Una colonoscopia es un estudio para detectar alteraciones o anomalías en la longitud del intestino grueso (colon) y del recto.

Durante una colonoscopia, se introduce un tubo largo y flexible (colonoscopio) en el recto. En el extremo del tubo, hay una cámara de video pequeña que le permite al médico observar el interior de todo el colon.

Si es necesario, se pueden extirpar pólipos y otros tipos de tejidos anormales a través del endoscopio, durante la misma colonoscopia. Durante una colonoscopia también se pueden tomar muestras de tejido (biopsias).

June 11, 2014