personales

Además de la lista de medicamentos, es posible que el equipo del tratamiento te pida que lleves otros artículos al hospital, incluido lo siguiente:

  • Una copia de tus directrices médicas anticipadas
  • Anteojos, audífonos o prótesis dentales
  • Artículos para el cuidado personal, como un cepillo de dientes, un cepillo o peine, y herramientas para afeitarse
  • Ropa suelta y cómoda
  • Elementos que te ayuden a relajarte, como reproductores de música portátiles o libros

Es posible que te pidan que evites usar lo siguiente:

  • Lentes de contacto
  • Prótesis dentales
  • Anteojos
  • Joyas
  • Esmalte de uñas

Lo que puedes esperar

Antes del procedimiento

Si te implantan un dispositivo de asistencia ventricular, esto se realizará mediante cirugía. Generalmente, te ingresarán al hospital unos días antes de la cirugía para realizarte pruebas y asegurar que el dispositivo de asistencia ventricular sea la mejor opción de tratamiento para ti. Las pruebas que se realizan antes de implantar el dispositivo de asistencia ventricular pueden incluir lo siguiente:

  • Análisis de sangre. Antes de la cirugía para colocar el dispositivo de asistencia ventricular, el médico indicará que se realicen análisis de sangre para comprobar el funcionamiento del corazón y otros órganos, especialmente el hígado y los riñones. Se realizará un hemograma completo y estudios de coagulación de la sangre para asegurar que tu sangre no sea demasiado líquida para la cirugía.
  • Electrocardiograma. Esta prueba rápida e indolora registra las señales eléctricas del corazón. Puede mostrar el tiempo y la duración de los latidos del corazón.
  • Radiografía de pecho. Una radiografía de pecho muestra el tamaño y la forma del corazón y puede mostrar ciertos problemas de los pulmones.
  • Ecocardiograma. Las ondas sonoras se utilizan para producir imágenes del corazón en movimiento. Esta prueba muestra la estructura del corazón y las válvulas cardíacas y el flujo sanguíneo a través del corazón. El ecocardiograma puede ayudar a determinar si el dispositivo de asistencia ventricular es la opción de tratamiento correcta.
  • Cateterismo cardíaco. El médico introduce una sonda fina y flexible (catéter) en un vaso sanguíneo y lo dirige hasta el corazón mediante rayos X cómo guía para medir la presión y el flujo del corazón. Esta prueba puede ayudar a determinar si una persona es un buen candidato para recibir un dispositivo de asistencia ventricular o si se necesita otro tratamiento.
Un coordinador de dispositivos de asistencia ventricular habla de uno de los dispositivos con una persona. Consulta con un coordinador de dispositivos de asistencia ventricular en Mayo Clinic

Un coordinador de dispositivos de asistencia ventricular habla de uno de los dispositivos con una persona.

Nota: este contenido se creó antes de la pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) y no describe los protocolos adecuados para la pandemia. Respeta todas las pautas recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades relativas al uso de mascarillas y al distanciamiento físico.

Mientras estés en el hospital preparándote para la cirugía para colocar el dispositivo de asistencia ventricular, puedes recibir otros tratamientos para el corazón debilitado o la insuficiencia cardíaca. Antes del procedimiento, el personal de enfermería o un técnico te afeitarán la zona del pecho donde se realizará la cirugía.

Durante el procedimiento

La cirugía para colocar el dispositivo de asistencia ventricular la realiza un equipo de médicos y de personal de enfermería que trabajan en conjunto. Los miembros de este equipo incluirán:

  • Cirujanos del corazón (cirujanos cardiovasculares)
  • Personal de enfermería capacitado en cirugías (personal de enfermería quirúrgico)
  • Médicos capacitados en la administración de medicamentos para dormirte durante la cirugía (anestesiólogos)

La colocación de un dispositivo de asistencia ventricular a menudo requiere una cirugía a corazón abierto. La cirugía para colocar el dispositivo de asistencia ventricular generalmente toma tres horas o más. Puedes esperar que ocurra lo siguiente:

  • Recibirás medicamentos por vía intravenosa que te dormirán y harán que no sientas dolor durante la cirugía.
  • En el transcurso de la cirugía, te conectarán a una máquina que te ayudará a respirar (respirador).
  • Durante la cirugía, es posible que se utilicen medicamentos para detener el corazón. De ser así, estarás conectado a una máquina de circulación extracorpórea, que mantiene la sangre rica en oxígeno en movimiento a través de tu cuerpo durante la cirugía.

Para implantar el dispositivo de asistencia ventricular izquierda, el cirujano hace una incisión en el centro del pecho. Luego, separa el hueso del pecho (el esternón) para ver mejor el corazón y colocar el dispositivo.

El dispositivo de asistencia ventricular izquierda tiene varias partes. La bomba principal se inserta en la punta del corazón. La sangre se bombea a través de un tubo de plástico flexible hacia la arteria principal del cuerpo (aorta). La aorta envía sangre al resto del cuerpo. Un cable insertado a través de la piel conecta la bomba mecánica a la unidad de control (controlador) y la batería que están fuera del cuerpo.

Una vez que el dispositivo de asistencia ventricular se implante y funcione correctamente, te desconectarán de la máquina de circulación extracorpórea para que el dispositivo de asistencia ventricular pueda comenzar a bombear sangre.

Después del procedimiento

Después de la cirugía para implantar un dispositivo de asistencia ventricular, permanecerás en la unidad de cuidados intensivos para que el equipo de tratamiento pueda ajustar los tratamientos del corazón según sea necesario y controlar las posibles complicaciones. Mientras estés en la unidad de cuidados intensivos, usarás o recibirás lo siguiente:

  • Líquidos y medicamentos administrados por vía intravenosa
  • Tubos para drenar la orina de la vejiga
  • Tubos para drenar líquido y sangre del corazón y el pecho
  • Antibióticos para prevenir infecciones
  • Medicamentos anticoagulantes para prevenir los coágulos sanguíneos

Es posible que los pulmones no funcionen correctamente de inmediato después de la cirugía; por eso, es posible que debas permanecer conectado a un respirador durante unos días hasta que puedas respirar por tu cuenta.

Después de unos días en la unidad de cuidados intensivos, es probable que te trasladen a una habitación de hospital normal. La duración de tu estancia en el hospital dependerá de tu salud antes del procedimiento y de la rapidez con la que te recuperes después de este.

Antes de regresar a tu casa, el personal de enfermería, el fisioterapeuta y otros especialistas médicos te ayudarán a volverte más activo y fuerte. Te ayudarán a incorporarte, levantarte de la cama y caminar. Si necesitas más tiempo para recuperar la fuerza, el médico puede recomendarte una estancia corta en unas instalaciones para rehabilitación.

Después de la cirugía para colocar el dispositivo de asistencia ventricular, el médico o el personal de enfermería les explicarán a ti y a tu familia cómo vivir con este dispositivo y cómo cuidar de él adecuadamente. Tú y tu familia aprenderán lo siguiente:

  • Cuáles son los síntomas de infección, incluidos fiebre y dolor, enrojecimiento o exudado cerca del sitio de la incisión
  • Qué hacer si el dispositivo de asistencia ventricular no está funcionando correctamente
  • Cómo mantener limpios el sitio de la incisión y el cable del dispositivo de asistencia ventricular
  • Cómo ducharte sin dañar el dispositivo
  • Consejos para viajar con el dispositivo de asistencia ventricular
  • Formas de disminuir el estrés y la ansiedad al vivir con un dispositivo de asistencia ventricular
  • Cuándo podrás retomar las actividades diarias de forma segura, como conducir, hacer ejercicio, ir al trabajo o tener relaciones sexuales

Resultados

Es probable que debas asistir a controles semanales con el médico durante el primer mes después de que te coloquen el dispositivo de asistencia ventricular para asegurar que esté funcionando correctamente y buscar posibles complicaciones. El médico escuchará el corazón con un estetoscopio y te medirá la presión arterial. Es posible que tengas que hacerte pruebas especiales para controlar la presión arterial y los latidos.

A medida que te recuperas de la cirugía, generalmente necesitarás menos citas de seguimiento. El médico te recetará un medicamento anticoagulante como warfarina (Jantoven) para ayudar a prevenir la formación de coágulos sanguíneos. Necesitarás hacerte análisis de sangre periódicos para controlar los efectos del medicamento.

Rehabilitación cardíaca

Después de que te coloquen un dispositivo de asistencia ventricular, el médico puede recomendar una rehabilitación cardíaca. La rehabilitación cardíaca es un programa de ejercicio educativo y personalizado que te enseña formas de mejorar la salud del corazón después de la cirugía cardíaca. La rehabilitación cardíaca te ayuda a incorporar cambios para lograr un estilo de vida saludable, como ejercicios, una dieta saludable para el corazón y el manejo del estrés.

Dispositivos de asistencia ventricular y trasplantes de corazón

Si te implantaron un dispositivo de asistencia ventricular para que tu corazón pueda bombear sangre mientras esperas un trasplante de corazón, estarás en estrecho contacto con un médico y un centro de trasplantes mientras estás en la lista de espera. Es probable que haya restricciones sobre la distancia a la que debes estar del hospital en caso de que un corazón donado se encuentre disponible.

Afrontamiento y apoyo

Si te sientes ansioso o frustrado por tener que vivir con un dispositivo de asistencia ventricular, plantéate compartir tus pensamientos y sentimientos con los médicos, tu familia o un consejero profesional. A algunas personas les resulta útil unirse a un grupo de apoyo con personas que están pasando o que han pasado por experiencias similares. El grupo de apoyo te brinda la oportunidad de hablar sobre tus experiencias personales, sentimientos y estrategias de afrontamiento.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de pruebas y procedimientos para ayudar a prevenir, detectar, tratar o controlar las afecciones.

Dispositivo de asistencia ventricular - atención en Mayo Clinic

May 11, 2022
  1. Yancy CW, et al. 2017 ACC/AHA/HFSA focused update of the 2013 ACCF/AHA guideline for the management of heart failure. Circulation. 2017; doi:10.1161/CIR.0000000000000509.
  2. Ventricular assist device. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/ventricular-assist-device. Accessed June 8, 2021.
  3. Miller LW, et al. Evolution of left ventricular assist device therapy for advanced heart failure: A review. JAMA Cardiology. 2018; doi:10.1001/jamacardio.2018.0522.
  4. Vieira JL, et al. Mechanical circulatory support devices in advanced heart failure: 2020 and beyond. Progress in Cardiovascular Diseases. 2020; doi:10.1016/j.pcad.2020.09.003.
  5. Bonow RO, et al., eds. Mechanical circulatory support. In: Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed June 8, 2021.
  6. Brown AY. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. May 21, 2021.
  7. How can I prepare for heart surgery? American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/consumer-healthcare/answers-by-heart-fact-sheets/answers-by-heart-fact-sheets-treatments-and-tests. Accessed June 8, 2021.
  8. Office of Patient Education. Getting ready for heart surgery. Mayo Clinic; 2011.
  9. Brown DL. Ventricular assist device therapy in advanced heart failure. In: Cardiac Intensive Care. 3rd ed. Elsevier. 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed June 8, 2021.
  10. Mancini D. Practical management of long-term mechanical circulatory support devices. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed June 8, 2021.
  11. O'Horo JC, et al. Left ventricular assist device infections: A systematic review. ASAIO Journal. 2018; doi:10.1097/MAT.0000000000000684.
  12. Allen LA, et al. Effectiveness of an intervention supporting shared decision making for destination therapy left ventricular assist device: The DECIDE-LVAD randomized clinical trial. JAMA. 2018; doi:10.1001/jamainternmed.2017.8713.
  13. Pasrija C, et al. Less invasive left ventricular assist device implantation may reduce right ventricular failure. Interactive Cardiovascular and Thoracic Surgery. 2019; doi:10.1093/icvts/ivz143.
  14. Bachmann JM, et al. Association of cardiac rehabilitation with decreased hospitalizations and mortality after ventricular assist device implantation. JACC Heart Failure. 2018; doi:10.1016/j.jchf.2017.11.002.
  15. Sen A, et al. Mechanical circulatory assist devices: A primer for critical care and emergency physicians. Critical Care. 2016; doi:10.1186/s13054-016-1328-z.
  16. Parsons PE, eds. Ventricular assist device. In: Critical Care Secrets. 6th ed. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed June 18, 2021.
  17. Rosenbaum AN (expert opinion). Mayo Clinic. June 21, 2021.
  18. Dunlay SM (expert opinion). Mayo Clinic. March 12, 2019.